Miércoles, 19 de Diciembre de 2018

            

El Covirán Granada viaja a Barcelona para prolongar su buen inicio

El conjunto rojinegro se enfrenta al Barça Lassa a las 20:45 horas

Josep Pérez conduce la pelota durante el duelo ante el Real Canoe | Foto: Antonio L. Juárez
Chema Ruiz España | @Chema_Ruiz22


image_print

Cuatro jornadas han bastado para que la LEB Oro se muestre como una competición impredecible, sin un guion preestablecido. Las tendencias influyen poco y el nombre, mucho menos. Cada partido se reinicia la competición y cada cancha vive un paréntesis de 40 minutos en los que los dos combatientes dejan la clasificación fuera de la pista. Por ello, cada triunfo vale oro, y más si este se logra a domicilio, donde no esperan anfitriones generosos. Bien lo ha aprendido el Covirán Granada, que viaja a Barcelona para tratar de prolongar su buen comienzo esta noche, desde las nueve menos cuarto -será televisado por LaLigaTV-, ante un joven Barça Lassa que ya ha catado la victoria.

Lo hizo en la pasada jornada, y no de cualquier manera. Los blaugrana se impusieron con solvencia ante el Melilla Baloncesto, que no pudo aprovechar el factor cancha para derrotar al filial catalán. El cuadro culé, tras haber perdido sus tres primeros partidos, logró alzar su moral gracias a un severo 63-95 con el que castigaron a los norteafricanos.

Ahora, tratarán de demostrar que este triunfo no fue fruto de la casualidad. Los pupilos de Diego Ocampo quieren la segunda, algo en lo que deberá influir de manera notable su jugador más destacado, Aleix Font. El escolta, con un total de 76 puntos en su cuenta particular tras haber disputado cuatro encuentros, se ha convertido en la mayor amenaza del conjunto barcelonés, apoyado por Atoumane Diagner y Tyler Rey, segundo jugador más valorado de la plantilla y segundo máximo anotador culé, respectivamente.

Pero los de Pablo Pin parten sin miedo. El conjunto rojinegro, sin casi tiempo para pensarlo, se ha colado en la cabeza de la clasificación con un balance de tres victorias y solo una derrota, en casa del Melilla Baloncesto, precisamente. Sin embargo, los jugadores nazaríes tienen los pies anclados al parqué.

Así lo declaró el propio entrenador granadino tras realizar, probablemente, el mejor encuentro en lo que va de curso. Este sirvió al Covirán para derrotar al Real Canoe por 87-60 y, sobre todo, acrecentar la inercia positiva del conjunto rojinegro. Los jugadores nazaríes se divirtieron, sumaron buenos registros y, sobre todo, acabaron con la tendencia de cuajar malos terceros cuartos.

Todo fluye, al menos momentáneamente, en el primer equipo de la Fundación CB Granada, que vuelve a sumar kilómetros a su contador en busca del que sería su tercer triunfo consecutivo. Lo hará, además, con todos los jugadores del equipo a disposición de Pablo Pin.

El entrenador rojinegro tiene claro que se enfrentan a “un filial especial”, pues si bien es cierto que está formado por “gente muy joven”, “si entre ellos tienes siete u ocho internacionales, tienes un equipo muy peligroso”. Además, el granadino destacó que “hay muchos jugadores que están a caballo entre LEB Oro y el primer equipo”, aunque considera que “les falta tener un ritmo constante durante los partidos”. Tratará de aprovecharlo, algo para lo que considera importante “no jugar a campo abierto, sino ser capaces de jugar cinco contra cinco”.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.