Sábado, 22 Septiembre, 2018

            

El desembarco de Hope en el Granada enfatizará el trabajo en equipo

Según explica el director general de la entidad, se buscará eliminar las decisiones personales en áreas como la dirección deportiva

Antonio Fernández Monterrubio y Paula de la Peña | Foto: Nacho Santana
Nacho Santana | @NachoSantana_27


image_print

El encuentro entre el director general del Granada, Antonio Fernández Monterrubio, y la prensa ha dejado muchas cosas a tener en cuenta. Si bien Monterrubio se ha atrevido a hablar de la planificación deportiva, tampoco ha querido dejar pasar la oportunidad de esclarecer el organigrama del club, que en ocasiones podría parecer opaco, y más con la salida pendiente de Manolo Salvador.

Como es lógico, el máximo mandatario es el presidente y propietario del equipo, John Jiang. Justo un escalón por debajo de él se encuentra el Consejo de Administración, del cual es miembro Kangning Wang, mano derecha del presidente en Granada. Inmediatamente tras este estamento llegaría la dirección general, con Antonio Fernández Monterrubio a la cabeza. Por debajo ya se encontraría la dirección deportiva, actualmente ocupada por Manolo Salvador a la espera de que se termine de cerrar el acuerdo para rescindir su contrato. Una vez que esto pase, se evitará la personificación para pasar a un sistema de trabajo en grupo, donde entra en acción el grupo Hope, propiedad de Jiang.

Sin embargo, incluso dentro de este proyecto grupal resaltarían dos pilares principales: Antonio Cordón y Fran Sánchez, por parte de Hope y el Granada Club de Fútbol, respectivamente. Ellos dos serán las figuras encargadas de llevar a buen puerto las acciones que se tomen en la parcela de la dirección deportiva. De este modo, los nazaríes apuestan por “seguir la línea de trabajo que llevamos desde enero“, cuando Cordón se incorporó a la dinámica granadinista, según ha señalado Monterrubio, que ha enfatizado en que no se trata de una ruptura con el trabajo anterior, sino que ya en enero “las decisiones se tomaron de forma unánime, exponiendo cada uno su punto de vista”.

Pese a que el director general ha señalado que “físicamente no tienen por qué estar en Granada”, será Fran Sánchez el encargado de hacer de las labores de interlocución con la plantilla. Además, Monterrubio ha querido hacer un énfasis especial en que “a Hope le paga el presidente, no el club”, por lo que no supondrá un sobrecoste respecto a la estructura unipersonal que se llevaba antes de incorporar a Cordón.

Antonio Fernández Monterrubio y Paula de la Peña | Foto: Nacho Santana

Otra de las modificaciones que buscarán realizar de cara a la próxima temporada es “que el presidente sea más accesible para los medios”, haciendo posible que acalle rumores como el de una posible venta del club, algo que se ha encargado de desmentir el propio Monterrubio pese a reconocer en varias ocasiones que “este tipo de cosas no entran en mis competencias, tiene que hacerlo el presidente”. De cara a lograr esa accesibilidad, el Granada se encuentra ya “trabajando en diferentes propuestas”, además de buscar un modo para que alguien se encargue de tener contacto constantemente para evitar la sensación de que desde el club no se da la cara.

Con respecto a Ignacio Cuerva, el propio Monterrubio se ha encargado de confirmar su dimisión. “Ha tomado una decisión personal que respeto”, ha señalado, “aunque estoy convencido de que seguirá vinculado al club porque es un activo importante, y así se lo he manifestado al presidente”. De este modo, es el propio Ignacio Cuerva quien debe encargarse de negociar con Jiang bajo qué fórmula continuará ligado a la entidad rojiblanca.

Con respecto a la figura de John Jiang, el director general ha señalado que está “perfectamente enterado de todo” pese a no estar en Granada. “Recibe un informe semanal mío sobre los tres o cuatro puntos importantes y también hablamos mucho cara a cara”, ha apuntillado Monterrubio, “me transmite bastante tranquilidad, nada de nerviosismo”.

El proyecto de la ciudad deportiva, remodelado

El hecho de permanecer en Segunda lastrará al Granada en todas las facetas posibles. El proyecto de la segunda fase de la ciudad deportiva no será finalmente como se planteó en un principio dada la falta de fondos de los que dispone el club en la actualidad. En primer lugar, los campos para la cantera pasarán de estar hechos de césped natural al artificial, principalmente para evitar el desgaste que sufre el terreno de juego. “Tendríamos que construir veinte campos para que pueda usarlos toda la cantera sin destrozarlos”, ha señalado el propio Monterrubio al respecto.

En cuanto a la residencia para la cantera, el proyecto se mantiene pero ahora necesitará un nuevo estudio de detalle, lo cual alarga el plazo de finalización. “La idea es empezar sin la residencia”, ha explicado el director general del club, que también ha reconocido que la entidad “necesita financiación externa” para poder acometer estas obras ahora que el presupuesto es menor que en las temporadas pasadas.

Para este proyecto, se ha dejado patente la necesidad de dos campos de césped artificial, acompañados por gradas entre ambos. Además, será necesaria una modificación en los accesos a la ciudad deportiva para que la entrada a los campos sea más fácil, algo que ya ha logrado hacerse durante los partidos del filial, que seguirá jugando en la ciudad deportiva durante el próximo curso. Sin embargo, no se contemplan fechas aún para iniciar estas modificaciones.

Los Cármenes, reformas a medio plazo

El convenio de utilización de Los Cármenes deberá ser renovado, pues expiraba a finales de la última campaña disputada. “La relación entre el Ayuntamiento y el Granada es muy buena”, ha señalado Monterrubio, “Los Cármenes necesita inversiones que valoramos a medio plazo, debe ser un generador de ingresos, no un elemento de gasto”. De cara a estas mejoras, el club está pensando en un museo y cerrar las esquinas, algo para lo que “ya hay cosas planteadas”.

De momento, el club se centrará en negociar con el Ayuntamiento medidas concretas que les permitan mejorar “pequeñas cosas del día a día, como el control de los accesos” para mejorar la experiencia de los que acudan a disfrutar de los encuentros. “Si estuviésemos en Primera empezaríamos a trabajar este mismo mes, pero ahora tenemos que periodificar las obras”, ha señalado Monterrubio de cara a las posibles mejoras.

Deudas de patrocinadores y clubes

Algo que sí es seguro que no estará el año que viene en Los Cármenes es la publicidad de Energy King en las gradas, así como en las camisetas que vistan los jugadores. La firma china acordó un patrocinio de dos años con un pago de cinco millones de euros en el primero y medio millón en el segundo, pero aún deben una cantidad del primer pago al club rojiblanco, que ha puesto un requerimiento al respecto.

Por otra parte, el Rubin Kazán debe cuatro millones de euros del fichaje de Rochina, “y dentro de poco nos deberá otra cantidad”, ha manifestado Monterrubio. El Granada ya ha llevado el caso ante la FIFA, si bien están convencidos de que el club ruso apelará la resolución cuando salga y tendrán que recurrir al TAS para poder añadir a las arcas un dinero que podría ayudar con la planificación de la temporada. “Deben cuatro millones y falta por pagar una cantidad menor que está vinculada a diferentes variables“, ha explicado el director general del Granada, “me consta que también le deben dinero al Villarreal y Real Sociedad”.

A la espera de ‘Tin’ Angulo

Otro caso que continúa en el aire aún es el del fichaje de ‘Tin’ Angulo. Tanto el jugador como Independiente del Valle, club del que procede, decidieron acudir a la vía judicial para reclamar el dinero que habrían obtenido de la operación respectivamente. En este caso, el Granada ha ganado una de las dos resoluciones, mientras que la otra no ha sido emitida aún. El club rojiblanco ya había pagado una cantidad inicial que no podrá recuperar, y tiene guardada una dotación en caso de que la justicia dé la razón a los ecuatorianos. En caso de que finalmente sean los granadinos quienes se salgan con la suya, los presupuestos recibirían una inyección de más de tres millones de euros. 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.