Jueves, 24 de Enero de 2019

            

El Granada CF exhibe registros para vencer al colista

Los rojiblancos se colocan como líderes de forma momentánea tras vencer al Nàstic de Tarragona por 0-1

Los jugadores del Granada celebran el gol de Pozo | Foto: LaLiga
Nacho Santana | @NachoSantana_27


image_print

El Granada se enfrentaba hoy a uno de esos partidos que huelen a trampa. El visitar al colista es más fácil sobre el papel que sobre el césped, donde el rival no es un gato con las uñas limadas, sino un león hambriento que necesita desesperadamente una presa si quiere seguir sobreviviendo. Ya lo avisó Diego Martínez en rueda de prensa y los jugadores salieron al campo con la lección aprendida de que ganar al primero no sirve si se pincha contra el último.

La primera ocasión del partido la puso Pozo a los cuatro minutos. Tras una intervención de Vadillo en banda, el balón llegó a Montoro para que sacase el tiralíneas y buscase un excelente desmarque a la espalda de la joven promesa sevillista. Aunque definió excesivamente cruzado desde dentro del área, la llegada sirvió como declaración de intenciones de los rojiblancos, hoy de gris: con balón o sin él, el Granada sale a morder.

Volvió a poner la magia el sevillano a los doce minutos, cuando recortó, pisó área y dejó el balón de tacón a Quini. Sin embargo, el lateral encargado de cubrir la baja de Álex Martínez no fue capaz de conectar con Adrián Ramos, que esperaba en boca de gol para empujar el esférico y sumar el que habría sido el primer tanto del encuentro. Dos latigazos con menos de diez minutos de diferencia, y a cada cual más peligroso.

Respondió el Nàstic a balón parado. Una falta lateral dejó el balón embarullado dentro del área y Albentosa supo aparecer para hacerse con el balón en posición de peligro. Rodeado, el defensor local solo pudo sacar un taconazo que tocó en Germán antes de marcharse por poco, aunque el colegiado señaló saque de puerta.

Tras dos avisos más, el Nàstic dio el susto con un gol que finalmente fue anulado por fuera de juego. Nuevamente faltó contundencia dentro del área nazarí y el conjunto rival pudo hacerse con el esférico. Casi desde la frontal del área apareció un disparo seco abajo que paró bien Rui Silva, aunque Coris estuvo rápido para empujar el balón a la red tras partir de posición antirreglamentaria.

Cuando más sufrían los de Diego Martínez, apareció la trinidad que más brillo le dio al equipo durante todo el encuentro. San Emeterio estuvo rápido para cazar un balón dividido y lanzar la contra al primer toque. Pozo recibió el pase y dejó que fuese Vadillo quien comandase el contragolpe con una galopada que aprovechó para fijar a los defensas rivales, pisó área y puso en bandeja el esférico a Pozo, que finalizó cruzado para abrir el marcador a los 34 minutos de juego.

Poco más dio de sí la primera parte tras el gol visitante. Los locales continuaron con la presión alta buscando incomodar a un Granada que en ningún momento quiso renunciar a la posesión. Entre luchas de estilos de juego, llegó el descanso con los de Diego Martínez como líderes momentáneos de la clasificación.

Empezó mejor el Nàstic en la segunda mitad. Los de Enrique Martín explotaron las bandas y lograron llegar con relativa facilidad al área de Rui Silva, llevando un gran peligro a pesar de no haber logrado conectar un remate que lograse incomodar al guardameta luso. Sin embargo, al menos durante esta fase del encuentro, los locales consiguieron imprimir al juego el ritmo que querían para hacer que el Granada no pudiese dormir el encuentro.

Siguió sufriendo el Granada, incluso con los cambios en ambos conjuntos. El ritmo continuó a favor de los locales, que en ningún momento dieron el partido por perdido y continuaron apretando para provocar imprecisiones en la salida de balón. A medida que avanzó el encuentro, los visitantes fueron logrando reponerse de la presión inicial local y frenar el partido para dejarlo en una posición más cómoda, aunque sin llegar a controlarlo por la insistencia rival.

Así, entre luchas en la medular, faltas y juego directo, llegó a su fin el encuentro. El Granada, acostumbrado a tener el balón, supo exhibir el contragolpe para castigar a su rival y sumar los tres puntos ante un colista que demostró saber competir pese a lo que indica la tabla. Los rojiblancos sumaron así tres nuevos puntos que les auparon nuevamente hasta la cabeza de la tabla, a la espera de que jueguen sus competidores.

Ficha técnica

Nàstic de Tarragona: Bernabé; Coris (Omar 73′), Albentosa, Salva, Djetei, Abraham; Imanol García, Viti, Javi Márquez (Uche 78′), Manu del Moral (Luis Suárez, 67′) y Barreiro.

Granada: Rui Silva; Víctor Díaz, Germán, Martínez, Quini; San Emeterio, Montoro (Alberto Martín 80′); Vadillo (Fede Vico, 63′), Puertas, Pozo y Adrián Ramos (Rodri, 70′).

Goles: 0-1, Pozo (34′).

Árbitro: Gorka Sagués Oskoz. Amonestó a Luis Suárez (76′) y Albentosa (91′) en el conjunto local y Fede San Emeterio (26′) y Montoro (50′) por parte de los visitantes.

Incidencias: Partido correspondiente a la 17ª jornada de la Liga 1|2|3, disputado entre Nàstic de Tarragona y Granada CF en el Nou Estadi ante 8.625 espectadores.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.