Viernes, 24 Noviembre, 2017

            

El Granada CF ‘B’ calca la temporada del último ascenso a Segunda

El primer equipo sumaba en la 2009/2010 los mismos puntos que el filial de Morilla

Los jugadores del Granada B celebran un gol esta temporada | Foto: Pepe Villoslada / Granada CF
José María Ruiz España - @Chema_Ruiz22


image_print

El filial del Granada Club de Fútbol está realizando un inicio de temporada histórico. Con cinco victorias, dos empates y dos derrotas, el conjunto de Pedro Morilla se sitúa en la segunda posición del Grupo IV de la Segunda División B, y suma exactamente los mismos puntos que los que había logrado el primer equipo hace ocho temporadas, cuando los rojiblancos consumaron su último ascenso a Segunda División.

En aquella temporada, el equipo dirigido por Miguel Ángel Álvarez Tomé -que sería destituido en la jornada 30 y cuyo puesto fue ocupado por Fabri González- comenzó dubitativo: la victoria frente al Estepona en casa, por tres goles a dos, dio paso a tres jornadas consecutivas sin conocer el triunfo. En este periodo se sumaron sólo dos de los
nueve puntos que se disputaron y llegó la primera derrota, frente al Sevilla Atlético.

Tras esto, el equipo ganó al Lucena y volvió a caer en casa del Ceuta. Esta derrota supuso un punto de inflexión en los rojiblancos que, desde entonces, encadenaron ocho jornadas sin perder.

Mucho antes llegó la primera decepción para el filial este año. En concreto, en la primera jornada, cuando el UCAM de Murcia, entrenado por Lluís Planagumà, se llevó los tres puntos de Los Cármenes. Sin embargo, la derrota de la primera jornada fue el preludio de una racha de cuatro victorias consecutivas que los de Pedro Morilla verían frenada en la sexta jornada al empatar frente al San Fernando. Luego vino la segunda derrota, hasta ahora, de la temporada, en casa del Extremadura. La victoria frente al filial de Las Palmas y el empate en casa del Jumilla han sido los últimos resultados de un Granada B que, con 17, se sitúa a sólo un punto del líder de la categoría, el Écija, la misma distancia que mantenía el primer equipo con respecto al Melilla en la 2009/2010.

MENOS GOLEADOR, MEJOR EN DEFENSA

La mayor diferencia entre ambas plantillas se da en las cifras goleadoras. Mientras que el conjunto dirigido por Tomé había conseguido anotar 18 tantos, el filial de Morilla ha perforado la portería rival en la mitad de ocasiones. Además, la delantera, formada entonces por los Dani Benítez, Tariq, Casares y, normalmente entrando desde
el banquillo Berrocal, sumaba un total de diez goles, un gol más que los que ha conseguido toda la plantilla del ‘B’ en su conjunto.

Sin embargo, las cifras de goles encajados son más favorables al filial de este año. Sólo ha recibido cinco tantos, siendo el equipo menos goleado de la categoría junto con el Linense y el Melilla. El Granada sumaba, por aquel entonces, nueve goles en contra.

POCOS GRANADINOS

Algo que se mantiene en ambas plantillas y que no se ha solucionado desde el desembarco de Quique Pina en la entidad nazarí ha sido la poca o nula cantidad de futbolistas granadinos tanto en el primer equipo como en el filial. Si bien este filial cuenta con más granadinos que el primer equipo, sólo son cuatro los futbolistas de la provincia que forman parte de su plantilla. En la 2009/2010, había la mitad de futbolistas granadinos en el primer equipo, es decir, sólo Joselu, que no gozó de muchos minutos, y Lucena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *