Lunes, 16 Octubre, 2017

            

El Defensor del Pueblo Andaluz pide “extremar” la vigilancia en el Albaicín frente a pintadas y actos vandálicos

¿Queda algo sin manchar, pintar o degradar?", se pregunta el defensor

Pintada en el Arco de las Pesas del Albaicín | Archivo GD
EP


image_print

El Defensor del Pueblo Andaluz ha emitido una resolución en la que recomienda que se “extremen” las medidas de vigilancia y protección en el barrio granadino del Albaicín, declarado por la Unesco Patrimonio de la Humanidad, frente a las pintadas y, en general, “un vandalismo crónico” que “perjudica sus valores patrimoniales e históricos”.

La institución que dirige Jesús Maeztu se ha pronunciado de este modo a raíz de la queja de oficio abierta a finales de febrero relativa a la proliferación de daños y pintadas en el Albaicín ante el Ayuntamiento de Granada y la Delegación Provincial de Cultura, Turismo y Deporte, lo que supuso la petición de información a estos organismos para analizar la situación.

En su resolución, a la que ha tenido acceso Europa Press, el Defensor del Pueblo Andaluz ve confirmado tras estudiar la documentación remitida por las administraciones que existe un “estado generalizado de ataques y deterioros de las fachadas y elementos viarios del Albaicín“.

Así, ratifica “una reiterada” presencia de estos actos vandálicos en los itinerarios de esta emblemática zona de la capital granadina, “donde las imágenes del estado de fachadas, mobiliario urbano, pavimentos y toda superficie susceptible de ser lastimada son ciertamente impactantes” por “la contemplación de abandono y deterioro que generan” y “por la consternación que ese resultado provoca, degradando un espacio que encierra los mejores valores de la cultura y de la historia de la ciudad”.

Alude en este sentido Maeztu al informe ofrecido por la Agencia Albaicín, en el que se hace un relato de los edificios intervenidos para su limpieza, que incluye plazas, aljibes, mobiliario y fachadas del entorno. “Tras este detallado elenco de inmuebles, más que una relación de intervenciones puntuales, parece el listado catastral de la zona. ¿Queda algo sin manchar, pintar o degradar?”, se pregunta el defensor a lo largo de esta resolución, que adelanta el ‘Independiente de Granada’.

“EMPEÑO”

Maeztu valora el “empeño” de las Administraciones implicadas por mitigar los impactos de los daños de pintadas y agresiones gráficas que padece el Albaicín, con “esfuerzos continuos en el tiempo y generalizados” frente a este “vandalismo crónico” pero advierte de que “las pintadas siguen” y “hasta crecen”.

“Difícilmente se podrá limpiar más; ahora toca ensuciar menos”, ha sostenido. Además de extremar la vigilancia en el entorno, aboga por potenciar labores de concienciación ciudadana en favor de este patrimonio común mediante la formación en centros escolares, habilitando espacios específicos para murales alternativos, con la concienciación social y reforzando la implicación vecinal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *