Martes, 17 enero, 2017

El Coviran Granada conquista Morón (59-61)

Jesús Fernández creó el delirio en la afición desplazada al Pabellón Alameda con un triple que daba el sexto triunfo consecutivo en el último segundo

jesus-fernandez-edu-perez-coviran-granada-celebracion
Jesús Fernández celebra el triple que da la victoria| Foto: Fermín Rodríguez
Redacción GD


image_print

Gran triunfo del Coviran Granada en la compleja cancha de Aceitunas Fragata Morón con un triple en el último segundo de Jesús Fernández. Los de Pablo Pin consiguen de esta forma su sexta victoria consecutiva y ponen sobre la mesa una candidatura muy seria a optar al ascenso a LEB Oro la próxima temporada.

Jesús Fernández volvió a firmar dobles dígitos con 17 puntos y 10 rebotes. El equipo de Pablo Pin realizó un verdadero ejercicio de superación psicológica, ya que fue por detrás prácticamente todo el encuentro con una desventaja que llegó a ser de ocho puntos. Sexto triunfo consecutivo de los rojiverdes, que se impusieron en el derbi y dan un salto en la clasificación.

Pablo Pin declaró en la previa del encuentro que para ganar en el pabellón Alameda había que bajarse al barro. Y así fue. Los rojiverdes se pusieron el mono de trabajo en un pabellón abarrotado tanto por seguidores locales como visitantes, que fueron fundamentales para que el Coviran Granada no bajara los brazos en ningún momento.

Jesús Fernández inauguró el marcador de un remodelado pabellón Alameda. Pero los locales saltaron al parqué con una actitud y unas ganas descomunales de imponerse en el derbi. El AF Morón respondió con un parcial de 8-0. El Coviran Granada reaccionó de la mano de Berni Castillo, con un 3+1, y de John Schoof, que puso a su equipo por delante con un triple. Pero el conjunto sevillano se mostraba más enchufado en pista delantera y pronto volvió a coger la iniciativa en el electrónico para cerrar el primer cuarto con el resultado de 16-11.

El comienzo del segundo acto fue igual que el primero. A los visitantes les costaba un mundo anotar, unas veces por la buena defensa local y otras por la mala suerte con algunos tiros que el aro escupió cuando casi los puntos estaban subidos en el marcador. A base de tesón el equipo de Pablo Pin se puso a tres puntos (24-21), pero tras fallar varios ataques los locales pegaron un nuevo estirón leve antes del descanso, al que se llegó con un triple sobre la bocina y desde el centro del campo de Alo Marín (30-23). El mal porcentaje en tiros de dos puntos (un 21%) fue el culpable de los 23 puntos que llevaba anotados el Coviran Granada en el intermedio.

El paso por vestuarios no cambió el panorama del encuentro, aunque el equipo de Pablo Pin se volvió mucho más duro en el rebote y en las entradas a canasta. Un gran tercer cuarto de John Schoof en ataque y de todos el equipo en la pista trasera le permitió al Coviran Granada engancharse al partido en un penúltimo acto que acabó con mínima ventaja para los locales (48-47).

Con las espadas en todo lo acto se inició el episodio final. Los locales pronto cogieron su distancia de seguridad y se instalaron en los cinco puntos de ventaja. Antes de eso la sucesión de errores fue la nota predominante en el pabellón Alameda, ya que tuvieron que pasar más de dos minutos para que se produjera la primera canasta. El Coviran Granada se puso por delante con una canasta de John Schoof, pero desaprovechó dos técnicas al  Aceitunas Fragata Morón para imponer más distancia. Esto lo aprovecharon los locales, que con un parcial de 6-1 se pusieron 55-50. Al equipo de Pablo Pin le costaba un mundo anotar, pero su gran defensa le permitió seguir en el partido.

A falta de 40 segundos el Coviran Granada perdía 59-55. Jesús Fernández falló dos tiros libres, pero Jordan Stone se inventó un rebote de la nada que Berni Castillo convirtió en triple. Quedaban 30 segundos y Morón tenía balón. Michael Phillips falló la canasta, Jordan Stone capturó el rebote y le dio la pelota a Iván Martínez, que corrió la pista como un poseso para entregarle el balón a Jesús Fernández. El americano de Villena convirtió el balón en oro. Se levantó sobre la bocina de posesión, soltó el balón, la luz del final del partido se encendió, el balón entró y el estasis se apoderó del pabellón Alameda. Pero fue por los 60 aficionados del Coviran Granada, además de los jugadores y los entrenadores, que limpiaron el suelo del parqué celebrando una victoria épica. Jesús Fernández anotó un triple que dejó el marcador al final del partido en 59-61, aunque nunca subió al electrónico del pabellón, que se quedó en un anticuado e inservible 59-57.

FICHA TÉCNICA

AF Morón: Phillips 15, Alo Marín 15, Javi Marín 6, Vargas 4 y Morales 5  – quinteto titular – Rufián 3, Sánchez 2, Vergara 0, Olajide 4, Sow 3 y Toledo 2.

Coviran Granada: Jesús Fernández 17, John Schoof 14, Jorge Fernández 2, Duane James 0 y Berni Castillo 11 – quinteto titular- Jordan Stone 6, David García ‘Didi’ 0, Luis López 0. Javi Hernández 0, Edu Pérez 2, Iván Martínez 9 y Pablo García n/j.

Árbitros: Baena Arroyo y Areste Giralt. Sin eliminados.

Incidencias: Partido correspondiente a la decimoctava jornada de liga en LEB Plata disputado en el pabellón Alameda ante 500 espectadores, 60 de ellos seguidores del Coviran Granada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *