Lunes, 16 enero, 2017

El Gobierno destina 750.000 euros a paliar los daños de los incendios y los temporales en Cantabria y Asturias

Los incendios de finales de 2015 y principios de 2016 en el término municipal del Concejo de Parres afectaron a más de 14.000 hectáreas de superficie forestal

incendio
Foto: E.P. FNYH
E.P.


image_print

El Consejo de Ministros ha aprobado destinar 750.000 euros a remediar los daños de los incendios y de los temporales que se produjeron entre diciembre de 2015 y enero de 2016 en Cantabria y Asturias.

En concreto, a Cantabria se destinarán 250.000 euros a realizar actuaciones de restauración forestal y medioambiental en las zonas afectadas por los “más de 400 incendios” en esos dos municipios entre diciembre y enero y que afectaron a zonas de especial valor ambiental, como el Parque Natural de los Collados del Asón, el Parque Natural de Saja-Besaya y las zonas de especial protección para la aves de Sierra del Cordel, cabeceras del Nansa y el Saja.

En cuanto al Principado de Asturias, el Gobierno ha aprobado la declaración de emergencia para la restauración forestal y medioambiental del área afectada por incendios forestales y temporales y destinará a estos trabajos 500.000 euros.

En concreto, los incendios de finales de 2015 y principios de 2016 en el término municipal del Concejo de Parres, afectaron a más de 14.000 hectáreas de superficie forestal, de las que 2.500 corresponden a superficie forestal arbolada y cerca de 900 hectáreas a montes de titularidad pública.

Estos incendios arrasaron las superficies que, seguidamente se vieron afectadas por intensas lluvias y temporales de viento y nieve, que provocaron fuertes procesos de torrenteras y abarrancamientos, con arrastres sólidos que han provocado pérdidas de suelo y riesgo de obstrucción de torrenteras e infraestructuras por la madera caída.

Esta situación hace necesaria la restauración hidrológica forestal y de retirada de madera quemada para evitar el ataque de plagas y permitir la regeneración natural de las especies, y la contención de tierras para impedir que se desencadenen procesos erosivos.

En Asturias, las actuaciones paliarán los daños derivados de la situación de emergencia, con la posibilidad de gestionar, más adelante, a través de un procedimiento ordinario, de la restauración integral del ecosistema forestal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *