Sábado, 22 Julio, 2017

            

El Granada CF abonado a los cuatro goles en contra en La Rosaleda

El conjunto nazarí busca resarcirse de los dos últimos tropiezos ligueros en uno de sus campos malditos, donde cuenta sus últimas visitas por goleadas encajadas

Iturra, Roberto y Fran Rico se disculpaban con la afición nazarí tras la derrota por 4-1 / Foto: Román Callejón


image_print

El Granada CF ha pasado con más pena que gloria por una semana muy dura de competición en la que ha disputado tres encuentros en una semana. Comenzaban estos siete días los de Caparrós con buenas sensaciones en San Mamés, donde vencieron al Athletic Club, pero un tropiezo en casa ante el Levante y un abultado 6-0 en el Camp Nou han dejado al conjunto nazarí tocado.

Así, con el Málaga en el punto de mira, el Granada CF busca resarcirse de los dos tropiezos ligueros que han dejado a los rojiblancos decimoprimeros en la tabla clasificatoria con ocho puntos (dos victorias, dos empates y dos derrotas), experimentando un bajón de cinco puestos en tan sólo dos jornadas.

A pesar de estar dos posiciones por encima de los de Martiricos, quienes se encuentran trigésimo primeros con seis puntos (una victoria, tres empates, dos derrotas), la estadística juega en contra de los de Caparrós, que desde que volvieron a primera cuentan todas sus visitas a La Rosaleda por goleadas encajadas. El conjunto nazarí está abonado a los cuatro goles en contra.

En la temporada 2011-2012, el Granada entrenado por Fabri, encajó un 4-0 en la tercera jornada de liga. El Málaga de Pellegrini era temible y Cazorla y Joaquín se bastaron para golear a los nazaríes.

La campaña 2012-2013 trajo un resultado idéntico al de la primera temporada en la que el Granada volvió a la máxima categoría del fútbol nacional. Pellegrini seguía dirigiendo a un ‘EuroMálaga’ que volvió a endosar cuatro tantos en La Rosaleda a un conjunto nazarí entrenado por Anquela en esta ocasión (4-0).

Ya en la temporada pasada, los rojiblancos, con Alcaraz en el banco, lograron marcar un tanto por mediación de El Arabi en el estadio costasoleño. Sin embargo, lo nazaríes volvieron a traerse cuatro ‘chicharros’ en el autobús (4-1). Este resultado dejaba al Granada con muchas dudas y a tres puntos del descenso.

Este sábado hay un nuevo reto para la escuadra granadina en un estadio que se le atraganta. Caparrós buscará cambiar la dinámica, no sólo de los derbis en La Rosaleda, abonados a los cuatro tantos en contra, sino también la de las dos derrotas consecutivas cosechadas en liga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *