Lunes, 27 Marzo, 2017

El desempleo, la corrupción y la política son los tres principales problemas para los andaluces

El 61% de los encuestados califica la situación actual como mala o muy mala

Oficina de empleo | Foto: archivo


image_print

Nueve de cada diez andaluces considera que el desempleo es el principal problema de Andalucía, y así lo mencionan el 87,4 por ciento de los encuestados en el Estudio General de Opinión Pública de Andalucía (Egopa) de verano de 2015 publicado este lunes por el Centro de Análisis y Documentación Política y Electoral de Andalucía (Cadpea), que sitúa en el segundo puesto a la corrupción, y la política, en el tercer lugar, por encima de la marcha de la economía.

En lo que respecta a la situación económica de Andalucía, el 79,2 por ciento de los 1.200 encuestados por teléfono entre el 29 de junio y el 18 de julio la valora como mala o muy mala, y en lo que se refiere a España los juicios negativos disminuyen ligeramente, hasta un 73,2 por ciento, lo que se traduce en que se mantiene el pesimismo aunque están mejorando las expectativas económicas entre los ciudadanos, ya que estos porcentajes han disminuido ligeramente con respecto al último sondeo de invierno.

Por su parte, más de la mitad de los encuestados, el 56,8 por ciento, consideran que la economía seguirá igual en los próximos meses, percepción que permanece estable en referencias a las ediciones anteriores del Egopa.

Las expectativas sobre el mantenimiento del escenario económico a nivel nacional frena el descenso iniciado verano de 2014 situándose en el 47,6 por ciento, un registro prácticamente idéntico al de la edición de invierno 2015.

Acompañando esta tendencia, el Cadpea observa un descenso continuado de las opiniones referentes a un empeoramiento de la situación económica andaluza y española, así como el incremento sostenido del porcentaje de entrevistados que cree que la situación económica mejorará en ambos ámbitos.

De la misma manera, en cuanto a la situación política regional y nacional se mantiene la percepción negativa sobre ambas, si bien se produce un considerable descenso, superior a los siete puntos porcentuales, en las valoraciones negativas tanto a nivel andaluz como español, que se acompañan por aumentos de las percepciones positivas.

VISIÓN NEGATIVA

Actualmente, el 61,6 por ciento de los encuestados califica la situación política en Andalucía como mala o muy mala, frente al 20,6 por ciento que la considera como buena o muy buena, lo que supone un notable ascenso respecto a la edición de invierno de 2015 (14,9 por ciento), antes de la celebración de las pasadas elecciones autonómicas.

La valoración del panorama político nacional también apunta en esta dirección, si bien las percepciones son menos favorables que en el caso andaluz.

Así, el 69,4 por ciento de los ciudadanos considera que la situación política en España es mala o muy mala, aunque con respecto a hace un año (verano 2014) se advierte un descenso en esta valoración de 5,9 puntos.

Por el contrario, un 13,0 por ciento de los encuestados opina de forma positiva, registrándose así un aumento de 6,8 puntos porcentuales en este intervalo anual.

En opinión de los andaluces, el “desempleo” (87,4 por ciento), continúa siendo el primer problema de la comunidad, seguido por “la corrupción” (47,5 por ciento), “la política” (26,8 por ciento) y “la educación y la enseñanza” (25,5 por ciento), que superan a “la marcha de la economía” (24,3 por ciento), cuando esta última ocupaba la segunda posición hasta verano de 2013.

Aunque en menor medida, si bien al alza en todos los casos, estas preocupaciones se reflejan también en el ámbito personal, de tal forma que “el paro” es señalado en primer lugar por el 55,3 por ciento de los andaluces, seguido por “los problemas de índole económica” (26,3 por ciento), “la educación” (21,3 por ciento) y “la sanidad” (15,0 por ciento).

En quinto y sexto lugar se posicionan “la corrupción y el fraude” (12,2 por ciento) y “los problemas relacionados con la calidad del empleo” (9,4 por ciento). No obstante, destaca que el 21,5 por ciento de los encuestados considera que no tiene ningún problema que personalmente le afecte.

En contraposición a su pesimismo sobre la situación andaluza y española, el 61,7 por ciento de los andaluces declara que le han ido bien o muy bien las cosas personalmente en el último año, frente al 19,3 por ciento que valoran su situación personal de forma negativa. En relación a hace seis meses, ha aumentado el optimismo de los andaluces sobre su situación personal en 2,5 puntos porcentuales.

En cuanto a la valoración de la situación económica personal o familiar, el 57,8 por ciento de los andaluces la califica positivamente, con un incremento de 4,3 puntos porcentuales con respecto a la edición anterior, mientras que el 22,8 por ciento la considera como mala o muy mala (4,3 puntos inferior a la pasada edición). Por su parte, el 70,9 por ciento de los encuestados considera que su economía personal o familiar continuará igual en los próximos seis meses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *