Lunes, 10 de Diciembre de 2018

            

El Granada CF vive un amargo Día de Reyes en Cádiz (1-0)

Los de Oltra no fueron capaces de vencer a un Cádiz que acabó con diez por la expulsión de Barral | La segunda parte fue completamente para los nazaríes

Kunde disputa un balón en el Carranza | Foto: Liga 123
José L. Moreno | @morenoluaces


image_print

Había ganas de fútbol tras las vacaciones navideñas. Era el partido de la jornada. El equipo más goleador visitaba al menos goleado. Los números de Granada CF y Cádiz invitaban a una tarde de Reyes llena de emociones y el ego de los equipos sobre el verde se hizo notar pronto.

El Granada CF llegó pesado al Ramón de Carranza. Durante los primero minutos del choque, el equipo nazarí, consciente del buen estado de su rival, agobió al Cádiz CF para intentar impedir su juego desahogado. De hecho, los de Álvaro Cervera no vieron la puerta de Javi Varas durante unos largos minutos iniciales.

Los de Oltra lo intentaban en un campo en el que sólo había conseguido los tres puntos Osasuna. Las ocasiones visitantes llegaban a raíz de su buena presión. Con el Granada arriba, el balón fue robado para llegar a las piernas de Sergio Peña, cuyo disparo salió desviado. Poco antes fue el peruano el que votó una falta para que rematara Saunier. El cabezazo del francés no obtuvo su premio, aunque estaba en posición ilegal.

Fue el que menos hizo el que consiguió el premio. Un remate de cabeza de Kecojevic puso el 1-0 para el equipo cadista. El defensa se alzó por encima de la zaga granadinista con la ayuda del bloque de Garrido. Tras el gol, siguió el Granada intentándolo, pero eran los de Cervera los que asustaban con sus llegadas. Álvaro García desbordó a Kunde con pontencia e inteligencia para dejarle a Romera el segundo amarillo. La suerte se alineó con Javi Varas para que el balón fuera directo a sus guantes.

Joselu pudo tener el empate antes de llegar al ecuador. El delantero nazarí recibió el balón al borde del área para inventar un control orientado de killer, pero la vaselina que intentó no consiguió sorprender a Cifuentes. El final de la primera parte llegó con el Cádiz un punto por encima de su rival.

La segunda parte se inició con la sensación de que a los amarillos se les iba a hacer muy larga. El Granada CF dominó la posesión y se plantó en campo contrario para jugar, pero le costaba pisar área. Fue Sergio Peña el que se echó la responsabilidad a la espalda para soltar un disparo que se estrelló en el larguero de Cifuentes, mientras el Cádiz sólo pensaba en defender.

Tuvo que salir Rey Manaj al terreno de juego para desatascar la defensa cadista. Fue el primer jugador en pisar área en la segunda parte y su acción casi acaba en el fondo de las mallas, pero Cifuentes le sacó el mano a mano.

La tensión se podía palpar en los últimos instantes del encuentro. Rey Manaj se encaraba más con los rivales que con la portería y Baena perdía los papeles a la hora de robar el esférico. El protagonismo estaba más centrado en la roja de David Barral y su pasado granadinista que en un partido en el que el Cádiz se mostraba cómodo defendiendo y a los de Oltra no le salían las cosas.

Los nervios eran evidentes antes de que el árbitro pitara el final del encuentro. En Cádiz sabían de la importancia de los tres puntos y el Granada no quería descolgarse de la cabeza del pelotón. Desde el banquillo del Cádiz cogieron el balón que iba a sacar Álex Martínez, lo que generó que ambos cuErpos técnicos se enfrentaran. La mirada se desvió de un partido que pudo empatar Rey Manaj.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.