Martes, 21 Noviembre, 2017

            

El Gobierno local propone un plan para que el soterramiento del AVE cueste 250 o 350 millones de euros

El documento, aceptado por la Mesa por el Ferrocarril, marca que las administraciones podrían asumirlo con las plusvalías generadas por el incremento de la edificabilidad en terrenos públicos

La Mesa por el Ferrocarril, reunida en el Salón de Plenos del Ayuntamiento | A.G
Ángela Gómez | @_Angela_GA


image_print

Granada cuenta desde hoy con uno documento que estudiar en profundidad, aunque la tarea se hará con cierto halo de optimismo, que ya se echaba en falta en los últimos encuentros de la Mesa por el Ferrocarril, un espacio de trabajo entre administraciones, colectivos y empresarios de la provincia que pretende acabar con el desbloqueo ferroviario de la provincia y forzar que la llegada del AVE a la ciudad se haga de forma soterrada.

Tras numerosas reuniones, el equipo de Gobierno local ha hecho los deberes.  El Salón de Plenos del Ayuntamiento ha acogido una reunión en la que planos, cálculos e intenciones contables, propios del asunto urbanístico que les ocupa, han sido los protagonistas. Se ha presentado un documento que recoge la fórmula más ‘golosa’ para convencer a Fomento de que el soterramiento es posible y de que Granada es capaz de asumirlo.

Basado en el protocolo firmado por el Ayuntamiento, la Junta de Andalucía y el Gobierno en 2008, el Consistorio granadino ha puesto sobre la mesa un nuevo planeamiento urbanístico con el que se pretende que el coste del soterramiento de las vías, que asumirán estas tres administraciones, oscile entre los 250 y los 350 millones de euros, dependiendo del tipo de gestión que se decida. Una cuantía que se aleja de la inversión de más 700 millones de euros que se planteo hace ya 9 años.

¿Y cómo se va a costear? Ya en 2008 se hablaba de tres áreas de reformas, recogidas por el PGOU, que hay que desarrollar: el Parque de Automovilismo, la Estación de Andaluces y los talleres de Renfe. Con esta sugerencia sobre la mesa, las áreas de reforma citadas, todas públicas, se gestionarían de manera conjunta, aunque estén dispersas. Sin embargo, si antes el PGOU delimitaba el aprovechamiento de esas zonas, el Gobierno local pretende permitir más edificabilidad para sacar más ingresos, y que el ‘excedente’ que consiga cada administración  vaya a una hucha común para pagar el soterramiento del AVE, que trae consigo una auténtica renovación urbanística para los barrios ‘afectados’ por la llegada de la Alta Velocidad. Para que quede más claro, pongamos un ejemplo. Si el PGOU estipulaba que un edificio podía contar solo con 7 plantas, con este planeamiento se le permitirían 12. La diferencia, la plusvalía obtenida, pasará a un fondo creado por las tres administraciones para costear las futuras obras.

Un momento en la Mesa por el Ferrocarril celebrada en el Ayuntamiento de Granada

GESTIÓN PÚBLICA VS GESTIÓN PRIVADA

Con lo que se obtenga, el Gobierno local ofrece dos posibilidades. La primera, que cifra el coste del soterramiento del AVE en alrededor de 250 millones de euros, pasaría por encomendar el proyecto de soterramiento a un gestor privado, aunque las administraciones estarían vigilantes en todo momento.

La segunda fórmula, que saldría 100 millones de euros más cara que la opción anterior, propone que sean las administraciones, las que a través de la creación de una especie de consorcio público, gestionen todo. “Sale más caro porque tenemos que añadir el coste de gestión que nos obliga la ley”, ha explicado Miguel Ángel Fernández Madrid, concejal de Urbanismo. Pero Fernández Madrid ha matizado que lo bueno de esta última opción es que las administraciones van a tener el control absoluto del proceso y se van a ajustar a lo comprometido.

Cabe destacar que en este plan entra también en juego la Universidad de Granada. Estas posibles obras traerían consigo un ‘adiós’ a los comedores universitarios y al campo de rugby. Sin embargo, el Consistorio le ofrecería unos nuevos comedores y un nuevo césped para este deporte.

¿QUÉ INTERVENCIONES PROPONE EL PLANEAMIENTO?

Lo que propone el Gobierno local es un cambio radical que afectaría notablemente al distrito Chana, a Camino de Ronda, al barrio de Los Pajaritos y al entorno de la estación de Andaluces.

La directora de Urbanismo, apoyada por una presentación en powerpoint, ha ido describiendo cada una de las actuaciones, acompañada de los correspondientes planos de cómo es la zona ahora y cómo será si se lleva a cabo. Recogemos algunas.

Se plantea un soterramiento del corredor de entrada a Granada por la línea de Bobadilla, desde el cruce con la Circunvalación A-44 hasta el área de la estación de Andaluces. Con esta actuación, se crearía un gran bulevar verde desde la carretera de Málaga hasta la nueva estación, eliminando los pasos a nivel.

Otra intervención sería el soterramiento del tramo que va desde los talleres de Renfe hasta la estación, si la derivación de Moreda no se ejecuta y coexistieran ambas líneas.

Otro punto pensado sería la ejecución de la variante de la línea de Moreda, la cual discurriría, de forma paralela, con la autovía A-49, y conectaría con la línea de Bobadilla.

También se prevé un cambio sustancial en las inmediaciones de la estación de Andaluces, que contaría con “edificios modernos que, junto al complejo hospitalario Virgen de las Nieves y la futura Ciudad de la Justicia, daría más vida a la zona”, ha señalado la directora de Urbanismo.

Por otro lado, se construiría, en la zona trasera de la estación, un aparcamiento soterrado que conectaría con la calle Gonzalo Gallas. Además, se construiría una estación de autobuses para dar servicio tanto a los autobuses del área metropolitana como a las demandas que generen los futuros pasajeros del AVE.

El suelo que se ‘libere’ de los talleres de Renfe iría destinado a uso residencial. Por su parte, la intervención en el Parque de Automovilismo, ubicado en Los Pajaritos, versaría en la construcción de un único edificio de uso residencial, así como en la recuperación de las dos naves militares existentes para el uso y disfrute de los ciudadanos.

También se reubicarían los comedores universitarios, al conectar con un vial la Avenida de los Andaluces con la calle Rector Martín Ocete, una actuación que descongestionaría el tráfico de Doctor Oloriz.

También se prevé, aunque se tiene que estudiar si realmente es necesario, el desvío en planta y la modificación del alzado del encauzamiento subterráneo del río Beiro. 

Reunión de la Mesa por el Ferrocarril

APOYO DE LA MESA

Tras la exposición del nuevo planeamiento urbanístico, la abarrotada Mesa por el Ferrocarril, ha tomado la decisión de estudiar a fondo el documento y seguir concretando algunos aspectos. No obstante, todos los presentes han mostrado su satisfacción al ver este proyecto, que será enviado de inmediato al Ministerio de Fomento, “para que vean que hay una fórmula de hacerlo y a un precio más reducido que las administraciones vamos a costear”, ha señalado el alcalde de Granada, Francisco Cuenca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *