Viernes, 15 Diciembre, 2017

            

El Granada CF pierde ante un Éibar mermado (1-2)

Los de Paco Jémez dejaron marchar un empate en el minuto final ante un conjunto armero que se adelantó en el marcador, pero que también jugó con uno menos durante 60 min

Foto: Antonio L. Juárez
Román Callejón | @RomanCallejon


image_print

Llegó el primer duelo real del Granada CF. Sí, real en tanto en cuanto es el primer partido en el que Paco Jémez ha contado con la plantilla cerrada, aunque como dijera en sus declaraciones previas, “aún no ha podido conjuntar al equipo”.

Tal vez por esto fuera por lo que sufrió para empatar una contienda que se le atravesó con un tanto del  Pedro León cuando el Éibar contaba con un jugador menos con el terreno de juego.

No obstante, el canario ha proyectado con su once inicial, bastante novedoso, toda una declaración de intenciones y un cambio radical con respecto a lo que una vez fue este Granada: cinco piezas nuevas en la alineación de partida y ni un solo futbolista de los que formaran la escuadra la pasa campaña, a excepción del canterano Agbo Uche.

Repitió Tito y Gastón en la línea defensiva, aunque este último no saliera de inicio en Las Palmas, y se incorporaron Tabanou y Vezo. Uche abandonó la zaga para pasar a la media como pareja de Samper y relegar a Krhin al banquillo, mientras que por delante de la dupla de mediocentros formaron Atzili, Boga y Pereira. La punta de ataque tiene un nombre, Ponce.

Con estos mimbres, el partido comenzó con un Granada que quería la pelota y que la mimaba, pero que cometía algunas imprecisiones en la zaga y en la media, concretamente por parte de Uche y de Gastón, sin consecuencias.

El Éibar, por su parte, también mostró cuál iba a ser su estilo de juego: un buen posicionamiento sobre el césped, con una defensa sólida y balones directos al ataque. Se hacía raro ver a Fran Rico luciendo el 16 armero y buscando dar criterio a la media vasca. Al igual que también fue curioso ver como la hinchada recordaba con pitos al granadino Gálvez su decisión de no firmar por el Granada.

Las pitadas se tornaban en aplausos en la grada al ver el fútbol que el conjunto nazarí estaba desplegando. Los ideas de Jémez están calando en una plantilla más acorde a lo que el míster canario demandaba, algo que se empezó a notar con el orden, la posesión y el buen trato del balón, además de la sensación real de peligro que se respiraba cada vez que Ponce, o Atzili entraban en contacto con el cuero en la línea de tres cuartos.

Sin ocasiones manifiestas de gol, llegó una jugada que cambiaría el partido, aunque no para el lado que cabría pensar. Un error de Gálvez dejó un balón dividido entre Ponce y el arquero Riesgo, al que llegó antes el atacante rojiblanco. El meta armero llegó tarde y se llevó por delante al delantero argentino, lo que le costó la expulsión con roja directa (min. 31).

El Éibar comenzó a encerrarse, pero no por ello renunció a algún destello de calidad y éste llegó. Al borde del descanso, Pedro León conducía un balón a 10 metros del área. No se lo pensó y disparó desde lejos. El esférico tomó un efecto extraño, botó delante de Ochoa y realizó un extraño que pasó por encima de la cabeza del mexicano. El esférico se coló entre los tres palos (0-1).

La reanudación del coque trajo consigo la reacción de Jémez, quien movió banquillo y puso más carne en el asador. Entraron Bueno y Kravets y salieron Uche y Tabanou, lo que dibujó un nuevo Granada con defensa de tres sobre el terreno de juego.

En el inicio de la reanudación ya se plasmó cómo iba a ser el resto del partido, con un Granada volcado al ataque y un Éibar agazapado atrás y buscando el fallo de los locales para salir a la contra.

Además de la avalancha de córneres, el peligro llegó también por jugadas por la banda. Ya comenzó a notarse el olfato de Bueno, que la tuvo delante del portero al recibir un centro de Tito desde la derecha al que no llegó Kravets, pero el meta Yoel sacó bajo palos mostrando grandes reflejos.

El partido comenzó a romperse el Éibar salió de la cueva, ayudado en gran parte por una doble ocasión clarísima que evitó Ochoa. Tras un saque de esquina, Gálvez primero y Lejeune después pusieron a prueba el arquero mexicano, quien salvó a su equipo del segundo.

El Granada dio la conra cuando Ponce remató dentro del área un centro de Pereira desde la izquierda que se marchó alto cuando la grada ya cantaba el tanto del empate.

Y tanto saque de córner realizó el bloque nazarí que al final terminó por encontrar su premio. Ccarcela puso al primer palo donde remató Ponce a la cruceta. El rechace se quedó entre Yoel y la línea, pero allí apareció Kravets para empujar al fondo de la red (1-1).

El Granada intentó buscar el tanto de la victoria hasta el último minuto. Un desaparecido Boga se ofreció más en la recta final del encuentro y se asoció con Pereira para aparecer dentro del área y cruzar demasiado un potente derechazo, un golpeo que ni vio puerta ni encontró rematador.

Pero es fútbol es cruel y otro golpe de mala suerte se apoderó del Granada. Una contra del Éibar que Samper, lesionado, no puedo contener, acabó con el balón en el pico izquierdo del área de Ochoa un disparo cruzado donde el meta nazarí no puedo llegar (1-2).

Se escapaba un punto que se daba por hecho, ante un rival directo que tuvo más oficio, que supo sufrir y que terminó por imponerse.

El conjunto de Jémez pecó de falta de picardía en ocasiones y le pagó con una derrota que no se esperaba ya en las alturas de partido que se estaba. Falta mucho por conjuntar.

FICHA TÉCNICA

Granada CF: Granada CF: Ochoa, Tito, Tabanou (Bueno, min. 46), Vezo, Gaston; Uche (Kravets, min. 46), Samper, Atzili (Carcela, min. 64) , Boga, Pereira; Ponce

SD Éibar: Riesgo; Capa, Gálvez, Lejeune, Luna; Jota (Yoel, min. 33), Peña, Dani García, Fran Rico, Pedro León (Sergi Enrich, min. 55); Kike (Escalante, min. 46)

Goles: 0-1: Pedro León, min. 42; 0-2: Kravets, min. 75

Árbitro: Daniel J. Trujillo Suárez (colegio tenirfeño)

Incidencias: encuentro perteneciente a la Jornada 3 de La Liga Santander entre el Granada CF y la SD Éibar, disputado en el Estadio Municipal Nuevos Los Cármenes ante 15.883 espectadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *