Miércoles, 19 Septiembre, 2018

            

El Coviran Granada pierde el liderato tras su derrota ante el Alcázar (66-92)

El conjunto rojinegro no encontró su juego en ningún momento y acabó desquiciado por los fallos propios, ciertas decisiones arbitrales y un Alcázar que completó un partido perfecto

Carlos Corts y Thomas, durante un lance del partido | Foto: Antonio L. Juárez
Daniel Sánchez-Garrido @Danisgr


image_print

Tras el gran final del 2016 con la victoria ante Valladolid y consiguiendo ser el anfitrión en la Copa LEB Plata y el campeón de invierno de la categoría, el Palacio de Deportes abría sus puertas por primera vez en el año 2017. El Coviran recibía al Alcázar Basket, que fue el primer equipo en ganar a los granadinos esta temporada, en la jornada dos.

La victoria era obligada para los de Pin tras hacer sus deberes el Ávila en la cancha del Valladolid. Un triunfo necesario para volver a la senda de la victoria, ser líderes y llegar con la moral alta a la Copa. Sin embargo, los rojinegros no encontraron en ningún momento del choque su mejor versión y acabaron desquiciados por su falta de acierto y ciertas decisiones arbitrales que encendieron a toda la afición nazarí. Su rival, Alcázar, también lo bordó en todos los sentidos completando un partido perfecto. Así, el Coviran no pudo evitar sufrir su segunda derrota de la temporada en el Palacio de Deportes, y su segunda derrota consecutiva tras las dos últimas jornadas. Un inicio de 2017 y de segunda vuelta horripilante para el Coviran Granada.

El Coviran Granada entró bien al partido, a diferencia de otros envites. Entre Bortolussi y Uta pusieron al conjunto nazarí 7-0 en el marcador. Mbansongo desatascó a favor de Alcázar metiendo sus dos primeros puntos. A partir de aquí, el Alcázar se empezó a sentir bien en la pista y se olvidó de que el rival era el líder y campeón de invierno de LEB Plata.

Con 15-6 en el marcador, los manchegos consiguieron apuntarse 0-12 de parcial con un Santonja y un Ignacio Díaz muy entonados, que aprovecharon las cinco pérdidas del Coviran. Así, un triple de Santonja adelantó al Alcázar por primera vez en el partido (15-16). Una canasta más de Santonja (15-18) completó el gran parcial sumado por Alcázar, roto desde el tiro libre por Jesús Fernández (17-18).

La igualdad era máxima entre ambos equipos en este primer cuarto. A un 2+1 de Ignacio Díaz respondía Corts con un triple, y a unos tiros libres de Jesús Fernández replicaba Estévez, poniendo el 22-22 final de este primer cuarto.

En el segundo cuarto, el choque cogió cariz de montaña rusa. Ambos equipos se alternaban un ligero dominio. Thomas emergió para Alcázar con seis puntos que pusieron a los manchegos 22-30. Pablo Pin solicitó tiempo muerto y las cosas comenzaron a mejorar. Lattibeaudiere comenzó a hacerse notar y Uta siguió bordándolo en ataque y defensa. 12 puntos y 6 rebotes. El más valorado del partido al descanso con 15 puntos. Desde el partido ante Valladolid, el rumano está de dulce. El Coviran se mantuvo bastante tiempo por detrás en el marcador, hasta que Joel Almeida puso el empate desde la línea de triple (33-33). Entre Uta y Bowie distanciaron a los locales, yéndose un resultado al descanso de 37-36.

El tercer cuarto fue desastroso y fiel indicador de que el partido no estaba yendo bien para el Coviran. Un sinfín de fallos en ataque y algunas pérdidas estaban siendo clave para el partido y hacían las cosas más fáciles al Alcázar, que seguía jugando sin presión, basándose en el colectivo. Todos aparecían en el cuadro manchego. Nared, Laguerre, Thomas, Santonja, Ignacio Díaz o incluso Villarejo. El Coviran veía atónito cómo pasaban los minutos y el Alcázar, a pesar de no tener un alto porcentaje de acierto, se distanciaba en el marcador.

En los primeros compases se mantenía un marcador igualado. Thomas ponía la igualdad con un triple (41-41), a lo que replicaba Bortolussi con otro. Laguerre volvió a anotar desde la línea de tres, y a el le siguió un 2+1 de Nared y otra canas de dos de Santonja que ponían por delante a Alcázar (44-49). Uta recortó pero un triple de Díaz y dos puntos de Thomas distanciaban al Alcázar (46-54). Llegados aquí, una falta pitada a favor de Alcázar terminó de desquiciar a la afición granadina y al Coviran, que estaba fuera del partido completamente. El resultado final de este tercer cuarto fue de 51-60.

El último cuarto no cambió demasiado las cosas. Todo fue a peor. El Alcázar estaba muy cómodo en la pista y Thomas hacía lo que quería. Le entraba todo al jugador visitante, que terminó siendo el máximo anotador y el más valorado del encuentro. El resultado final (66-92) alcanza la denominación de doloroso, siendo la primera vez en toda la temporada que el Coviran recibe 90 puntos o más.

De Lattibeaudiere terminó siendo el más valorado (17) por parte del Coviran con 13 puntos, 9 rebotes, una asistencia y un tapón.

El próximo fin de semana, la LEB Plata se detiene para acoger la Copa LEB Plata, que se celebrará en Granada el 21 de enero (19:00 horas) y se disputará entre el Coviran y Lucentum. La ocasión perfecta para volver a ver el mejor nivel del conjunto rojinegro.

PARTIDO COMPLETO

Si no puedes ver el vídeo, pincha aquí



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.