Jueves, 14 Diciembre, 2017

            

El Granada CF cae sin fútbol en Vallecas (1-0)

Los de Oltra fueron inferiores ante un Rayo Vallecano que demostró más ambición y supera a los rojiblancos en la clasificación

Germán intenta llegar a un balón | Foto: Liga 123
José L. Moreno | @morenoluaces


image_print

El Granada CF se jugaba seguir mirando desde arriba a un Rayo candidato para el ascenso. La derrota en Vallecas supone un jarro de agua fría a una tendencia que comenzaba a ser positiva para los nazaríes. El partido de los del Oltra no fue el mejor de la temporada y dejó en evidencia la capacidad de este equipo para jugar bajo presión, como ya demostró ante el Huesca.

El partido con olor a primera no dejó indiferente a nadie en sus primeros compases. El debut de Rui Silva estaba bajo la mira rojiblanca. Era su primer partido con el Granada CF, tras un año en sus filas y su nerviosismo se hizo visible. Los dos primeros balones que tocó fueron imprecisos, pero sin males mayores. El Rayo obligó a su rival a jugar con una velocidad de vértigo atrás debido a su presión. Un balón estrellado en el lateral de la red fue el primer susto franjirrojo a los de Oltra. El centro de Embarba no fue suficiente para el primero de Galán.

La ida y vuelta en la que se convirtió el encuentro daba lugar al fallo en cualquier momento. Un balón muerto en el centro del campo fue suficiente para que Montoro decidiera disparar rumbo a la portería de Alberto Gacía. El veterano portero rayista tuvo que emplearse a fondo para detener el esférico en dos tiempos. El balón iba dentro.

La presión que se respiraba en Vallecas no permitía hilvanar jugadas con sentido. El centro del campo de ambos equipos parecía ausente durante varios tramos del partido y el nerviosismo desembocaba en jugadas sin sentido que llegaban al área con balones largos o a través de fallos individuales. La balanza, equilibrada hasta el ecuador de la primera parte, se desniveló a favor de los locales. Eran los de Míchel los que llegaban con más peligro frente a las jugadas aisladas de los de Oltra. Chori Domínguez finalizó una gran acción del Rayo, que acabó con una buena parada de Rui Silva. El Granada CF se desinflaba por instantes.

La primera parte en Madrid no fue un homenaje al fútbol de Rayo Vallecano y Granada CF. El miedo por pinchar pesaba más que una hipotética victoria. La segunda mitad comenzó con el peligro local como protagonista. Un recién entrado Javi Guerra estuvo a punto de rematar un balón muerto en el área que acabó en las manos de Rui Silva. Poco después fue Chori Domínguez el que caracoleó a la zaga granadinista e intentó el gol, pero el balón volvió a caer en las manos del portero portugués. Las jugadas de los de Oltra llevaban de forma fortuita. Una falta de Pedro estuvo a punto de sorprender a Alberto García y Joselu remató alto a puerta vacía el centro de un segundo balón botado.

Eran momentos en los que el Granada CF volvía a coger aire. Los de Oltra disfrutaban de sus mejores ocasiones cuando Vallecas volvió a cantar gol. Javi Guerra se revolvió en el filo del área para que Rui Silva hiciera su primera parada colosal como rojiblanco. Y es que, el primer examen del portugués se convirtió en un máster debido a las ocasiones rivales. Sin tiempo para situarse tuvo que volver a estirar los brazos para sacar un remate a bocajarro de Javi Guerra.

Y cuando más y mejor lo estaba intentando el Granada CF, llegó el gol del Rayo. Dorado, un jugador que llevaba cinco años sin anotar un tanto, sobrepasó a Joselu para ajustarla al palo de un Rui Silva que era el mejor hasta el momento. El gol franjirrojo llegó en los últimos compases del encuentro sin capacidad de reacción para los de Oltra, que ya piensan en el Almería.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *