Viernes, 15 Diciembre, 2017

            

El Covirán Granada deja escapar una oportunidad de Oro (81-92)

Los de Pin se quedan sin final ante un Zornotza que arrolló en el 2º tiempo | Jesús Fernández se despidió del Palacio

Bowie, durante una acción del partido | Foto: Antonio L. Juárez
Daniel Sánchez-Garrido @Danisgr


image_print

No pudo ser. El Covirán Granada no será de Oro la próxima temporada. Ese sueño tendrá que esperar, al menos, una temporada. A pesar de eso, la noche de este martes 23 de mayo pasará a la historia por significar el adiós de la leyenda, de Jesús Fernández.

El Covirán Granada se jugaba ante el Zornotza ST el pase a la final de los playoffs de ascenso a LEB Oro y nada podía fallar. La Fundación CB Granada hizo un llamamiento desde la victoria en Larrea: que la afición acudiera de rojo al Palacio. Y así fue. La hinchada nazarí rozó el lleno en el pabellón del Zaidín volviendo a superar los 6.000 espectadores y llevando en volandas a su equipo desde el primer segundo. Sin embargo, todo se truncó en el segundo tiempo, en el que el Zornotza superó a los de Pin gracias, especialmente, al acierto desde la línea de triple.

PRIMER TIEMPO, EL COVIRÁN, DE MENOS A MÁS

Comenzó Zornotza muy eficaz en ataque con dos triples de Cadot y una canasta de Vucetic. Replicó entre medias Cristian Uta donde más le gusta, bajo el aro (2-8) y volvió a contestar Vucetic (2-10). El Covirán se mostraba con cierta ansiedad en sus ofensivas en estos primeros minutos, y Pablo Pin pidió tiempo muerto al ecuador del primer cuarto.

A partir de aquí, el conjunto rojinegro cambió por completo espoleado por la intensidad de Bowie y la experiencia de Jesús Fernández. Entre ambos pusieron el marcador empate a 14. Milekovic prosiguió con el ‘subidón’ poniendo por delante al Covirán por primera vez en el partido. Iriarte replicó rápido con un triple (16-17), al que contestó Bortolussi con otro (19-17). Corts terminaría de poner en éxtasis a las gradas rojas del Palacio con una entrada a canasta por el costado derecho y un triple, yéndose al segundo cuarto con un marcador de 24-19.

En el segundo cuarto siguió Bowie machacando a los visitantes con sus galopadas a canasta. El Zornotza se veía algo tocado por el vendaval rojinegro, al que reaccionaron mínimamente  con canastas de Estalayo y Cadot. En esas entró en escena Lattibeaudiere con un tapón y un mate (30-25).

A pesar del buen nivel mostrado por el conjunto de Pablo Pin, las pérdidas continuaron siendo su gran lastre en este primer tiempo del quinto partido, al igual que en toda la serie de semifinales. Nueve perdidas para los locales, fruto de la falta de comunicación y una aceleración excesiva a la hora de comenzar a crear la jugada en ataque.

Un triple de Corts, una canasta de Jesús Fernández y otro triple, esta vez a cargo de Carlinhos de Cobos, lanzaron en el marcador al Covirán (44-35), sin embargo, se fue más vivo el Zornotza al tercer cuarto gracias a un inspirado Orellano, que se apuntó un triple sobre la bocina para mandar el partido al descanso con 44-38 en el marcador.

SEGUNDO TIEMPO DE TERROR

El tercer cuarto tuvo un ritmo altísimo, el que Zornotza supo seguir gracias, especialmente, a su acierto desde la línea exterior. Tras la toma de contacto inicial a la vuelta del descanso, tres triples de los vascos, a cargo de Mutakkabir (2) e Iriarte, pusieron las tablas en el marcador (53-53). Bowie y Carlinhos mantenían a los granadinos frente a las canastas de Iriarte y Salazar, pero otro triple del propio Iriarte adelantaba a los vascos (57-60). Finalmente, los visitantes se fueron con ventaja en el marcador (62-63). Todo se decidiría en el último cuarto.

El último cuarto comenzó muy feo para el Covirán Granada. Zornotza llegaba con la inercia a favor tras el buen tercer cuarto disputado y se notó en los nervios de uno y otro equipo. Uta y Bortolussi pusieron por delante a los locales en los primeros compases de estos últimos diez minutos. El Zornotza volvió a dispararse en el marcador con dos triples a cargo Iriarte y De la Rúa, y aumentó su distancia con una canasta de Cadot (67-71). Seguidamente, De la Rúa volvió a acertar con un triple y a la siguiente jugada aumentó la ventaja desde el tiro libre. El Zornotza se iba de nueve (67-76) y ya nada volvería a ser igual.

Los nervios y la precipitación condenaron a los de Pablo Pin, que vieron como cada triple o tiro que se jugaban no entraba, todo lo contrario que su rival. Lo intentaron de todas las formas posibles, pero el Covirán se convirtió en un ‘querer y no poder’. El partido entró la fase de continuas faltas, de la que los vascos terminaron saliendo ganadores y sellando su pase a la final. El sueño del ascenso a LEB Oro se esfumaba irremediablemente para el Covirán Granada, terminando el partido 81-92.

Al final, Pablo Pin retiró de la pista a Jesús Fernández cuando restaban 7 segundos para el final del partido con la intención de que se llevara, tanto el de Villena como Pablo García, una de sus últimas ovaciones en el Palacio de Deportes.

El Zornotza ST se jugará el ascenso a LEB Oro ante el Comercial Ulsa Valladolid, que superó también en el quinto partido a Aceitunas Fragata Morón.

FICHA TÉCNICA

Coviran Granada: Carlos de Cobos 9, Adrian Bowie 18, Jorge Lafuente 1, Tyran De Lattibeaudiere 11 y Cristian Uta 7 – quinteto titular – Jesús Fernández 13, Carlos Corts 8, Ivan Milekovic 5, Alejandro Bortolussi 7, Edu Pérez, Pablo García y Jorge Joel Almeida.

Zornotza Saskibaloi Taldea: Khalid Mutakabbir 15, David Iriarte 25, Juan Orellano 5, Vucetic 7 y Jean Cadot 15 – quinteto titular – Joseba Estalayo 2, Nikolas Skouen 0, De la Rúa 15 y Falzon 0.

Árbitros: Juan Gabriel Carpallo y Adrián Iglesias. Eliminaron por cinco faltas personales a Adrian Bowie en el minuto 39.

Incidencias: Partido correspondiente a la quinta jornada de las semifinales de los playoffs de ascenso a LEB Oro ante 6.018 espectadores en el Palacio de Deportes.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Salvo ascenso en los despachos, cosa poco probable porque el año que viene todo el mundo quiere estar en LEB Oro, estaremos en Plata un año mas. A pesar de tener la plantilla más profunda hemos estado lejos del ascenso directo y no hemos llegado al play-off final de ascenso. Quien sabe, tal vez sea mejor tener 5 o 6 jugadores de superior categoría y no 10 buenos jugadores ya que, al final, en el play-off la rotación mengua. Creo que a pesar del varapalo Pin debe continuar y hacer unos pequeños cambios en el equipo. De la rotación básica los bases Cobos y Corts deben seguir; renovaría a Adrian Bowie y quizás también a Milekovic (en espera de ver una versión más parecida a la de los play-offs durante el año). Completarían el juego exterior un tirador que sustituya a Almeida, el cual ha salido muy mal parado de esta serie, y a un “tres” alto, ya que era el tipo de jugador que no hemos tenido hasta la llegada de Lafuente y tan necesario se ha mostrado. Por dentro una mini revolución. Bortolussi debe seguir y a partir de ahí todos nuevos. Habría que firmar un “4” que sustituya a Lattiboudiere, el cual va sobrado de físico, pero ha demostrado que le faltan fundamentos en ataque y sobre todo un poco de cabeza (rebotear y salir botando como un base o ir contra 3 al poste bajo) y 2 centers con experiencia para sustituir la sapiencia y calidad del retirado Fernández y, sobre todo, la bisoñez de Christian Uta que no ha cubierto las expectativas. El tema Iván Martínez es complicado, se le ha echado en falta en el playoffs, es un jugador de enorme calidad de superior categoría, pero sólo ha jugado la mitad de los partidos en dos temporadas y eso es un lujo que un equipo que quiera subir no se puede permitir.
    Saludos