Domingo, 19 Noviembre, 2017

            

El despido de Piru, cuando menos se esperaba

El ya exdirector deportivo del Granada acusa el tormentoso pasado y se marcha justo después de la primera gran victoria del equipo esta temporada

Imagen de archivo de Javier Torralbo 'Piru' | Archivo GD
Daniel Sánchez-Garrido @Danisgr


image_print

Lo primero que podrá hacer Piru tras ser despedido del Granada CF es recuperar horas de sueño, todas aquellas que él mismo ha reconocido que ha perdido en la aventura como director deportivo del equipo nazarí. La relación del Granada y Javier Torralbo ‘Piru’ llegó ayer a su fin. Algo antes de las 11 de la mañana, la entidad nazarí comunicaba la noticia.

No es que sea algo sorprendente. La etapa de Piru al frente de la dirección deportiva del Granada ha sido un camino lleno de piedras. En ocasiones, impuestas por él mismo y su poca experiencia en el puesto, en otras, por la confianza depositada en el entrenador con el que comenzó a trabajar, Paco Jémez, quien terminó quemando al exojeador del Real Madrid.

Este cese puede denominarse que era un secreto a voces. El currículum que ha acumulado en su periplo nazarí no daba demasiadas garantías al madrileño para tener esperanza de seguir muchos años en Granada. Suspendió en el mercado de fichajes de verano y está por ver los resultados del mercado invernal, que tampoco tuvo un cierre prometedor.

Tarde o temprano pasaría lo que finalmente ocurrió ayer. Y es que a Piru se le ha visto dócil, inocente, poco hábil con las negociaciones… en definitiva, nunca demostró tener las tablas suficientes para un puesto de tal relevancia dentro de un club. Incluso él mismo ha reconocido que no pensaba que fuera a ser todo tan difícil.

El ya exdirector deportivo ha terminado acusando el tormentoso pasado, con más de una operación fallida, incluso recibiendo la burla de algunos agentes de representación del mundillo -el agente de El Zhar se burló del Granada cuando el marroquí prefirió el 31 de enero marcharse al Leganés-.

A pesar de todo, Piru ha sido despedido cuando menos se esperaba. Justo después de que el Granada consiguiera su mejor victoria de la temporada y cuando la semana se antojaba tranquila por las oficinas de la Ciudad Deportiva nazarí.

Y para colmo, el cese del madrileño llega junto con las primeras alabanzas a su trabajo por los fichajes de Héctor, Wakaso y Adrián Ramos, que tan buenas sensaciones dejaron en la victoria ante el Real Betis. El ya exdirector deportivo respiraba por primera vez con la sensación de haber acertado. En su carta de despedida así lo aseguraba: “El domingo ha sido el mejor día para mí, pero el fútbol es así”. Y es que daba igual lo que pasara ya, ni siquiera que el Granada esté a tan solo dos puntos de la permanencia. No había marcha atrás. El presidente, John Jiang, había venido de visita a Granada, y no le ha tembló el pulso.

Piru ya es historia del Granada. Para bien o para mal. Ahora, el equipo de ojeadores de John Jiang, los técnicos de DDMC Football Club Management Company se encargará de la dirección deportiva del Granada, donde se encuentran los famosos exfutbolistas Tony Adams y Hernán Crespo. De esta manera, y sin una persona fija en el cargo, al menos de momento, ya se trabaja en la próxima temporada. Eso sí, aún con la incertidumbre de si será en Primera o Segunda División. Lo que sí es seguro es que ahora toca seguir luchando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *