Lunes, 15 de Octubre de 2018

            

El cultivo de opio en Afganistán aumenta un 10% en 2016 y vuelve a alcanzar niveles históricos

Solo hay 13 provincias afganas de 34 libres de cultivos, en un año en el que el país rebasa las 200.000 hectáreas de campos de adormidera

Foto: E.P./ REUTERS
E.P.


image_print

La Oficina para las Drogas y el Crimen de Naciones Unidas advierte en su último informe de un aumento en los últimos 12 meses de la extensión de los campos de opio en Afganistán; un 10 por ciento más de tierra que en 2015 por estas fechas, hasta las 201.000 hectáreas, debido a los avances de la insurgencia talibán contra el Ejército afgano.

“Se trata de un revés preocupante”, ha reconocido el director ejecutivo de la UNODC, Yuri Fedotov. El Gobierno afgano, abrumado por la lucha contra la insurgencia, ha terminado dejando a un lado su campaña de erradicación — este año, sin ir más lejos, solo ha eliminado 355 hectáreas, “un descenso del 91 por ciento”.

Además, las zonas de cultivo aumentan. Hoy en día solo hay 13 provincias afganas de 34 libres de cultivos, en un año en el que, por tercera vez en las últimas dos décadas, el país centroasiático rebasa las 200.000 hectáreas de campos de adormidera.

“En particular, se percibe un fuerte incremento en el norte y el oeste del país, en especial en la provincia de Baghdis, donde la situación de seguridad se ha deteriorado progresivamente desde 2015”, según el informe. Esta región es ahora la segunda en importancia por cultivos, solo por detrás del sur, epicentro de la producción de heroína mundial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.