Lunes, 10 de Diciembre de 2018

            

El Covirán Granada reconquista el Palacio (79-63)

El conjunto rojinegro se ha impuesto de manera contundente al Força Lleida | Un gran primer cuarto de los de Pablo Pin ha sido determinante para que sumasen su quinta victoria en LEB Oro

Guille Rubio, MVP del partido, celebra la quinta victoria del Covirán Granada | Foto: Antonio L. Juárez
Chema Ruiz España | @Chema_Ruiz22


image_print

La afición respondió a la llamada abarrotando el Palacio de los Deportes, que registró su mejor entrada de lo que va de curso, y el Covirán Granada no defraudó. El conjunto rojinegro ha recuperado esta tarde su fortaleza al derrotar al Força Lleida, y de qué manera. Los de Pablo Pin se han impuesto por un contundente 79-63 en el electrónico consumado, principalmente, gracias a un espectacular primer tiempo y a la gran actuación de Josep Pérez y Guille Rubio, MVP con 41 de valoración.

El Palacio de los Deportes recuperó su mejor aspecto, el de las grandes citas de antaño, y no es para menos, pues recibía una visita especial. El líder, o al menos el que había cerrado la jornada anterior en dicha condición, llegaba dispuesto a refrendar su estatus y dar continuidad a su imbatibilidad a domicilio. Pero la ciudad de la Alhambra tenía un dueño, al menos acostumbraba a tenerlo, y este vestía de rojinegro. El Liberbank Oviedo cuestionó la autoridad del Covirán Granada en su feudo dos jornadas antes, por lo que los de Pablo Pin se enfundaron su armadura, se armaron hasta los dientes y saltaron a la pista con la firme intención de reconquistar su tierra.

Comenzó el choque con la sintonía del ‘Equipo A’ retumbando en las paredes del recinto del Zaidín, un presagio de lo que se avecinaba. Fallaron los de Pablo Pin su primera posesión, y lo pagaron con dos puntos desde la línea de tiro libre de Kyei, que entregaba así la carta de presentación del cuadro ilerdense, aunque esto no era más que el comienzo.

Los dos equipos comenzaron a intercambiar estocadas, posesión a posesión, hasta llegar a los siete minutos de juego con un 16-9 en el electrónico. Sergio Olmos, Carlos de Cobos, Joan Pardina, Manu Rodríguez y Guille Rubio enseñaron las garras del fénix, mientras que Eric Stutz y, sobre todo, Turner, trataban de contener el vuelo rojinegro. Eloy Almazán anotó un triple que levantó a los aficionados de sus asientos, y, ya con Josep Pérez sobre el parqué, el cuadro nazarí contemporizó para madurar más las jugadas. Almazán, Guille Rubio y el propio Josep llevaron el choque al segundo cuarto con un claro 28-9 en el electrónico.

La conjura visitante para encajar el segundo cuarto no parecía dar frutos. Feliu se quiso poner la capa de héroe, pero ni sus puntos ni el triple de Kyei eran suficientes. David Iriarte, Guille Rubio y Alo Marín se encargaron de mantener los 20 puntos de diferencia, aunque desde fuera parecía que el duelo se podía resolver cada vez que Josep Pérez cogía el balón. Es menudo, pero sus pases rompen las barreras más altas, y cuando no, la enchufaba de tres. Así puso los 22 de ventaja justo antes de que Sergio Olmos, con una de sus ya habituales bandejas, pusiera el marcador rojinegro en 40 puntos.

Los de Jorge Serna trataron de reaccionar cuando el choque ya se encaminaba hacia el descanso. Fall anotó cinco puntos casi consecutivos que redujeron la ventaja nazarí, pero entre Guille Rubio, con una bandeja y dos tiros libres, se encargó de reducir el avance ilerdense. Se sucedieron los golpes de uno y otro equipo en los minutos finales del segundo periodo, llegando el cuadro visitante a igualar el parcial (21-21), pero la ventaja local no llegó a peligrar y el marcador reflejó al descanso un 49-30.

Tras el intermedio, el choque se volvió bronco. Numerosas interrupciones impidieron ver un ritmo de juego fluido, aunque no puntos. Empezó mejor el Força Lleida, que trató de recortar distancias desde la línea de tiro libre con anotaciones de Stutz, Quintela y Mbaye, pero dos triples consecutivos de Carlos de Cobos frenaron en seco la intentona ilerdense. ‘Carlinhos’ puso la garra que necesitaba el cuadro nazarí para hacer frente al empuje visitante hasta que entró de nuevo a pista Josep Pérez.

El base de Lliria realizó dos avisos desde fuera de la pintura que acabaron estrellándose en el aro, pero fue Guille Rubio el que recogió el testigo de Carlos de Cobos en la faceta anotadora en el ecuador del tercer cuarto. A la tercera, ya bajo el aro, Josep no falló y respondió a unos buenos minutos de los ilerdenses que, sin embargo, se hicieron con el tercer parcial (12-14).

El último cuarto comenzó con un 61-44 en el electrónico y la sensación de que mucho tendrían que remar los pupilos de Jorge Serna para que su barco llegase a buen puerto esta tarde. La renta obtenida en el primer cuarto había lastrado en exceso a los ilerdenses, que lograron reducir la ventaja nazarí a 18 puntos, pese a ello. Lo hicieron por medio de Fall, que acabó convirtiéndose en su principal arma, junto con Kyei.

Logró recuperar su ventaja el cuadro nazarí por medio de Carlos Corts y Guille Rubio, que continuó sumando puntos hasta convertirse en el máximo anotador y el MVP del encuentro. El de Tarrasa ya se ha convertido en todo un líder del equipo y lo demuestra cada jornada. Y, al igual que sucediera en el primer parcial, llegó el momento de tener calma. Templó el ritmo Josep Pérez para hacer que cada punto valiese doble, aunque los de Jorge serna no le perdieron la cara al choque.

Joan Pardina alcanzó su quinta falta personal y trató de aprovecharlo el conjunto visitante, aunque sin excesivo ímpetu. No lo logró, pese a recortar la distancia y llevarse el parcial, y el choque terminó con un claro 79-63 que sirve a los rojinegros para recuperar su fortaleza y sumar su quinto triunfo. Ahora, les toca pensar en su viaje a Huesca, donde llegarán con una racha de dos victorias y la moral reconstruida.

Ficha técnica:

Covirán Granada: Alejandro Bortolussi, Manu Rodríguez, Joan Pardina, Carlos de Cobos y Sergio Olmos.

También jugaron: Eloy Almazán, Carlos Corts, Josep Pérez, Devin Wright, Alo Marín, Guille Rubio y David Iriarte.

Força Lleida: Robert Turner, Filip Djuran, Massine Fall, Sergi Quintela y Obi Kyei.

También jugaron: Adrián Chapela, Miquel Feliu, Ablaye Mbaye y Eric Stutz.

Parciales: 28-9; 21-21; 12-14; 18-19.

Resultado final: 79-63.

Árbitros: Bravo Loroño, Franquesa Vázquez y Escarti Castañeda.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la octava jornada de Liga en LEB Oro disputado en el Palacio de los Deportes de Granada, ante 4.683 espectadores.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.