Domingo, 20 Agosto, 2017

            

El dilema de las rotaciones en Copa del Rey

El Granada CF afronta la ida de los dieciseisavos de final este miércoles ante Osasuna. Alcaraz tendrá que elegir entre mantener a los jugadores que están jugando habitualmente en liga o dar una oportunidad a los desaparecidos

Alberto Bueno, durante un entrenamiento esta temporada | Foto: Antonio L. Juárez
Daniel Sánchez-Garrido | @Danisgr


image_print

Como suele ser una costumbre, llega la Copa del Rey cuando menos interesa. El Granada CF, sumido en una situación deportiva lamentable, último clasificado, a cinco puntos de la permanencia, afronta este miércoles (21:00 horas) la ida de los dieciseisavos de final del torneo copero ante el Osasuna en Los Cármenes.

Evidentemente, la Copa del Rey no es un objetivo para el conjunto nazarí, pero un choque ante un rival directo como el equipo pamplonica puede dejar efectos positivos a largo plazo, o, por el contrario, rematar la machacada moral de los nazaríes.

El cambio de competición debe suponer un respiro para el plantel que dirige Lucas Alcaraz, y liberar a unos jugadores faltos de confianza y seguridad casi desde que comenzara la temporada. Celebrar una victoria, sea en el contexto que sea, y volver a saborear la sensación de ganar puede ser muy beneficioso para los tres envites ligueros que quedan hasta final de año.

De esta forma, el técnico granadino tendrá que decidir ante esta circunstancia entre seguir confiando en los jugadores que vienen jugando en liga o hacer rotaciones ante la inminente llegada del sábado, día en el que el Granada recibe al Sevilla en la jornada 14 de liga. Así, hombres que están en un segundo plano como Oier, Kelava, Tito, Krhin, Márquez, Angban, Jon Toral, Atzili, Bueno o Ponce esperan una oportunidad ante la falta de minutos, así como jugadores del filial que vienen empujando fuerte. En este sentido, Tito y Krhin están tocados, por lo que no parecen que puedan llegar a ser opción para el miércoles. Oier, por su parte, tampoco podrá debutar en esta temporada, ya que arrastra una sanción del curso pasado.

También querrán volver a disfrutar de minutos, ya que en el último envite ante el Celta de Vigo no lo hicieron, Isaac Cuenca, Gastón Silva y Gabriel Silva. Cuenca se disputa con Tito y Foulquier el carril derecho. El francés ya está recuperado de su lesión y parece que tiene el favor de Alcaraz. Gabriel Silva, por su parte, se cayó de la convocatoria para Balaídos por lesión. Le sustituyó Tabanou, que aún no había jugado ningún minuto. Habrá que ver si Alcaraz decide volver a apostar por Gabriel o da una nueva oportunidad a Tabanou.

Respecto al centro de la defensa, con el nuevo sistema de tres centrales, Alcaraz tendrá que decidir si mantiene la línea formada por Vezo, Lombán y Saunier, que ha jugador la mayoría de los minutos con el granadino al mando; o dar entrada a Gastón Silva, que ya jugó ante el Valencia por la baja de Vezo. Como defensa central, el entrenador nazarí también ha probado en algunos entrenamientos con Angban.

En el centro del campo, precisamente Angban puede dar descanso a Uche, que lo ha jugado casi todo desde que llegó Alcaraz. Samper necesita de continuidad, pero su bajo nivel ante el Celta puede dar minutos a Márquez o Jon Toral.

Atzili oposita para dar descanso a Andreas o Carcela en alguna de las bandas. Aquí también puede jugar Isaac Cuenca, volviendo a su posición natural, abandona últimamente por su nuevo rol de carrilero.

En la punta del ataque, Ezequiel Ponce es una buena alternativa al trabajador Kravets, que en los últimos partidos se ha ganado la vitola de incuestionable por su infinito sacrificio. En esta posición también se encuentra el recién ‘readmitido’ David Barral, que vuelve a los entrenamientos con el grupo este martes, tras serle levantado el castigo que tenía por su incidente con Isaac Cuenca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *