Jueves, 19 enero, 2017

El Defensor del Menor actúa de oficio ante “insultos racistas” en un partido de fútbol cadete en Huétor Tájar

Considera "conveniente" emprender una actuación "en salvaguarda de los derechos del menor directamente afectado

Imagen de archivo del Defensor del Menor de Andalucía, Jesús Maeztu | Autor: Archivo GD
Gabinete


image_print

La Oficina del Defensor del Menor de Andalucía, dirigida por Jesús Maeztu, ha iniciado una actuación de oficio dirigida a la Federación Andaluza de Fútbol ante los insultos “racistas y xenófobos” ocurridos durante un partido de fútbol cadete en Huétor Tájar (Granada).

En el texto de la queja, consultado por Europa Press, el Defensor apunta que a través de los medios de comunicación andaluces se han conocido noticias sobre que uno o varios aficionados increparon a un jugador del equipo visitante con insultos “racistas y xenófobos altamente despectivos”, lo que provocó la reacción de sus compañeros que tras el descanso decidieron no disputar la segunda parte, y el árbitro decidió la suspensión del encuentro.

Según señala el Defensor del Menor, los incidentes han tenido “una elevada trascendencia y repercusión en la zona”, habiendo recibido el menor la solidaridad de muchos de sus compañeros y adversarios, y habiendo manifestado públicamente las directivas de ambos equipos “el rechazo absoluto de tales comportamientos”.

No obstante, la institución resalta que este incidente no representa un hecho aislado ya que en el partido de ida, celebrado en Armilla, el autobús en que se desplazo el equipo de Huétor Tájar fue objeto de una agresión al recibir el impacto de piedras en sus cristales. Por ello, añade que el partido fue declarado “de alto riesgo, con la consecuente dotación de efectivos de fuerzas de seguridad del Estado”.

De este modo, teniendo en cuenta la “gravedad” de los hechos, y con independencia de las actuaciones policiales o judiciales orientadas “a depurar responsabilidad penal que se pudieran derivar de los mismos”, el Defensor del Menor considera “conveniente” emprender una actuación “en salvaguarda de los derechos del menor directamente afectado, así como respecto del resto de menores participantes”, especialmente en lo que respecta a la prevención y represión de actitudes racistas, xenófobas o violentas en el contexto de una competición deportiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *