Jueves, 15 de Noviembre de 2018

            

El Granada CF se resbala en Alcorcón

El conjunto rojiblanco ha sumado su segunda derrota de la temporada por 1-0 en un encuentro marcado por la expulsión de Víctor Díaz y una posible falta sobre Álex Martínez en la que se señaló penalti

Los jugadores del Granada CF protestan la expulsión de Víctor Díaz | Foto: La Liga
Chema Ruiz España | @Chema_Ruiz22


image_print

No se equivocaba Diego Martínez en asegurar que a Alcorcón “hay que ir preparado para sufrir, para competir y para luchar”. Su equipo lo hizo, y de lo lindo, esta tarde, aunque no logró enmendar una situación que se complicó en exceso en seis minutos fatídicos al comienzo del segundo tiempo. Una expulsión desafortunada de Víctor Díaz, que derribó a Nono al resbalarse, dio paso a una mano de Álex Martínez dentro del área que pudo estar precedida por un empujón sobre el lateral. No lo consideró así Díaz de Mera, que señaló el punto de penalti y, desde allí, Juan Muñoz anotó el 1-0 con el que el Granada CF ha sumado su segunda derrota en lo que va de campaña.

Insistía Diego Martínez en la previa del encuentro, ante las cámaras de Movistar Partidazo, en que “la clasificación no significa nada para nosotros ahora mismo”. Sin embargo, la realidad venía inevitablemente marcada por la situación en la tabla clasificatoria. Un triunfo del cuadro rojiblanco en el renovado estadio donde logró el ascenso a Segunda, hace ya más de ocho años, le colocaba líder de La Liga 1|2|3, aunque solo fuese algo anecdótico a estas alturas de competición.

Para lograrlo, el equipo más goleador de la categoría optó en Alcorcón por emplear la misma fórmula que tan buenos resultados le había dado en encuentros anteriores, partiendo desde la alineación. Pozo, que crece a pasos agigantados pese al discreto encuentro de hoy, se ha afianzado en el once en detrimento de Fede Vico, que ha visto el inicio del choque desde el banquillo por tercera jornada consecutiva. Parralo tampoco innovó en exceso su once, y lo que varió fue por obligación. La baja de Sangalli llevó al técnico alfarero a alinear a Álvaro Peña en su lugar, mientras que el resto del once fue el mismo que derrotó al Nástic de Tarragona.

Ramos puso el balón en juego antes de que pasase un minuto de las seis de la tarde y no tardó mucho más el Alcorcón en acaparar la mayor parte del protagonismo del partido. Los de Cristóbal Parralo llevaron la iniciativa en el comienzo del choque, generando algún que otro problema a la zaga nazarí desde sus primeros compases, aunque sin llegar a probar a Rui Silva.

Los rojiblancos, vestidos hoy de negro, tardaron algo más en mostrar sus armas. Hubo que esperar hasta que el choque cumpliese su primer cuarto de hora para que el conjunto granadino fuese capaz de equilibrar el juego, aunque solo fuese durante unos minutos. Puertas, Pozo y, sobre todo, Vadillo dieron alas a un Granada que, hasta entonces, se había limitado a defender las acometidas de un comodísimo Alcorcón.

La reacción nazarí tampoco hizo sufrir en exceso al conjunto local. Solo un par de centímetros pudieron cambiar el rumbo del partido, para un lado o para el otro. Un par les faltó a Montoro, Puertas o Adrián Ramos para rematar un gran centro de Álex Martínez que se paseó por el área alfarera en el minuto 17. Otro par le sobró al tiro cruzado de Nono en el minuto 21 para batir a Rui Silva en una acción que puso fin al mejor momento nazarí.

El Alcorcón, entre interrupción e interrupción, fue recuperando el dominio del choque, aunque ya sin tanta claridad como al comienzo del mismo. Ahora la brega era mayor y las fuerzas estaban más equilibradas. Ambos pudieron perforar la meta de su rival, aunque sin éxito. Pozo, en el minuto 37, se hizo un lío cuando se plantaba solo ante Dani Jiménez, mientras que Dorca, solo tres minutos más tarde, estrelló una gran volea en el travesaño.

Llegó entre rifirrafes el final de unos primeros 45 minutos a los que les habían faltado aciertos, o tal vez errores, para que alguno de los dos pudiera haber desequilibrado el empate inicial. Estos llegaron a la vuelta de vestuarios, y con prisas.

Solo cinco minutos después de la reanudación, los de Diego Martínez se quedaron con un hombre menos sobre el campo al ser expulsado Víctor Díaz. El lateral sevillano vio la cartulina roja directa al resbalarse cuando salía a frenar un contrataque alfarero y derribar a Nono. Pero este no era más que el primero de los dos golpes que recibiría el cuadro nazarí en tan solo seis minutos. El segundo llegó en el 56’, cuando Álex Martínez, que pudo ser empujado, golpeó el balón con la mano dentro del área. Díaz de Mera no dudó en señalar la pena máxima y Juan Muñoz no perdonó. Fusiló a Rui Silva desde los once metros para poner el choque aún más difícil si cabe para los rojiblancos.

Con 1-0 y diez jugadores, al cuadro de Diego Martínez le tocaba remar a contracorriente, y no dudaron en hacerlo con con toda la tripulación. Entraron Quini y Rodri por Vadillo y Álex Martínez, respectivamente, para buscar la recomposición del equipo. No solo la encontraron, sino que los rojiblancos mejoraron notablemente y tuvieron ocasiones claras para lograr la igualada o, quizás, algo más.

El propio Rodri, tras un gran pase de Pozo, pudo poner el empate en el minuto 72, pero Dani Jiménez se hizo grande ante el punta soriano. Más tarde, fue Puertas el que desaprovechó la más clara de la segunda mitad. Montoro colgó el balón al segundo palo desde el cuarto de circunferencia, donde encontró la cabeza de José Antonio Martínez para volver al centro del área. Ahí apareció la testa del ‘10’ rojiblanco que, sin apenas oposición, conectó un remate que se fue rozando el poste.

Los de Cristóbal Parralo supieron darle calma al partido en su último cuarto de hora, demostrando que la mejor defensa de La Liga también se hace efectiva con el balón. Jugó con el cronómetro y tuvo, incluso, la oportunidad de ampliar su ventaja, aunque finalmente no hubo más cambios en el marcador.

Los de Diego Martínez no fueron capaces de convertir alguna de sus ocasiones para romper la imbatibilidad del Alcorcón, aunque no tiraron la toalla hasta que Díaz de Mera hizo sonar su silbato tres veces para decretar el final del partido. El conjunto rojiblanco resbaló en un idóneo momento para dar un golpe sobre la mesa en su ascendente carrera por La Liga 1|2|3, aunque en la décima jornada la caída no duele tanto. Los granadinos caen hasta, al menos, la tercera posición de la tabla, a la espera de que termine el duelo del Deportivo de La Coruña, y ya piensan en su siguiente reto, ya en Los Cármenes, donde aún pisan fuerte.

Ficha técnica:

AD Alcorcón: Dani Jiménez; Laure, Bellvís, Burgos, David Fernández; Álvaro Peña (Héctor Rodas 88’), Dorca, Eddy Silvestre, Nono (Borja Galán 76’); Juan Muñoz (Jonathan Pereira 90’) y Víctor Casadesús.

Granada CF: Rui Silva; Víctor Díaz, José Antonio Martínez, Germán, Álex Martínez (Rodri 63’); Montoro, Fede San Emeterio; Vadillo (Quini 53’), Antonio Puertas (Fede Vico 78’), Pozo; y Adrián Ramos.

Goles: 1-0: Juan Muñoz, de penalti, min. 57.

Árbitro: Díaz de Mera. Amonestó a los locales Eddy Silvestre y Nono, así como a los visitantes Álex Martínez, Adrián Ramos, Montoro y Fede Vico. Expulsó al visitante Víctor Díaz.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la décima jornada de La Liga 1|2|3 disputado en el estadio de Santo Domingo, ante 3.020 espectadores.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.