Miércoles, 16 Agosto, 2017

            

El Covirán Granada mete miedo en su debut en playoffs (97-59)

Triunfo arrollador de los nazaríes para solventar el primer ‘round’ ante un Navarra que acusó la baja de su estrella

Bowie, el mejor valorado del partido junto a Jesús Fernández, en una de las acciones del partido | Foto: Antonio L. Juárez
Daniel Sánchez-Garrido @Danisgr


image_print

Llegaba la guerra al Palacio. La de verdad. La temporada regular de poco vale en unos playoffs de ascenso. La LEB Oro ya está en juego, y en el primer partido, el Covirán Granada no ha defraudado. Llegaban en buen estado de forma los nazaríes, pero nadie se imaginaba que para debutar en los playoffs, el Covirán iba a meter miedo y el Palacio -con 3.667 espectadores- iba a hacer la ola.

El rival sucumbió a un equipo muy superior, intentó hacer frente en el primer cuarto, pero fue imposible seguir el ritmo de los de Pablo Pin. Kia Navarra llegó con malas noticias al parqué granadino -su capitán y mejor jugador, Iñaki Narros, se quedaba no iba a jugar por lesión-, pero es que se fue con peores…

CONTACTO Y APISONADORA

Los primeros minutos denotaron que el Covirán Granada estaba muy metido en el partido y concienciado con lo que se venía. La primera toma de contacto fue para Joel Almeida, que inauguró el marcador con un triple (3-0), al que seguidamente contestó Hidalgo para Navarra (3-2). Carlinhos alejó a los granadinos con otro triple cuando los aficionados todavía se sentaban en sus butacas (5-2).

Bowie se hizo grande en estos primeros diez minutos con sus rápidas entradas a canasta. Navarra, por su parte, sobrevivió gracias a los últimos minutos, donde anotó un par de triples a cargo de Adrián García y Hopfgartner, los cuales le acercaron en el tanteador (15-12). Pero el Covirán terminó emergiendo de nuevo y haciendo buena su intensidad con dos triples más (50% de acierto, 4/8) a nombre de Milekovic y Jesús Fernández (24-19).

El segundo cuarto siguió la inercia del primero, Navarra quería imprimir su ritmo para incomodar al Covirán, pero los de Pin no se dejan llevar de forma fácil y a la mínima machacan. Adrián Fuentes se estrenaba desde la línea de triple (24-22), y rápidamente respondía el jefe de orquesta nazarí, el brasileño Carlinhos de Cobos (27-22).

A partir de aquí, el Covirán encendió el modo apisonadora. El ritmo de los rojinegros era impresionante. Carlinhos y Bowie, con robo y anotación, y un tiro libre de Jesús Fernández distanciaban a los locales (33-22). Jesús Fernández, de nuevo la leyenda, se atrevía con otro triple para levantar al Palacio (36-22). Le siguió Iván Martínez para completar unos minutos de traca que pusieron un 38-22 en el marcador, con un parcial de 14-0.

Hidalgo cortó la sangría (38-24), pero la calma no llegó para los navarros. Joel Almeida sacó su fusil y anotó triple para poner el 41-24 en el marcador. Navarra intentó reaccionar, pero el Covirán seguía muy acertado y enchufado. Todos aportaban. El partido se iba al descanso con 51-32. La nota negativa de este primer tiempo la puso Cristian Uta, que se fue con tres faltas y unos tres minutos muy lejos de su mejor nivel. Recuperar al rumano es fundamental para estos playoffs.

Jesús Fernández, uno de los mejores del equipo | Foto: Antonio L. Juárez

SIN TREGUA

El segundo tiempo continuó con la eficacia nazarí haciendo acto de presencia, con Bortolussi y Bowie sumando (55-32) y el equipo al completo, Pablo Pin incluso, muy metido. Replicó Navarra con una canasta de Adrián García (55-34). Pero, Carlinhos, Milekovic y otro triple del brasiles respondían para distanciarse más aún (62-34). El Covirán no daba tregua, ni lejos de dormirse a pesar de la gran ventaja que poseía, a diferencia de otros partidos en liga, en los que el equipo se dormía cuando todo parecía hecho.

Rondando en los casi treinta puntos de diferencia, el choque estaba más que sentenciado. Pablo Pin comenzó a mover más banquillo y darle minutos a Pablo García, Cristian Uta y Carlos Corts. Antes de emprender el cuarto final, dio tiempo a una jugada de fantasía entre Almeida, Jesús Fernández y Uta, que el rumano remachó bajo aro. El partido se iba al último cuarto con 77-42.

El último cuarto hubiera sobrado para ambos equipos. El partido estaba hecho, la victoria era del Covirán, y el Kia Navarra se mostraba muy bajo de moral ante el repaso granadino. Los de Pin seguían a lo suyo, con minutos para Germán, Iván y la segunda línea al completo, y descanso para Latti, Jesús y Carlinhos. De hecho, todos los jugadores del equipo, los doce, sumaron puntos. Es la fortaleza del Covirán, que todos aportan. Mal sabor de boca deja el percance de Iván Martínez al caer de un salto. cuando el partido agonizaba. Parecía muy dolorido al marcharse de camino a vestuarios.

A fin de cuentas, arrollador primer ‘round’ del conjunto rojinegro, que lo bordó en todas las facetas del juego y superó con creces a su rival. Los ‘tocados’ dieron ejemplo, con un partidazo con todas las letras de Jesús Fernández, mejor valorado junto a Bowie con 21 puntos, y Carlos de Cobos, máximo anotador con 16 puntos (18 de valoración). El domingo (12:30) será el segundo choque de la serie, con el que el Covirán pretenderá ir a Navarra con un 2-0 bajo la manga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *