Domingo, 21 Enero, 2018

            

El Granada CF no termina de despegar lejos de Los Cármenes (0-0)

Los de Oltra no pudieron sobrepasar al Reus y acumulan cinco partidos sin ganar como visitantes | Los resultados de Real Oviedo y Rayo pueden hacer caer a los rojiblancos de los puestos de ascenso

Kunde disputa un balón ante el Reus | Foto: Liga 123
José L. Moreno | @morenoluaces


image_print

Era un partido para alejar la mala racha de resultados fuera de casa, pero se convirtió en el quinto encuentro sin ganar lejos de feudo nazarí. El Reus acumulaba una victoria en sus últimos seis encuentros y el optimismo acompañó el viaje granadinista a Cataluña. Al final, el empate fue lo más justo para una tarde sin fútbol

No fue el encuentro más entretenido en lo que llevamos de curso. Debido a la ausencia de Darwin Machís, Oltra probó con sus dos delanteros estrella sobre el terreno de juego. Joselu y Adrián Ramos tuvieron poca participación con el balón en los pies durante la primera parte. El desplazamiento de Espinosa a banda y el mal estado del terreno de juego en el Municipal de Reus hizo que el movimiento del esférico no fuera fluido, lo que desembocó en protagonismo para las jugadas a balón parado y los contraataques.

Germán y Chico Flores fueron la pareja del baile granadinista por primer vez y supieron llevar el compás ante el ataque de los de Aritz López. Lekic fue el jugador más peligroso del Reus, pero no puso la vista en la portería de Javi Varas. Tampoco es que Edgar Badía se mostrara nervioso con las acciones de ataque aisladas de Adrián Ramos y los centros de Álex Martínez. El primer tiempo se puede tachar de empalagoso, con una actuación rojiblanca calcada a sus últimos compromisos lejos de feudo nazarí, a pesar de llevar el peso del choque.

Montoro no le dio la pausa a la posesión del Granada CF, ni Kunde el revulsivo, pero los de Oltra salieron en la segunda parte con mucha más fluidez en su juego, o por lo menos se veía intención. Acababan de llegar los jugadores del túnel de vestuarios cuando tuvo lugar la acción con más peligro del partido hasta el momento. Campins empalmó una volea tras un saque de esquina que lamió el poste de la portería de Javi Varas, En el campo se respiraba la sensación de que un error podía decidir el partido, pero ni eso pasó.

Joselu no disfrutó de protagonismo, muy alejado del área rival. Oltra decidió sacar del campo a Espinosa para tener más presencia cerca de Edgar Badía e introdujo a Rey Manaj. Los resultados en el juego no llegaron y Puertas entró al campo. La ansiedad del extremo se palpó en sus acciones herradas. El partido seguía en el mismo sitio que cuando el colegiado pitó el inicio, tanto en resultado, como en juego.

Los compases finales fueron de trámite. Con el equipo de Aritz López en su campo, el Granada CF renunció a su identidad y lo intentó al pelotazo. Los balones a la olla no surtieron ningún efecto en un partido que conforme avanzaba dejaba claro su desenlace. Además, la entrada de Alberto Martín subrayó las intenciones de Oltra antes de que acabara el encuentro 0-0.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *