Miércoles, 29 Marzo, 2017

El ejercicio aeróbico puede beneficiar a las personas que sufren esquizofrenia

Tras observar a 385 pacientes con esquizofrenia, los científicos comprobaron que realizar durante 12 semanas ejercicios aeróbicos mejora de forma significativa el funcionamiento cerebral de los pacientes

Tres mujeres hacen ejercicio | Foto: E.P.
E.P.


image_print

l ejercicio aeróbico puede beneficiar a las personas que sufren esquizofrenia, según ha mostrado un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Manchester (Reino Unido), publicado en ‘Schizophrenia Bulletin’.

Tras analizar 10 ensayos clínicos independientes en los que se observaron a 385 pacientes con esquizofrenia, los científicos comprobaron que realizar durante 12 semanas ejercicios aeróbicos mejora de forma significativa el funcionamiento cerebral de los pacientes.

La esquizofrenia es una enfermedad caracterizada por alucinaciones y delirios que, si bien puede ser tratada con medicamentos, los pacientes suelen tener problemas de memoria, así como deterioro en el procesamiento de la información y dificultad para concentrarse.

En este sentido, el trabajo ha mostrado que aquellos que son tratados con programas de ejercicios aeróbicos, tales como cintas de correr o bicicletas estáticas, en combinación con la medicación, mejoran el funcionamiento global del cerebro, en comparación con aquellos que sólo toman fármacos.

ACTITUDES QUE MÁS SE BENEFICIAN

De hecho, las actitudes que más mejoran con el ejercicio son la capacidad para comprender las situaciones sociales, los periodos de atención, la memoria de trabajo y la capacidad de retener diferente información en un mismo periodo de tiempo.

“Los déficits cognitivos son el aspecto más problemático de la esquizofrenia porque dificultan al paciente en su vida diaria. Además, los medicamentos actuales para tratar la enfermedad no tratan estos déficit, por lo que estamos buscando nuevas opciones para tratar estos aspectos de la patología y cada vez son más numerosos los trabajos que sugieren que el ejercicio físico puede ser la solución”, ha asegurado el autor principal del trabajo, Joseph Firth.

Finalmente, el experto ha asegurado que los resultados obtenidos en su investigación son la “primera evidencia a gran escala” sobre los beneficios que la actividad física, en concreto la aeróbica, tiene en el tratamiento de los déficit neurocognitivos asociados a la esquizofrenia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *