Martes, 25 de Septiembre de 2018

            

El Defensor de la Ciudadanía exige “medidas urgentes” por “tratamientos de baja calidad” en una clínica dental

Una vez que aceptaban los presupuestos, en la misma clínica dental les gestionaban la contratación de los préstamos a través de determinadas financieras

El Defensor del Ciudadano con los afectados
E.P


image_print

El Defensor de la Ciudadanía del Ayuntamiento de Granada, Manuel Martín, ha exigido este viernes “medidas urgentes” para las personas afectadas por los “tratamientos de baja calidad” que ha expuesto que se han llevado a cabo en la clínica dental Idental.

En una rueda de prensa con algunas de las personas afectadas en Granada por esta situación, Manuel Martín ha explicado que se puso en contacto el 21 de febrero con la dirección de esta clínica para “mediar” en el asunto y que la empresa “realice un esfuerzo” y dé “soluciones”.

Según ha explicado Martín, los afectados, que han creado una página en Facebook con 460 miembros, se dividen en tres grandes grupos: los que no han recibido el servicio, los que lo tienen “a la mitad”, y aquellos que “han recibido un tratamiento con materiales de baja calidad y que se encuentran con la necesidad de reparar los daños causados”.

Hasta la fecha, el Defensor de la Ciudadanía no ha recibido “contestación ni respuesta al escrito enviado” para mediar en este “problema de extrema gravedad”.

Son “personas con unas circunstancias socioeconómicas y familiares de especial vulnerabilidad”, con escasos recursos, parados y de avanzada edad, en muchos casos que acudían a esta clínica “como consecuencia de una fuerte campaña publicitaria” sobre una “asistencia dental social” o de “bajo coste”.

Manuel Martín ha agregado que “el motivo que daban para poder ofrecer estos precios es que sus servicios estaban subvencionados, de manera que presupuestos iniciales de 15.000 o 20.000 euros, se quedaban en un precio final de 3.000 o 4.000 euros”, si bien dando a los pacientes “un plazo máximo de 24 o 48 horas para aceptar los presupuestos”, o “en caso contrario se quedarían sin subvención y no podrían beneficiarse de esos precios tan bajos”.

Ante los casos que han llegado en 2018 ante la Oficina del Defensor del Ciudadano de Granada, se han incoado los correspondientes expedientes administrativos, abriendo “una investigación para conocer en profundidad la situación en que se encuentran las personas afectadas en el conflicto existente”.

“Esta estrategia comercial tan agresiva forzaba a los pacientes a aceptar presupuestos casi de forma inmediata por miedo a perder las subvenciones y no poderse beneficiar de esos precios tan bajos en comparación con los presupuestos iniciales”, ha explicado Martín. Tiempo más tarde se descubrió que esas “supuestas subvenciones eran falsas”, y había “simples descuentos comerciales”, ha agregado.

Una vez que aceptaban los presupuestos, en la misma clínica dental les gestionaban la contratación de los préstamos a través de determinadas financieras, invitando a los pacientes a mentir en la información que se trasladaba a las financieras para facilitar la contratación de los préstamos personales, hasta el punto de que, en ocasiones, los préstamos los pedían personas distintas” a las que “iban a recibir el servicio”.

Así lo ha señalado también el Defensor del Ciudadano en presencia de algunos afectados, que han apuntado a que están dispuestos a llegar a la huelga de hambre o a seguir movilizándose en la calle.

Algunos han sufrido “lesiones en algunos casos irreversibles, por “materiales de muy mala calidad que se rompen a los pocos días de su colocación”, en esta clínica que tenía una franquicia en Pulianas, en el área metropolitana de Granada.


Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.