Martes, 12 Diciembre, 2017

            

El Granada CF pierde a nueve de sus titulares

Hasta nueve jugadores que partieron de inicio habitualmente durante el curso pasado han abandonado la entidad nazarí en este periodo de traspasos, obligando al club a reforzarse

El Arabi y Success celebran un tanto | Foto: Archivo GD
Nacho Santana | @NachoSantana_27


image_print

La reestructuración veraniega es algo habitual en el periodo estival del Granada Club de Fútbol, acostumbrado a las idas y venidas de los jugadores cedidos por el Udinese de Gino Pozzo. Sin embargo, esta temporada no se contará con un apoyo tan sustancial de parte del club italiano, así como del Watford inglés.

Con la venta del club a Jiang Lizhang llegó el primer nombre en saltar a la palestra: Youssef El Arabi. En el trato se acordó que el Granada no volvería a contar con los derechos del ariete marroquí, lo que supondría la primera desvinculación oficial de un integrante habitual del once inicial.

Junto al delantero, aparecerían los nombres de las jóvenes joyas nazaríes, Isaac Success y Adalberto Peñaranda. El delantero venezolano firmó por el Watford en enero y se acordó una cesión hasta 2017 prorrogable un año más, pero el cambio de propiedad del club propició las condiciones para que se rompiese el acuerdo y el joven jugador no se vuelva a incorporar a la disciplina nazarí. Algo similar ocurre con Success, que se ha vinculado al Watford para los próximos cinco años.

Otro jugador cuyos derechos pertenecen al Watford es Abdoulaye Doucouré, mediocentro que llegó en calidad de cedido al Granada en enero y, tras su préstamo, regresa al club inglés, suponiendo la cuarta baja notable para la entidad de Recogidas.

A este final de cesión hay que añadir los de Miguel Lopes, que vuelve al Sporting de Lisboa, y Cristiano Biraghi, que regresó al Inter de Milán para ser traspasado al Pescara. También causa baja por el mismo motivo el arquero Andrés Fernández, perteneciente al Oporto portugués.

Otra baja notable en la zaga es la del central portugués Ricardo Costa, que se desvinculó del Granada Club de Fútbol para abandonar el equipo sin coste. Finalmente, la baja más reciente y a su vez, la que más beneficio dará al club, es la venta forzosa de Rubén Rochina al Rubin Kazán tras pagar los diez millones de su cláusula de rescisión.

De este modo, el Granada pierde de cara a la nueva temporada a nueve de los once jugadores más habituales en la foto inicial de cada encuentro la pasada campaña. La dirección del club ya está trabajando en ello, por lo que se quiere reforzar el equipo con un guardameta, dos centrales, un número de centrocampistas variante en función de las salidas y dos delanteros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *