Lunes, 21 Agosto, 2017

            

El Granada CF se desangra en el Pizjuán (2-0)

Los de Tony Adams jugaron un mal partido en el que un Sevilla, que pudo marcar muchos más, pasó por encima de unos nazaríes que ofrecieron muy poco

Ganso celebra un gol con Ochoa al fondo | Foto: LFP
Román Callejón | @RomanCallejon


image_print

Ante la escasez de delanteros, Tony Adams tuvo que olvidar su 4-4-2 inglés y se decantó por un 4-5-1, con Ponce como única punta. Volvió Lombán al centro de la zaga y Héctor al centro del campo, en el respectivo lugar de los sancionados Ingason y Wakaso.

El Sevilla guardó poco el banquillo y, de los menos habituales, solo Ganso saltó al césped en el once inicial, un Ganso que aguaría la fiesta nazarí en el minuto 5, ya que consiguió perforar la portería de Ochoa tras rematar un centro de Jovetic, quien se fabricó una buena jugada por la izquierda (1-0).

En ese momento, el Granada estaba con un hombre menos sobre el terreno de juego. Saunier se lesionó a los 30 segundos del inicio de la contienda y durante esos primeros cinco minutos, hasta que entró Hongla en lugar del francés, la defensa rojiblanca no existió. Los de Sampaoli campaban en el centro de la zaga a sus anchas, hasta el punto de rematar al placer Iborra un largo saque de banda.

No levantó cabeza el conjunto visitante. Apenas conseguía crear juego y pasar duramente la pelota del centro del campo, mientras que la media sevillista fue claramente dominadora y acaparó el esférico. Las penetraciones y los pases para un Jovetic muy activo fuero constantes y las ocasiones muy claras, también a balón parado. Sarabia estuvo muy cerca de transformar el segundo a través de un lanzamiento directo de falta, pero su disparo se escapó por poco y dio en el lateral de la red.

Tony Adams quiso reaccionar ante un planteamiento que, fuera el que fuere, se le truncó desde el inicio del choque, tanto por la lesión de Saunier, como por el tanto tempranero de Ganso. De esta manera, dio entrada a Cuenca en lugar de Gastón Silva, lo que retrasó la posición de Héctor. El míster inglés se quedó con solo un cambio desde antes de que se alcanzase el primer tercio del partido.

Hasta el minuto 26 el Granada no dio señales de vida, cuando arrancó un córner tras una acción individual de Cuenca, que dejó para el disparo de Ponce, el cual rechazó la defensa local. Sin embargo, el Sevilla seguía a lo suyo, el recital y los acercamientos fueron de todos los colores; en jugada estática, a la contra, a balón parado… y solo Ochoa y el poco tino de los hispalenses impedían que cayera el segundo.

El Granada estaba desaparecido, sus jugadores más creativos no entraban en juego. Pereira incluso fue amonestado en una jugada de ataque y el nombre de Carcela no pasó por la mente de la afición hasta el descuento de la primera mitad, cuando el marroquí buscó el disparo con rosca desde la frontal, buscando la escuadra, pero finalmente sin problemas para Sergio Rico. No obstante, los de Adams se fueron al descanso vivos en el partido, algo que duraría poco.

Justo después de la reanudación, Ganso volvió a marcar. La pasividad de la zaga rojiblanca fue manifiesta. Jovetic nuevamente hizo lo que quiso dentro del área, en este caso delante de Vezo, dejó de tacón para la incorporación de Sarabia, que lo dobló y puso el centro dentro del área pequeña, donde el brasileño remató a placer (2-0).

Este mazazo dejó KO al Granada y espoleó a los hispalenses, que en cuestión de minutos asediaron la meta del arquero nazarí. Ganso nuevamente probó con un disparo desde la frontal, después de recibir totalmente solo, pero Ochoa estuvo bien y desvió a córner.

Aunque la diferencia no era muy abultada por el momento, y tampoco plasmaba la diferencia en el juego ni las ocasiones generadas por el Sevilla, el encuentro murió. El Granada se desangraba lentamente y su juego entró en estado de coma. Los rojiblancos no ofrecían alternativas futbolísticas que pudieran hacer pensar en la remontada. Los de Sampaoli jugaban a placer, daba la sensación de que no encontraban oposición, aunque delante tenían otros once futbolistas. Solo alguna subida esporádica del cuero, mediante acciones con muy poco peligro y en su mayoría de un Cuenca que comenzó el duelo en el banco, hacía latir el corazón de un equipo que poco a poco se iba deteniendo camino de la segunda división.

Incluso con un Sevilla relajado en el último cuarto de hora de la contienda, los visitantes, salvo en una clara ocasión de Ponce, que quedó habilitado gracias a un fantástico pase filtrado de Cuenca, pero cuyo remate con pierna izquierda se marchó lamiendo el palo izquierdo de Rico, apenas inquietaron hasta los minutos finales realmente a los hispalenses, quienes, a poco que pisaran el acelerador, habrían podido marcar alguno más. De hecho, el colegiado anuló un tanto de Correa por un fuera de juego muy dudoso.

Carcela, en su otra única intervención, puso el susto en el cuerpo de los sevillistas, con un potente derechazo desde la frontal que salí rozando el larguero de Sergio Rico. Los de Adams tomaron un poco de oxígeno en la recta final del partido, pero no fue suficiente para resarcirse del mal partido que habían protagonizado hasta el momento.

Sobran los análisis del equipo línea por línea y hombre por hombre. Todo el equipo estuvo mal, sin casta, sin coraje, sin ideas, sin opciones, sin alma. Solo Ochoa permaneció metido en el partido y evitó que la cuenta goleadora del Sevilla fuera a más, además de Cuenca, el mejor de los rojiblancos y Ponce, que la tuvo muy cerca. Para colmo de males, a la lista de lesionados se sumó el nombre de Héctor, que tuvo que ser sustituido por Samper.

La permanencia se escapa muy poco a poco, la salvación se antoja casi imposible y el martes, el Granada CF podría estar descendido matemáticamente. Los rojiblancos se encuentran a expensas de sus rivales directos.

FICHA TÉCNICA

Sevilla CF: Sergio Rico; Mariano, Nico Pareja (Mercado, min. 83), Lenglet, Escudero; N´Zonzi, Iborra, Sarabia, Correa, Ganso (Vázquez, min. 81); Jovetic (Ben Yedder, min. 81)

Granada CF: Ochoa; Vezo, Lombán, Saunier (Hongla, min. 5), Gastón Silva (Cuenca, min. 22); Uche, Krhin, Pereira, Héctor (Samper, min. 72), Carcela; Ponce

Goles: 1-0: Ganso, min. 5; 2-0: Ganso, min. 47

Árbitro: Daniel Jesús Trujillo Suárez (colegio tinerfeño). Amonestó a Correa (min. 64), por parte de los locales, y a Pereira (min. 32), Samper (min. 84), por parte de los visitantes.

Incidencias: encuentro perteneciente a la Jornada 33 de la Liga Santander entre el Sevilla FC y el Granada CF, disputado en el Estadio Sánchez Pizjuán ante 31.074 espectadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *