Miércoles, 18 Octubre, 2017

            

El Granada B sigue de dulce (3-0)

Los hombres de Planagumà arrollaron al Linares en casa y ya han materializado tres victorias consecutivas como locales

Foto: Antonio L. Juárez
Gabriel Sánchez | @Gabisancara


image_print

El filial nazarí ha vuelto a responder ante su gente con nota excelsa. Hoy recibía a un Linares mejor posicionado en la tabla, pero que se ha diluido ante la solvencia y eficacia del equipo local. Las instalaciones de Armilla tienen un romance con el joven plantel, observable si se alude a los últimos guarismos registrados en casa: desde el 23 de octubre no se pierde un envite en la Ciudad Deportiva de la Diputación; los últimos tres han sido ganados con firmeza.

Esta vez Planagumà apostó por una variante táctica que ha sido un acierto rotundo. A sabiendas de la profundidad y calidad que regenta la banda derecha del Linares, el preparador catalán puso en liza a Tomás como falso extremo y bajo el amparo de Estupiñán atrás. El centro de la defensa lo ocuparon Hongla y Pawel. La novedad en el sistema propuso un ataque más vertical en pro de las incursiones de Tomás, pero con el sosiego de contar con dos defensas para frenar a Joselu y al capitán azulillo Corpas.

Nada más comenzar el encuentro, Aly Malle estuvo cerca de abrir la lata tras un saque rápido y certero de Pol Ballesté para inaugurar un peligroso contraataque. Por lo demás, el soliloquio del Granada B era una realidad palpable: la electricidad de Clifford, el sosiego de Navarrete y la anticipación de Sulayman no permitían al conjunto de Rivera hilar más de tres pases seguidos. La profundidad del filial aparecía mayormente en la banda izquierda, con un Estupiñán muy participativo que conectó bien con el rol más adelantado de Tomás.

Pasado el cuarto de hora sucedió lo previsible. Tras una buena jugada colectiva iniciada por Clifford, Tomás centró al área pequeña y ahí estuvo Matheus para cazar la bola entre una hojarasca de piernas rivales. El Linares ponía de manifiesto que sus últimos resultados cosechados no son mala suerte, si no desconcentración colectiva y fallos defensivos de bulto. Como réplica, el extremo y capitán Corpas por poco se apeló a la épica tras lanzar a la meta de Pol sin ángulo y pegado a la línea de fondo granadinista. El meta nazarí solventó la coyuntura con una gran estirada, refrendada por la ayuda del travesaño para que el balón no se colase a puerta.

La cuenta goleadora del Granada B se engrosaría aún más al filo del descanso, tras un córner botado por Tomás y que Matheus de nuevo conectaría a gol. El enredo de jugadores en el área chica no permitió ver con claridad si fue el punta brasileño el que únicamente empujó la bola hacia gol o si contó con la ayuda involuntaria de algún jugador azulillo.

El segundo tiempo ofreció  una sorprendente poca mordiente del Linares por encaminar el encuentro hacia sus intereses. El dominio contundente de los locales asustó nuevamente en el sesenta y cuatro, cuando Sulayman intentó una chilena tras recibir una asistencia de cabeza magistral de Matheus. La pelota sopló el travesaño. Cuatro minutos más tarde Aly Malle, algo desaparecido durante el encuentro, anotó el tercero de la mañana tras un rechace del guardameta Lopito. La jugada venía, una vez más, precedida del balón parado. El trabajo de estrategia en este tipo de lances se torna magistral por parte de los pupilos de Planagumà, aunque también ayudó que el Linares tuviese deficiencias notables en el marcaje al hombre.

Ya en el ocaso del envite, Estupiñán pudo rematar la faena tras rematar de cabeza con todo el tiempo del mundo en el área chica. El balón le llegó algo atravesado y finalmente se desvió sin premio. Los visitantes, desdibujados y rebasados, estaban más cerca de pedir la hora que de maquillar el resultado. La disputa acabó con un disparo del recién incorporado Suárez, que blocó a quemarropa Lopito. Con los tres puntos en el bolsillo, el Granada B se despide de Armilla en este 2016 con impresiones inmejorables y bajo la credencial del continuo crecimiento individual y colectivo.

 

Ficha técnica:

Once del Granada CF B: Ballesté, Corozo, Pawel, Hongla, Sulayman, Estupiñán, Navarrete, Clifford, Aly Malle (Nierga, minuto 85), Tomas (Llonch, minuto 67) y Matheus (Luis Suárez, minuto 85).

Once del Linares Deportivo: Lopito, Joselu, Vega, González, Rosales, Cuerva (Luis Lara, minuto 73), Rodri, Martos, Corpas (Fran Lara, minuto 45), Casi (Canillas, minuto 45) y Gamiz.

Goles: Matheus X2 (minutos 17 y 45), Malle (minuto 68).

Árbitro: Luis Mario Villa Alvendiz  (Colegio andaluz). Amonestó a los locales Navarrete  (minuto 15)  y Sulayman (33); a los visitantes Corpas (minuto 64), Gonzalo (minuto 72) y expulsó a Fran Lara por doble amarilla (minutos 52 y 82).

Incidencias: Partido correspondiente a la 18ª jornada de competición del Grupo IV de Segunda División B, disputado en la Ciudad Deportiva de la Diputación de Granada (Armilla).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *