Lunes, 23 Octubre, 2017

            

El Covirán Granada ya piensa en la próxima temporada

Es el momento de hacer balance y ver qué jugadores continuarán | El gran reto será sustituir a Jesús Fernández y Pablo García

Pablo Pin tendrá un verano movido en cuanto a movimientos en el mercado | Foto: Antonio L. Juárez
Daniel Sánchez-Garrido @Danisgr


image_print

Si te caes, te levantas. Ese es el lema al que se ha apuntado el Covirán Granada. El club nazarí ya piensa y trabaja en la próxima temporada. Mañana, martes, se cumplirá una semana del palo recibido en las semifinales de los playoffs… pero no hay tiempo que perder.

La Fundación CB Granada quiere seguir escribiendo su historia, y la temporada que acaba de finalizar es un capítulo de gloria más. No se ha conseguido el ansiado ascenso, pero se logró el título de la Copa LEB Plata y, además, ha sido una temporada muy especial por las despedidas de Jesús Fernández y Pablo García.

De hecho, estas son las dos primeras tareas que tienen los dirigentes rojinegros: sustituir dos piezas clave como el capitán, Pablo García, y la leyenda, Jesús Fernández. No será nada fácil.

La dimensión e importancia de estos dos jugadores no alcanzaba únicamente a la cancha. Pablo García ha sido un líder todos estos años, un liderazgo natural que posibilitó que todos y cada uno de los jugadores que llegaban nuevos a Granada se sintieran como en casa. El vestuario del Covirán Granada pierde a su alma.

En este sentido, Jesús Fernández también era primordial. Con 27 años de experiencia en el mundo de baloncesto y un extenso currículum, el alicantino era un ejemplo a seguir para cualquiera que llegaba. Fiel amigo de Pablo García, ambos formaban una dupla que mantenían a flote al Covirán Granada en los momentos más amargos.

A sus 41 años, Jesús Fernández todavía tenía cuerda para rato atendiendo únicamente a lo demostrado en el parqué, pero el ‘americano de Villena’ ha dicho basta. Encontrar un jugador que le supla será uno de los grandes retos de Pablo Pin en la planificación deportiva.

RESTO DE PLANTILLA

La Fundación CB Granada tendrá que analizar qué ha fallado a final de temporada para que no se llegara a esa final de playoffs. Así, Pablo Pin, que tiene contrato y sí seguirá con total seguridad, tiene deberes para el verano, en el que deberá hilar muy fino respecto a qué va a ser de la plantilla que casi logra el Oro esta temporada.

Es evidente que algunos jugadores como Cristian Uta y Jorge Lafuente no seguirán. El rumano estaba cedido por el Unicaja de Málaga y, en principio, volverá al conjunto malagueño. El de Huesca vino para los playoffs y volverá al Peñas Huesca. Ya se ha despedido por redes sociales del club.

Por su parte, Joel Almeida ha bajado su rendimiento en la segunda vuelta y tramo final de curso. Además, no ha demostrado ser determinante. Su continuidad es una incógnita. En este sentido, el caboverdiano ha escrito un mensaje de agradecimiento por la temporada vivida en sus redes sociales que suena a despedida.

Por otra parte, hombres como Ivan Milekovic e Iván Martínez no han alcanzado el nivel que se esperaba. Al croata se le ha visto falto de confianza en muchos partidos, muy lejos del acierto que muestra en los entrenamientos. A pesar de eso, Milekovic siempre será recordado por las canastas sobre la bocina en Albacete (liga regular) y en Zornotza (playoffs). El jugador croata también ha dejado un mensaje en su perfil de Facebook que hace pensar que no continuará en Granada la próxima campaña.

Por su parte, Iván Martínez ha pasado otra temporada ensombrecida por las lesiones. Los primeros meses de competición se los pasó en la enfermería por una lesión muscular. Volvió y regaló algunas dosis de su indudable calidad, y cuando en mejor forma se encontraba llegó aquel maldito segundo en el primer partido de cuartos de final de playoffs ante el Kia Navarra. Habrá que ver si el alero continúa en Granada, donde él ha asegurado que se siente muy feliz.

Otro bloque de jugadores formado por Carlinhos de Cobos, Carlos Corts, Alejandro Bortolussi, Lattibeaudiere y Adrian Bowie sí que han cumplido las expectativas en mayor o menor medida. Especialmente, Bowie ha sido el que más ha crecido con el paso de los minutos, hasta convertirse en jugador clave, con muchos minutos en pista. Sus galopadas entrando a canasta se han convertido en una marca de la casa del Covirán Granada y, además, ha contado con una confianza plena por parte de Pablo Pin.

En este sentido, Corts también tiene un margen de mejora ilusionante. El granadino ha cumplido con creces en esta primera campaña en su tierra y tan solo tiene 20 años; Carlinhos y Bortolussi han demostrado ser jugadores contrastados y han sumado muchísimo para el equipo; por último, Lattibeaudiere quizás es el que más irregular ha sido durante la temporada. El jamaicano es una bestia físicamente, pero adolece cierta falta de calidad en la toma de decisiones y en lo puramente táctico. En las próximas semanas se irá viendo si todos cuentan para la próxima temporada o no.

La plantilla de esta temporada la completan los jóvenes Edu Pérez de la Blanca, Germán Martínez y, en menor medida, Marcos Vigo, los cuales no han tenido minutos y han alternado el primer equipo con el junior. Es posible que se siga con esta fórmula, o quizás se considere alguna cesión a algún equipo de EBA.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Hay que buscar jugadores que encaren el aro sin miedo. Este año he observado mucho temor a tirar o encarar la canasta, lo que ha llevado a largas circulaciones de balón que acababan en perdida.