Lunes, 16 Julio, 2018

            

El Granada CF ya es equipo de Segunda (2-1)

La Real Sociedad culminó la agonía del equipo rojiblanco y mandó a los nazaríes a la categoría de Plata de manera matemática

Foto: LFP
Román Callejón | @RomanCallejon


image_print

Día decisivo para el Granada CF, cuyo entrenador, Tony Adams, volvió a poner en liza una alineación diferente a la que se vio el pasado martes en Los Cármenes. Foulquier recuperaba la titularidad en la defensa, mientras que la media fue la línea que presentó más novedades, con la inserción de Angban y el canterano Ali Mallé y con la vuelta de Pereira. En la delantera siguió Ramos.

La Real Sociedad no escatimó en su alineación y salió con todo, puesto que no podía quedarse atrás en la disputa por un puesto en la Europa League. Independientemente de la apuesta, cualquier suplente de los vascos sería titular en cualquier equipo de los ‘modestos’ de Primera.

El míster inglés propuso un equipo muy rocoso, con mucho músculo en la media, con el fin de frenar la creatividad de los txuri-urdin, que formaron con el tridente Oyarzábal-Vela-Juanmi. Así, los primeros minutos del encuentro fueron trabados en el centro del campo. El Granada realizó una presión alta e intensiva que se concentró en la franja central del terreno de juego.

Los rojiblancos centraron su ataque por el costado derecho, con un Foulquier que adelantaba su posición constantemente y un Cuenca bastante activo, pero no hubo acercamientos realmente peligrosos. Tampoco los tuvieron los de Eusebio, que estuvieron bien contenidos en los primeros compases del choque. Solo el balón parado destacó de alguna manera.

Así pasaron los minutos y hasta el 26 no llegó el primer disparo a portería del Granada y del partido. Fue Pereira desde la frontal del área, que aprovechó un rechace llovido para probar fortuna, después de una jugada en la que los nazaríes intentaron, pero no inquietaron. Poco a poco Ali Mallé fue entrando en juego. Al Granada se le veían otras formas más serias, que sirvieron para espesar el juego de la Real. Incluso Hongla salió de la cueva y protagonizó una subida que forzó a Rulli a intervenir, aunque el gol no llegaba.

Pero este pseudo-dominio del Granada duró poco. En la recta final del partido, la Real despertó levemente y tomó más protagonismo. Con solo un par de triangulaciones y un par de acciones de calidad, los locales dieron muestras de que eran superiores a los visitantes, quienes tenían que reduplicar esfuerzos para contener a los blanquiazules.

Y así vino el primero, al filo del descanso. Un gran pase por arriba por la derecha, a la espala de Gastón, para Oyarzábal habilitó al atacante vasco para poner el pase atrás desde la línea de fondo para la entrada de Carlos Vela, que batió a placer a Ochoa (1-0).

El tanto fue un mazazo para los visitantes, que volvieron de la caseta con la intención de mantener el ritmo de la primera mitad, pero la Real salió más enchufada y estuvo mejor en la recuperación del balón.

Después de unos minutos en los que se continuó el desorden que reinó en la primera mitad, los de Eusebio seguían dando imagen de ser peligroso. Vela puso a prueba a su compatriota Ochoa, cuando remató, forzado de cabeza, un centro que le llegó desde la derecha de las botas de Xavi Prieto, que ganó nuevamente la espalda de Gastón.

La banda de Gastón Silva fue un coladero, por allí llegaba el peligro gracias a la velocidad del juego txuri-urdin y las diabluras de Oyarzábal. También influyó que el Granada se adelantó un poco, para buscar el tanto, especialmente a la contra. En una de ellas llegó un falló del colegiado, que pitó un fura de juego inexistente de Ramos, que hubiera supuesto el tanto del empate.

Y aunque no apareció apenas en el partido, hizo lo justo para mantener a su equipo con vida. Adrián Ramos se elevó y remató con la cabeza un buen centro desde la derecha de Foulquier. El colombiano aprovechó un error en la marca y saltó prácticamente solo (1-1).

La contienda entró en una fase loca. El partido estaba roto y parecía un correcalles. Las oportunidades se sucedieron de una portería a otra. De un balón al larguero de Juanmi, con intervención de Ochoa, se pasó a un centro de Gastón que casi caza Ramos y, a continuación, una combinación entre Oyarzábal y Juanmi que terminó con un disparo del vasco que se marchó pegado al palo.

Adams movió banquillo y dio entrada a Boga y a Ponce, quería más goles, aunque perdió dominio en el centro del campo. Los blanquiazules encerraron a los rojiblancos, que se replegaron atrás y buscaron el ataque mediante el contragolpe.

Sin embargo, la Real tiró de calidad con nombre de Canales, quien se fabricó un pasó de cuchara dentro del área, donde Juanmi la cazó al vuelo y batió a Ochoa (2-1). Un tanto que mandaba la Granada directamente a la Segunda División.

Después del tanto, ya daba igual todo. Hubo más ocasiones, pero esto ya no importaba. Aunque el Granada hoy sí hizo un partido decente, el duelo de hoy fue la consecución de una temporada desastrosa. Hoy no fue un encuentro que mostrara la peor cara del Granada, pero hoy ha sido solo la gota de un vaso que se ha ido llenando jornada tras jornada y que se ha terminado por derramar, de manera que todo el contenido se ha vertido directamente hacia la Segunda División del fútbol español. El descenso del Granada se ha consumado matemáticamente, las opciones de alcanzar a Leganés se esfuman a falta de tres partidos de que concluya la competición regular.

Después de seis temporadas en la máxima categoría, ha llegado una en la que la entidad rojiblanca acaba su periplo en la liga Santander. Esta campaña ha ido mala desde el inicio de la misma: desde la tardía llegada de los nuevos propietarios chinos, con la consecuente entrada del equipo gestor catalán y su poco margen para realizar fichajes, pasando por los diferentes cambios de entrenador, o la falta de acierto en algunos fichajes.

Día triste para la afición del Granada, a la que no le queda otra que pensar que el ascenso la temporada que viene y tener fe en una directiva que ha decepcionado. Por desgracia, una afición de Primera tiene que batirse el cobre la próxima alentando a un equipo de Segunda.

FICHA TÉNICA

Real Sociedad: Rulli; Zaldúa, González, Navas, Yuri; Xabi Prieto (Canales, min. 69), Illarra, Granero (Zurutuza, min. 59); Oyarzábal, Vela, Juanmi

Granada CF: Ochoa; Foulquier, Hongla, Ingason, Gastón; Uche, Angban, Andreas, Mallé (Boga, min. 62), Cuenca; Ramos (Ponce, min. 68)

Goles: 1-0: Carlos Vela, min. 45; 1-1: Adrián Ramos, min. 65; 2-1:  Juanmi, min 84

Árbitro: Mathey Lahoz (colegio valenciano). Amonestó a Angban (min. 42), Ponce (min. 80), Hongla (min. 87), por parte de los visitantes.

Incidencias: encuentro perteneciente a la Jornada 35 de la Liga Santander entre la Real Sociedad y el Granada CF, disputado en el Estadio de Anoeta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Centro de preferencias de privacidad

¿Quieres cerrar tu cuenta?

Se cerrará tu cuenta y todos los datos se borrarán de manera permanente y no se podrán recuperar ¿Estás seguro?