Jueves, 30 Marzo, 2017

El Defensor del Pueblo Andaluz concluye que el Infoca actuó correctamente en el incendio de Lújar

La Administración autonómica traslada al Defensor que la detección y localización del incendio se produjo "con extraordinaria inmediatez" y que en su propagación incidieron directamente, entre otros factores, las condiciones meteorológicas

incendio de Lújar
E.P.


image_print

El Defensor del Pueblo Andaluz ha concluido que el Infoca actuó correctamente en las labores de extinción del incendio que el pasado verano calcinó unas 2.000 hectáreas de gran valor ambiental en la Sierra de Lújar (Granada), obligando al desalojo de más de 600 vecinos.

Así se desprende de la resolución emitida por el Defensor, Jesús Maeztu, a la que ha tenido acceso Europa Press, en la que sugiere no obstante a la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio que lleve a cabo una investigación para estudiar “posibles medidas adicionales y alternativas para aminorar el riesgo de incendios en esta zona”.

Además, si se confirma que la causa del incendio pudo ser el estado en que se encontraba una línea eléctrica, pide que se estudien las medidas necesarias para que la empresa titular de la misma asuma “las responsabilidades a que haya lugar”.

La Oficina del Defensor del Pueblo inició una actuación de oficio al conocer las discrepancias entre el Ayuntamiento de Lújar la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio con motivo de las labores de extinción del incendio.

En el marco de estas actuaciones, recibió un informe de la Viceconsejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio del que se desprende que, “en aquellos días y por las condiciones climáticas extremas, se realizaron infinidad de intervenciones” en incendios, algunos de ellos de gran entidad como fueron, además del de la Sierra de Lújar, el de la Estación de Larva, en Quesada, el de Zufre y el de Puerta de Segura.

Añade la Junta que, “pese a la situación excepcional” que se produjo durante ese mes de julio del pasado año –cuando el número de conatos al día estuvo en una horquilla de entre 10 y 17– se lograron controlar esos incendios “sin que haya ocurrido ningún incidente significativo”, gracias al Infoca y la coordinación entre las distintas administraciones.

La Administración autonómica traslada al Defensor que la detección y localización del incendio se produjo “con extraordinaria inmediatez” y que en su propagación incidieron directamente, entre otros factores, las condiciones meteorológicas.

A partir de estos antecedentes, el Defensor afirma no haber detectado “disfuncionalidad” alguna en la intervención del Infoca para extinguir un fuego que, “al final, terminó calcinando, durante varios días, una amplísima zona de gran riqueza forestal situada a pie de monte” y en la falda sur de la Sierra de Lújar.

Concluye por tanto que el resultado del fuego “no es, en absoluto, imputable al funcionamiento de los servicios técnicos y personales del Infoca”.

PREOCUPACIÓN

Pese a ello, el organismo que dirige Jesús Maeztu ha mostrado su “preocupación” por el hecho de que, aunque este territorio está incluido en el Decreto de Prevención de Incendios como área declarada de extremo peligro y de que se ha actuado con total diligencia, “no se ha podido impedir la calcinación de cientos y cientos de hectáreas de un espacio de tanto valor ecológico”.

Recuerda que “no es la primera vez que –esta zona– sufre un incendio de grandes dimensiones” y por ello ve “aconsejable llevar a cabo una investigación para estudiar posible medidas adicionales y/o alternativas que se pudieran adoptar ante supuestos similares que se puedan dar en un futuro. Esto, con la finalidad de aminorar, en la medida de lo posible, los efectos de incendios tan desvastadores”.

También que se estudie adoptar las medidas que sean necesarias si finalmente se confirma que la causa del incendio ha sido el estado en que se encontraba una línea eléctrica para que se exija responsabilidades a la entidad propietaria, que podría haber actuado, por acción u omisión, “negligentemente”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *