Jueves, 23 Marzo, 2017

El Coviran Granada pierde y se jugará el ‘factor cancha’ en Tarragona (74-80)

Partido loco en el que el Coviran acusó un desastroso inicio y un final muy ajustado | Tarragona gana y se pone igualado a victorias con los granadinos

El Coviran Granada aplaude a la afición al final del partido | Archivo
Daniel Sánchez-Garrido | @Danisgr


image_print

Era el último partido del campeonato regular en el Palacio y no podía tratarse de un partido tranquilo. Y menos hablando del Coviran Granada. Del desastre pasó a la euforia, pasando por un periodo de competitividad entre ambos equipos que brindó un alto nivel de baloncesto a todos los presentes. Cuarenta minutos de montaña rusa, en los que un final muy ajustado se marchó para Alicante. El Coviran se jugará el factor cancha en Tarragona, que al ganar su partido ha igualado a catorce victorias a los granadinos. Duelo directísimo.

COMIENZO DESASTROSO

El comienzo del partido y el primer cuarto en general fue inseguro y titubeante. Todo lo mal que podía hacerlo el equipo de Pablo Pin lo mostró en estos primeros diez minutos. Pero el partido era de dimensiones y la Fundación CB Granada nunca falla ante su Palacio.

Lucentum salió con fuerza, quitándose la presión a pesar del ambientado de la cancha, y bastante acertado en ataque, aprovechándose de una defensa muy frágil y desconcertada por parte del Coviran. Casi cuatro minutos se tiró sin anotar el equipo granadino, con un parcial de 0-7 para los alicantinos. Los primeros dos puntos del Coviran llegarían mediante Javi Hernández, que acertó a la segunda bajo el aro.

El roto de Lucentum pareció tener algo de pausa en unos buenos últimos tres minutos de Coviran gracias al buen hacer de James y Jesús Fernández, que consiguieron deshacerse de un Lucentum que se fue al segundo cuarto con doce puntos de ventaja (13-25).

Los jugadores se mostraron muy habladores con Pablo Pin, que llegó a pedir dos tiempos muertos para recuperar y corregir los conceptos en los que estaba fallando su equipo.

SEGUNDO CUARTO PARA ENMARCAR

Visto lo visto, tocaba remontada en el Palacio. El segundo cuarto comenzaría con sequía en ambos conjuntos. Berni Castillo se anotó los dos primeros a los dos minutos y medio, y comenzó a reducir la ventaja.

Antes del ecuador del segundo cuarto, Pin introdujo en cancha a Álvaro Martínez, Schoof y Stone en pista, que se unieron a Berni y James.

El Coviran mejoró sus pretensiones, llegando a empatar el partido 28-28, con un Schoof muy acertado desde línea de tres y un James que hacía sonreír a su Palacio (máximo anotador con 9 puntos al descanso), el cual desató la euforia en sus gradas.

El segundo cuarto terminaría certificando la mejoría de los de Pin, que se marcharon tres arriba al descanso con un triple de Iván Martínez sobre la bocina (34-31), cuando comenzaron estos diez minutos doce puntos abajo.

IGUALDAD MÁXIMA

A la vuelta del descanso, el Coviran no bajó los brazos. Schoof prosiguió con su idilio desde línea de tres y golpeó nada más comenzar. Lucentum se rehizo y la igualdad sería máxima hasta el término del partido. El marcador bailaba entre uno y dos puntos, y se igualaba en ocasiones.

Con 49-49 en el luminoso, el Coviran se hacía con el rebote en defensa. Iván Martínez le daba la pausa necesaria a los suyos, cedía para Didi, éste para Berni, el jienense devolvía a Didi y de tres desnivelaba la balanza para el Coviran. 52-49 para el último cuarto. Y no sin sufrimiento.

ÚLTIMO CUARTO DECISIVO

El marcador seguía bailando. A un triple de Coviran, los alicantinos respondían con otro. Los equipos se convirtieron en espejos donde mirarse, lo que se traducía en igualdad absoluta en el luminoso. Iván Martínez comenzó a soltar su muñeca y se desató cuando más lo necesitaba el equipo. Tres triples seguidos para el pucelano en apenas un minuto.

A 1:46 para el final, el marcador lucía dos arriba para Lucentum (70-72) y Pablo pin solicitaba tiempo muerto. Duane James ponía al regreso el empate. Dos tiros libres volvían a poner en ventaja a Lucentum, y era de nuevo James quien devolvía el empate (74-74).

Lucentum se volvía adelantar y Coviran no devolvió a la siguiente el golpe, lo que significó la perdición para el equipo de Pin, y que la victoria volara finalmente dirección de Alicante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *