Lunes, 21 Agosto, 2017

            

El Granada CF sale herido de muerte de Ipurua (4-0)

Los de Lucas Alcaraz muestran una cara muy distinta a la que se vio ante las Palmas y se complican la vida en el camino a la permanencia

Foto: LFP
Román Callejón | @RomanCallejon


image_print

Arriesgó Alcaraz con dos delanteros en su ya típico esquema de defensa de tres centrales y dos carrileros. Kravets hizo pareja con Ramos, inamovible ya para el míster granadino. También fue arriesgado dejar la calidad de Carcela en el banco, aunque el técnico nazarí no quiso tocar el trivote Pereira-Uche-Malle. No obstante, estos tres medios, a la postre, se verían insuficientes para dominar el centro del campo.

Salió en tromba el Éibar, un conjunto que está sorprendiendo con su fútbol y que atesora gran calidad con hombres como Pedro León, Dani García, Adrián González, Inui y Sergi Enrich, algo que se notó, puesto que desde el inicio fueron a por el gol.

Aunque el Granada, al poco del pitido inicial, tuvo una buena ocasión tras una robo de Foulquier y un pase al espacio, que no aprovecharon ni Ramos, que se pisó en el desmarque con Kravets, ni el ucraniano, que puso un centro desde la derecha que no encontró rematador, fue el conjunto local quien golpeó primero.

Ya avisó con una jugada de estrategia a saque de Pedro León al segundo palo y prolongado al corazón del área, pero Ochoa y el fuera de juego evitaron el primero. Pero el meta mexicano no pudo hacer nada ante el lanzamiento de penalti, por agarrón de Ingason en el área pequeña a Sergi Enrichi, que protagonizó Adrián González. El madrileño puso un fuerte zurdazo en la escuadra derecha del Memo, mientras que este voló para el otro palo (1-0).

El partido tenía mucho ritmo y velocidad y el Ganada no se quedó atrás a verlas venir, pero sus acercamientos no llevaron demasiado peligro. El balón parado fue una de las mejores armas de los rojiblancos, que buscaban la calidad, colocación y potencia del golpeo de Andreas Pereira para sorprender a Yoel, aunque no se logró ni así, ni en las segundas jugadas.

Todo lo contrario, el Éibar siguió abriendo el campo y entraba por banda como un cuchillo caliente en mantequilla. Capa y Pedro León, por la derecha, e Inui, por la izquierda, colgaban balones para las llegadas de Sergi Enrich y de Adrián, que estaban en todas. No obstante, en uno de ellos, el larguero impidió que un obús del goleador de la noche colara el segundo, al conectar un zapatazo dentro del área de castigo.

A partir de aquí, la primera mitad fue un casi un monólogo del conjunto armero, que controló el centro del campo con un Dani García espectacular y acosó la meta de Ochoa con las acciones de sus atacantes, entre los que destacó Adrián. El Granada, por su parte, jugó a defenderse y a salir a la contra, pero con poco acierto. La media rojiblanca estaba desaparecida.

El conjunto armero tuvo su recompensa en la recta final del periodo inicial, cuando Sergi Enrich recibió un balón filtrado de Pedro León, tras otra clarísima de Adrián, se plantó delante de Ochoa, le dribló y, escorado y casi sin ángulo, puso la bola en el único hueco que existía donde el mexicano no pudo llegar (2-0). Foulquier rompió el fuera de juego.

Lucas Alcaraz quitó a Foulquier y dio entrada a Wakaso. El ghanés debutó con la elástica rojiblanca, lo dio lugar a la reestructuración del Granada. Se pasó a defensa de cuatro, con Cuenca en la banda derecha, y la media se vio más poblada.

Sin embargo, esto no fue una pronta solución, todo lo contrario. El Granada volvió a encajar, y es que al Éibar le funcionaba ya hasta el balón parado. Pedro León botó un córner al pie de Ramis, quien no erró en el disparo y batió a Ochoa (3-0).

El Granada sufría a cada instante. Los de Mendillibar siempre encontraban una solución, pero no una cualquiera, sino una opción que les propiciara un acercamiento al área de Ochoa. Pedro León se mostró sembrado en este inicio de la segunda parte y todo lo que hizo llevó peligro. Los visitantes, aunque buscaron refrescar la media con la entrada de Samper por Pereira, se vieron desbordados.

Todo le salía los locales. La fe y la confianza depositada en su fútbol les hicieron materializar el cuarto. Arbilla no dio el balón por perdido y llegó hasta la misma línea de fondo para poner un balón desde la izquierda para Enrich, quien tocó en el primer palo y prolongó para que Pedro León batió con disparo de su pierna zurda a Ochoa (4-0).

Hasta en defensa estuvieron enormes los armeros. Ramis evitó casi bajo palos el remate de Aly Mallé a puerta vacía tras un disparo desde la derecha de Kravets en el que intervino el meta Yoel. El central local salió mal parado de este lance y tuvo que ser sustituido el día de su reaparición.

Después del cuarto, el Éibar levantó el pie del acelerador, lo que aprovechó el Granada para intentar desplegar algo de fútbol. Samper intentó hacerse con el control de la media y sirvió algunos balones para los atacantes que facilitaron que los nazaríes hicieran que Yoel entrara un poco en juego, aunque sin grandes consecuencias.

Entró Ponce sobre el terreno de juego, circunstancia que dio algo más de movilidad a la delantera rojiblanca. El argentino bregó lo intentó desde lejos y jugó más atrasado que Kravets, con lo que el ucraniano tuvo más libertad y más peligro. Incluso pudo forzar un penalti, pero Mateu Lahoz no vio nada punible.

El Granada salió vapuleado del Ipurua y, por suerte, solo sacó cuatro tanto en contra, dada la relativa relajación local en la recta final de la contienda. Sorprendió ver una cara tan diferente de la escuadra nazarí a la que mostró ante las Palmas, partido que hacía soñar con que la permanencia era posible. Este resultado vuelve a poner muchas dudas en los resultados a final de temporada.

FICHA TÉNICA

SD Éibar: Yoel, Capa, Ramis (Mauro, 68), Lejeune, Arbilla, Dani García, Escalante (Crisitian Rivera, min. 78), Pedro León, Adrián, Inui y Enrich (Rubén Peña, min. 80)

Granada CF: Ochoa, Foulquier (Wakaso, min. 46), Lombán, Ingason, Gastón, Cuenca, Uche, Andreas (Samper, min 56), Mallé, Kravets y Ramos (Ponce, min. 73)

Goles: 1-0: Adrián González (P), min. 10; 2-0: Sergi Enrich, min. 39; 3-0 Ramis, min. 52; 4-0: Pedro León, min. 62

Árbitro: Meteu Lahoz (colegio valenciano). Amonestó a Adrián González (min. 12), Dani García (min. 72), por parte de los locales, y a Lombán (min. 50), por parte de los visitantes.

Incidencias: Encuentro perteneciente a la Jornada 22 de la Liga Santander entre la SD Éibar y el Granada CF, disputado en el Estadio de Ipurua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *