Miércoles, 19 de Diciembre de 2018

            

El Granada CF vence y convence ante Osasuna

El conjunto rojiblanco ha logrado el triunfo por 2-0 en un partido plácido | Ramos y Vadillo anotaron los goles

Los jugadores del Granada CF celebran el gol de Adrián Ramos | Foto: Antonio L. Juárez
Chema Ruiz España | @Chema_Ruiz22


image_print

El Granada CF ha recuperado la sonrisa. Después de meses de incertidumbre y malabares para paliar las dificultades que aporta el límite salarial, el conjunto rojiblanco ha reforzado el discurso de Diego Martínez con su primer triunfo. El conjunto nazarí se ha impuesto a Osasuna por 2-0 en un encuentro en el que consiguió divertir a su afición. Ramos y Vadillo, brillantes durante todo el choque, anotaron los tantos que han sumado los tres puntos en el casillero granadino.

El Granada regresaba a Los Cármenes para disputar su primer partido ‘grande’ de la temporada, y lo hacía para reencontrarse con su afición después del cierre de un aciago mercado de fichajes. De esta se esperaba el juicio durante el encuentro, pero lo que llegaron fueron los cánticos que no sonaban desde hacía tiempo en las gradas del feudo nazarí. ‘Creemos en vosotros’ rezaba una pancarta mostrada en el fondo de animación, y los jugadores les devolvieron la confianza.

Osasuna llegaba a Granada sin haber ganado, algo que se empezaba a convertir en una obsesión para Arrasate. El técnico vizcaíno no podía contar con David García, por el que entró Imanol García, aunque su puesto en el centro de la zaga lo ocupó Oier. Arriba, entró Xisco en el lugar de David Rodríguez, que se quedó en el banquillo.

Por su parte, el Granada presentó pocas novedades en su alineación. En concreto, solo la entrada de Adrián Ramos por el lesionado Rodri. Sin embargo, la atención la acaparaba uno de los jugadores del banquillo. Alejandro Pozo entró en su primera convocatoria con el conjunto rojiblanco después de perderse el choque ante el Lugo, aunque tuvo que esperar hasta el segundo tiempo para debutar con la elástica rojiblanca.

Con el comienzo del choque llegó una versión inédita del Granada. Los de Diego Martínez se pusieron el mono de trabajo desde el pitido inicial y, con la primera media hora del encuentro ante el Lugo como modelo, comenzaron a desplegar un juego vistoso, rápido y vertical que hizo las delicias de los aficionados.

En una de estas combinaciones llegó el primer tanto. Una elaborada jugada del cuadro rojiblanco terminó con el esférico en las botas de Vadillo en la esquina del área navarra. El extremo filtró un pase que rompió a toda la zaga rojilla -hoy con su vestimenta naranja- para dejar a Adrián Ramos solo frente Rubén. El cafetero, mucho más enchufado que de costumbre, no se puso nervioso y cruzó el balón a la perfección para ponerlo lejos del alcance del meta de Osasuna a los seis minutos de juego.

Con el 1-0 en el electrónico, los rojiblancos dejaron atrás las imprecisiones para regalar otra buena media hora de buen juego en la que, al igual que sucediera en el choque ante el Lugo, pudieron anotar más tantos. En concreto, fue Ramos el que tuvo las ocasiones más claras. En el minuto 12, el cafetero mandó arriba un disparo desde la frontal tras recibir un pase desde la derecha, de nuevo, de Álvaro Vadillo. Más tarde, el peligro llegaría desde el otro extremo, donde Álex Martínez se incorporó al ataque para colocar un certero servicio en la cabeza del cafetero, que no logró poner el esférico entre los postes.

Conforme el encuentro se acercaba al intermedio, el ritmo decayó, aunque esta vez el Granada sí supo mantener la calma con el balón. Pese a ello, fue entonces cuando Osasuna tuvo su primera ocasión de peligro real. Juan Villar se quedó solo ante Rui Silva, al que dribló para anotar. Sin embargo, el guardameta luso supo tapar espacios para provocar que el disparo de Villar se marchase al lateral de la red.

Tras el intermedio, fue Osasuna el que salió más activado. Los de Arrasate comenzaron a mover el balón por dentro con mucha más facilidad que en la primera mitad, lo que también supuso que volvieran a generar peligro sobre la meta rojiblanca. Nacho Vidal, que se metió hasta la cocina, probó el disparo casi sin ángulo, pero encontró el cuerpo de Rui Silva.

Llegó, entonces, el ansiado debut de Pozo. El hervense, que recibió su primera ovación, entró sustituyendo a Fede Vico para rotar su posición con Antonio Puertas y Vadillo. Su ímpetu y velocidad sirvieron para reenganchar al cuadro rojiblanco, que encontró nuevas posibilidades de llegar al área rival desde su entrada.

Precisamente, fue una combinación entre el ‘9’ del Granada y Vadillo lo que originó el segundo gol rojiblanco. Pozo recibió del extremo gaditano y trató sin éxito de zafarse de Nacho Vidal. Sin embargo, el balón suelto lo recogió Vadillo, que fue derribado dentro del área. Trujillo Suárez señaló la pena máxima y fue el mismo Vadillo el que se encargó de ‘fusilar’ a Rubén para poner el 2-0.

A Osasuna se le puso el choque muy cuesta arriba, por lo que apretó para buscar, al menos, recortar distancias. Sin embargo, el conjunto de Diego Martínez no estaba dispuesto a dejar que esto ocurriera. Los rojiblancos volvieron a hacer gala de su solidez defensiva, aunque esta vez le añadieron algo de ‘diversión’ en la faceta ofensiva.

No hubo más movimientos en el marcador, aunque el tercer tanto de los rojiblancos estuvo cerca de llegar en varias ocasiones. Los Cármenes volvió a sonreír con su equipo, que demostró que puede sobreponerse a las dificultades que el límite salarial ha añadido a la planificación de la plantilla sumando su primer triunfo ante un rival llamado a estar arriba.

Ficha técnica:

Granada CF: Rui Silva; Quini, Víctor Díaz, Germán, Álex Martínez; Montoro, Alberto Martín; Puertas, Fede Vico (Pozo 52’), Vadillo (Nico Aguirre 80’); y Adrián Ramos.

CA Osasuna: Rubén; Nacho Vidal, Oier, Unai García, Carlos Clerc; Roberto Torres (Brandon 59’), Íñigo Pérez, Imanol García (Lillo 70’), Rubén García; Juan Villar y Xisco (David Rodríguez 77’).

Goles: 1-0: Adrián Ramos, min. 6; 2-0: Vadillo, de penalti, min. 61.

Árbitro: Trujillo Suárez. Amonestó a los locales Pozo y Víctor Díaz, así como al visitante Oier.

Incidencias: Partido correspondiente a la tercera jornada de La Liga 1|2|3 disputado en el estadio Nuevo Los Cármenes, ante 8.713 espectadores.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.