Viernes, 19 de Octubre de 2018

            

El Granada CF, pendiente del presupuesto

La planificación deportiva, marcada por la economía del club, que se ve mermada por la permanencia en Segunda | El club ya ha comenzado a liberar los sueldos más altos

Rene Krhin, la última venta del club, ha liberado uno de los sueldos más altos de la plantilla | Foto: Archivo GD
Chema Ruiz España | @Chema_Ruiz22


image_print

La planificación de la próxima temporada del Granada CF está determinada, entre otros factores, por el presupuesto con el que cuente el club para perfilar la plantilla que afrontará el segundo curso consecutivo en La Liga 1|2|3. Este, según explicó Antonio Fernández Monterrubio en la reunión que mantuvo con la prensa el pasado lunes, se situará en la mitad alta de la clasificación, comparándolo con el resto de los equipos de la categoría, pero para ello se deben acometer diferentes acciones que lo inflen.

Las arcas del Granada CF no pasan por su mejor momento. El fracaso deportivo de la temporada que acaba de finalizar ha mermado la economía del conjunto granadino, que no contará con los 14 millones de euros que recibió en compensación por el descenso a Segunda División y que verá reducidos sus ingresos por derechos televisivos en otros 800.000 euros. Esto lleva al club a moverse en dos direcciones en busca de aumentar el presupuesto: aumentar la cifra de patrocinadores y vender a los jugadores cuyo salario sea más alto.

En este último aspecto es en el que el Granada está llevando a cabo una mayor acción. Ya en la pasada campaña, con la purga de las plantillas del primer equipo y del filial, se consiguió reducir el gasto del club en salarios, así como asegurar la totalidad de los ingresos por ventas al contar solo con jugadores fichados en propiedad. Ahora, se continúa avanzando en esta línea con las salidas de los jugadores cedidos que perciben un mayor salario. Estos son los casos de Mehdi Carcela y Rene Krhin, que ya han encontrado acomodo y, si bien no han dejado una gran cantidad de dinero en cuanto al traspaso como tal -en especial el esloveno-, han liberado al club de dos sueldos que sumaban una cifra cercana a los tres millones de euros.

El caso del esloveno ha sido el último en oficializarse. El centrocampista pasó la última temporada cedido en el Nantes de la Ligue 1 francesa, club que ha comunicado su compra al Granada CF. De esta manera, Krhin se despide del conjunto nazarí, al que llegó en la temporada 15/16 después de que el Granada pagase más de un millón de euros por su contratación, que se prolongaba hasta el 30 de junio del próximo año. Krhin abandona el club tras haber jugado 36 partidos y no haber conseguido ver puerta.

Carcela, por su parte, jugará hasta 2021 en el Standard de Lieja, equipo en el que estuvo cedido el último tramo de la temporada y que ha ejecutado su opción de compra por dos millones y medio. El extremo marroquí solo ha jugado la temporada del descenso con el club nazarí, en la que disputó 22 partidos y marcó cinco goles.

Los siguientes podrían ser Rubén Pérez, que se ha convertido en una pieza fundamental del Leganés durante los dos años que ha pasado cedido allí, y Fran Rico, que tuvo un buen comienzo en el Éibar pero que, sin embargo, la grave lesión de rodilla de la que aún se recupera ha complicado en exceso su continuidad en el conjunto armero, así como el interés de equipos de Primera División. Ambos deberían regresar al club granadino para realizar la pretemporada, pero su permanencia no entra en los planes de la entidad rojiblanca, en principio.

INYECCIÓN POR ROCHINA Y ‘TIN’ ANGULO

En este apartado se pueden incluir, además, los ingresos que aún se esperan por la venta hace dos temporadas de Rubén Rochina al Rubin Kazan. El conjunto ruso debe al club granadino cuatro millones de euros, cifra que se verá incrementada con el progresivo cumplimiento de los plazos. A esto, además, se podría añadir un montante de tres millones que actualmente está bloqueado a la espera de la resolución de la pugna judicial que mantiene el Granada con el Independiente del Valle desde que el ‘Tin’ Angulo diese positivo por cocaína al poco tiempo de ser fichado.

En cualquier caso, existe un factor que da aire al conjunto nazarí en el ámbito económico. A diferencia de las dos últimas campañas, el club cuenta con una nutrida base sobre la que construir el resto del equipo. Quince jugadores de la primera plantilla tienen contrato y se espera que continúen, a los que se pueden añadir algunos de los cedidos, como puede ser el caso de Darwin Machís, y los jugadores del filial, como Adri Castellano, que formará parte del primer equipo, o Aarón Escandell, que también podría tener ficha en Segunda. Estos últimos no solo darían fuerza al proyecto nazarí, que pretende nutrir la primera plantilla de canteranos, sino que ahorrarían una gran cantidad de dinero en traspasos.

Además, Monterrubio aseguró que, en este curso, la plantilla nazarí no será larga, sino que estará conformada por unos 21 o 22 jugadores, por lo que el gasto en fichajes quedaría reducido.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. En primer lugar hay que liberar presupuesto en cargos directivos que apenas han asomado por el campo en toda la temporada, y otra gran lacra es la ficha de Adrián Ramos, el cual no ha demostrado su sueldo en todo el tiempo que lleva en Granada, yo intentaría venderle y así ahorrar ese dineral