Miércoles, 18 Octubre, 2017

            

El Gobierno local busca sanear más de 90 millones de euros en diez años

El Plan de Saneamiento propuesto debe contar con el apoyo de la oposición para implantar varias medidas, tales como la subida del 4% del IBI durante cuatro años, las amortizaciones de las jubilaciones y la reducción de la aportación a los grupos, entre otras

El concejal de Economía del Ayuntamiento de Granada, Baldomero Oliver, esta mañana | Ángela Gómez
Ángela Gómez | @_Angela_GA


image_print

El equipo de Gobierno local ha presentado esta mañana el Plan de Saneamiento del Ayuntamiento de Granada para los próximos diez años.  “Este es el tratamiento para que el enfermo no se nos muera”, ha indicado coloquialmente el concejal de Economía, Baldomero Oliver.

Lo que pretende con este plan el gobierno socialista es reducir el remanente negativo de tesorería, es decir, conseguir dejar a cero más de 90 millones de euros en rojo que tiene el Ayuntamiento de Granada.

Para ello, el equipo de Gobierno local ha elaborado esta “dura” hoja de ruta, que aún deberá contar con el visto bueno del resto de grupos municipales y su aprobación en pleno. La oposición ya tiene el documento en sus manos y, a partir de ahora, se abre unas semanas de diálogo y de aportaciones. “No me planteo que no haya acuerdo”, ha afirmado rotundamente Oliver.

Dicho esto, el equipo de Gobierno local propone una serie de medidas que afectan, sobre todo, al gasto municipal, aunque también utilizarán la vía de los ingresos para conseguir normalizar la situación en las arcas municipales.

Entre estas medidas, que tendrán vigor hasta 2027, se encuentran varias que darán que hablar. Se contempla una subida del 4% del IBI durante los próximos tres años (2018, 2019 y 2020) así como la amortización de 18 plazas de jubilación. También habrá reducciones en las horas extraordinarias en la Policía Local y Bomberos, entre otras.

Además de ser un documento “que será la mercromina para la herida que ha dejado el PP en el Ayuntamiento”, ha explicado Oliver, supone también el esqueleto del presupuesto del próximo ejercicio. “Tiene que se aprobado para tener presupuesto el próximo año”, ha detallado Oliver.

El concejal de Economía del Ayuntamiento de Granada, Baldomero Oliver | Fuente: Archivo GD

LAS MEDIDAS

El Gobierno local quiere hacer un esfuerzo en contener, sobre todo, el gasto en el apartado de personal. De esta manera, el Plan plantea las siguientes medidas: la reducción de las horas extraordinarias, la revisión del coste salarial del personal procedente de organismos autónomos y empresas municipales así como la amortización de las plazas vacantes por jubilación.

En el apartado de gastos corrientes, el Gobierno local propone la supresión de contratos “no esenciales” como el seguro médico de ADESLAS, la revisión del contrato con Inagra para hacerlo más económico a partir de 2021 (fecha en la que finaliza el actual) y el de las porterías de los colegios municipales y un plan de ahorro energético, entre otras medidas.

Otra de las medidas propuestas es que se reduzca al 99% la aportación económica a los grupos municipales en los próximos dos años para conseguir un ahorro de 352.883,52 euros.

En el apartado de los ingresos, el equipo de Gobierno local plantea la subida del 4% del IBI durante 2018, 2019 y 2020. También se eliminarán las bonificaciones potestativas por domiciliación de recibos en el IBI y en el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica, así como las bonificaciones a los titulares de los vehículos de más de 25 años.

 

¿CUÁLES ESTÁN YA EN MARCHA?

Desde mayo de 2016, fecha en la que el equipo socialista tomó las riendas del Gobierno local, se han adoptado ya varias medidas como la reducción de tres plazas en puestos de confianza, la reducción de los miembros del tribunal de contratación  y el incremento en las tarifas del transporte público. También se han ‘rebajado’ el coste del contrato de servicios de control de accesos y vigilancia de Edificios Municipales así como en el nuevo contrato de TG7.
“PAPEL MOJADO” ANTE IMPREVISTOS

En este documento, según ha respondido Baldomero Oliver a preguntas de los periodistas, no se ha contemplado cualquier imprevisto que suponga un desembolso para el Ayuntamiento, como podría ser una sentencia desfavorable que suponga cualquier tipo de indemnización. “Cualquier imprevisto convertirá en papel mojado este documento”, ha afirmado Baldomero Oliver, quien confía en que el resto de grupos municipales “asuman su responsabilidad, de una vez por todas, y acepten este Plan” , porque si no, según ha explicado el concejal de Economía, se “desbordará el remanente negativo de tesorería, y el Ayuntamiento estará en disposición de intervención”.

Habrá ampliación de este Plan de Saneamiento del Ayuntamiento de Granada en la portada de mañana de Granada Digital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *