Miércoles, 16 Agosto, 2017

            

El Granada CF ya no puede caer más bajo (2-1)

Los rojiblancos perdieron ante el Osasuna en Navarra, con lo que caen hasta la última posición de la clasificación

Foto: LFP
Román Callejón | @RomanCallejon


image_print

Último partido del Granada CF a domicilio esta temporada, con una nueva alineación del inglés Tony Admas, que apostó por poner a Vezo y Lombán en la defensa para adelantar a Hongla hasta la media, junto a Krhin y a Angban. En la línea de ataque Boga entró de inicio haciendo tripleta con Pereira y Ramos.

Con esta alineación, los rojiblancos se peleaban con el Osasuna por no ocupar la última plaza de la clasificación. A pesar de estar ya ambos descendidos, el farolillo rojo supone una mayor merma en la compensación económica por parte de la Liga.

El partido comenzó con más decisión de los locales. Los de Vasiljevic, que querían de buena imagen ante su afición, pero después de unos minutos iniciales con dominio, los nazaríes encararon la situación y dieron un paso al frente, no para dominar totalmente, pero sí para jugar de igual a igual.

En el minuto 7, los visitantes protagonizaron un acercamiento acertado. Una buena subida de Foulquier por la izquierda acabó un centro con el exterior al punto de penalti y la estirada en plancha de Adrián Ramos, que no llegó al remate por muy poco.

Los rojillos volvieron a meter una marcha más y esto se notó en su juego. Kenan Kodro falló una clarísima, solo delante de Ochoa, cuando rompió el fuera de juego al recibir un balón llovido en el borde del área. El control fue bueno, pero el remate, muy malo, se marchó alto. Esta ocasión llegó en una segunda jugada, después de un disparo directo de falta, desde el costado izquierdo, que el meta mexicano sacó con acierto.

Esto solo fue un aviso, porque esa apariencia de mejoría del Granada, se quedó en nada. El Osasuna marcó en la siguiente jugada a balón parado. Steven remató desde dentro del área, casi sin oposición, un saque de córner al punto de penalti, después de que se produjera un primer remate y una serie de rechaces que la defensa rojiblanca no acertó a despejar (1-0).

Después del tanto, los de Adams dieron la réplica con un mano a mano de Boga, tras pase filtrado de Foulquier. El mediapunta disparó con pierna izquierda, pero Sirigu se empleó con acierto y evitó el empate.

A partir de aquí, el Osasuna se creció y se hizo con el mando del partido. Las ocasiones se sucedieron una detrás de otra. Una vez más, el Granada fallaba en la media, dejaba a los locales generar y crear a su antojo, además de mostrar una baja intensidad defensiva. Los navarros tuvieron varias oportunidades que no fueron definitivas, pero que emanaban bastante peligro.

Aunque esta vez el fútbol sonrió en Granada y, pese a haber realizado una pésima primera mitad, lograron el empate. La calidad de Pereira y de Ramos, que por desgracia no ha lucido durante gran parte de la campaña, sí que afloró para convertir el tanto del empate, también gracias a la ayuda de la defensa de Osasuna, muy mal en el marcaje. Un saque medido de falta de Pereira sirvió para que Adrián Ramos dejara atrás a su par, se alzara y rematara de cabeza al fondo de la red (1-1). Inapelable el cabezazo. Lo mejor y casi lo único del Granada en este periodo.

El gol y el descanso sentaron bien a los rojiblancos, que empezaron la segunda mitad más enchufados. Forzaron su primer córner favorable y jugaron más cerca de la portería de Sirigu. Tanto en ataque estático, como a la contra, como a balón parado, parcela en la que sufría Osasuna, los de Adams crecieron y generaron más.

Las fuerzas se equilibraron pasados este empuje inicial y ambas escuadras comenzaron a jugar al mismo nivel. El Granada estaba jugando bien, pero un par de parones en el juego debido a un cambio y a la asistencia que tuvo que recibir Krhin por el impacto de su cabeza con la de un contrincante hicieron que se desconectara y se volviera a una imagen similar a la de la primera parte. El Osasuna fabrico un par de ocasiones que, de no ser por la mala puntería de Kodro, fueron tan claras que podrían haber subido al marcador.

El Granada tiró entonces de jugadas aisladas y del talento de Ramos, cuyo olfato también casi provoca que los nazaríes se adelantaran en el marcador, pero su remate cruzado escorado desde el segundo palo, tras pase de Mallé, se marchó fuera por poco.

En este ‘toma y daca’, otra jugada a balón parado le costó un tanto en contra al Granada. En una jugada similar a la del primer tanto rojillo, a saque de esquina, Kodro aprovechó el rechace de una buena parada de Ochoa a bocajarro para fusilar con pierna izquierda la portería del mexicano (2-1).

El Granada volvía a ser colista con este resultado, e intentó revertirlo gracias a la acción de uno de los mejores de los rojiblancos. Ramos sacó gran disparo con la izquierda desde la frontal, que sacó de manera magistral Sirigu.

Poco más juego se vería en El Sadar. Lamentable la imagen de esta temporada del Granada, que al final se ve relegado a la última posición. En el día de hoy se vieron retazos de cosas buenas, pero no podía ser de otra manera ante un rival como Osasuna, también descendido y de un nivel similar al de los rojiblancos. Temporada para olvidar.

FICHA TÉCNICA

CA Osasuna: Sirigu; Oier, Aitor Buñuel (Olavida, min. 68), Steven (Unai García, min. 78), Vujadinovic, Berenguer; Raoul Loé, Causic (Clerc, min. 68), R. Torres; Kenan, S. León

Granada CF: Ochoa; Vezo, Lombán, Ingason, Foulquier; Hongla (Uche, min. 84), Angban, Krhin; Boga (Aly Mallé, min. 63), Pereira (Entrena, min. 81), Ramos

Goles: 1-0: Steven, min. 24; 1-1: Ramos, min. 41; 2-1: Kodro, min. 75

Árbitro: Vicandi Garrido (colegio vasco). Amonestó a Sergio León (min. 93), por parte de los locales, y a Honga (min. 55), Foulquier (min. 66), por parte de los visitantes.

Incidencias: encuentro perteneciente a la Jornada 37 de la Liga Santander entre el CA Osasuna y el Granada CF, disputado en el Estadio El Sadar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *