Viernes, 22 Septiembre, 2017

            

El equipo de gobierno afirma que la presión fiscal de Granada es “alta” y apuesta por “racionalizar el gasto”

El nuevo responsable de Economía ha sostenido que mientras no se consiga "remendar las grandes carencias económicas" del Ayuntamiento tiene "poco sentido incorporar nuevos ingresos"

Baldomero Oliver | Foto: Granada Digital
E.P.


image_print

El concejal de Economía y Hacienda en el Ayuntamiento de Granada, Baldomero Oliver (PSOE), ha reconocido este martes que la presión fiscal en la ciudad “es bastante alta” y ha opinado que el “problema” para “remendar” la situación de las arcas municipales “no es tanto los ingresos” como “racionalizar el gasto”, que en algunos casos “está un tanto disparatado”.

Oliver ha realizado estas declaraciones junto al alcalde, Francisco Cuenca (PSOE), a preguntas de los periodistas sobre si la subida del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) seguirá siendo “una línea roja” como lo era para el PSOE en la oposición y sobre la confección de unos presupuestos para el presente ejercicio, en el que el Ayuntamiento está funcionando con unas cuentas prorrogadas.

El nuevo responsable de Economía ha sostenido que mientras no se consiga “remendar las grandes carencias económicas” del Ayuntamiento y “tapar los agujeros” tiene “poco sentido incorporar nuevos ingresos” porque es sabido que “se van a ir por un desagüe que es lo primero que hay que arreglar”.

“A partir de ahí tendremos que estudiar seriamente la situación económica y ver si se puede evitar o no la subida de impuestos porque entendemos, igual que en la oposición, que la prisión fiscal es bastante alta; pero el problema no es tanto los ingresos sino racionalizar el gasto, que en algún caso en este ayuntamiento está un tanto disparatado”, ha argumentado Oliver.

Sobre la confección de los presupuestos para el presente ejercicio, el alcalde ha recordado que el nuevo equipo de gobierno trabaja en estos momentos en conocer la situación económica “real” del Ayuntamiento, aunque ha advertido de que el PP “lo ha dejado bastante desmantelado”.

Una vez que se cuenten con los parámetros económicos necesarios, Cuenca ha anunciado que se pondrá en marcha el marco de diálogo con el resto de grupos para garantizar “una buena gestión económica” del consistorio y “restablecer” en la medida de lo posible la situación de las arcas municipales.

Sobre los planes del equipo de gobierno para la Línea de Alta Capacidad (LAC), cuya incorporación fue duramente criticada por los socialistas desde la oposición, Cuenca ha avanzado que la nueva concejal de Movilidad, Raquel Ruz, “ya está trabajando” en las nuevas decisiones que van a tomarse.

A juicio de Cuenca, este medio de transporte ha sido una de las decisiones más negativas que tomó el anterior equipo de gobierno ‘popular’ en lo relativo a la movilidad de los ciudadanos, en tanto que “tiene un recorrido tremendamente corto que perjudica a los barrios”.

La pretensión del nuevo gobierno es “optimizar” la inversión que se hizo en su momento con este nuevo medio de transporte a la vez que se intenta “paliar la brecha que se ha creado en los barrios”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *