Jueves, 14 Diciembre, 2017

            

El Covirán Granada, a asegurarse los privilegios de la Copa LEB Plata

Tras las derrotas ante Morón y Lucentum, el ascenso directo es casi imposible, a falta de ser matemático. Ahora, se mira a los playoffs

Joel Almeida pugna un balón durante un partido ante Lucentum esta temporada | Foto: Antonio L. Juárez
Daniel Sánchez-Garrido @Danisgr


image_print

Quedan cuatro partidos por disputarse -tres en el Palacio- y el Covirán Granada se encuentra a tres victorias de la primera plaza. No es matemático, pero es casi imposible. Sammic tendría que perder tres partidos; Cambados, dos; y Lucentum, uno; por descontado, el Covirán tendría que ganarlo todo.

El conjunto rojinegro se ha complicado la vida en el momento más inoportuno. Dependía de sí mismo para esquivar la lotería de los playoffs, pero todo se desniveló con la derrota ante Morón. Por consecuencia, la visita a Lucentum se presentaba con la necesidad y obligación de ganar. El Covirán lo intentó, no le perdió la cara al partido, pero terminó cayendo por uno (82-81).

Entre polémicas arbitrales -Lucentum gana desde el tiro libre gracias a una dudosa falta- y dudas, este tramo final de temporada se ha torcido para el Covirán, que ahora tendrá que mirar a los playoffs con optimismo, aunque sin perder la vista a lo que queda de liga regular.

NO TODO ESTÁ HECHO EN CUANTO A LOS PLAYOFFS

Y es que el Covirán podrá disfrutar del privilegio que le dio ganar la Copa LEB Plata siempre que quede entre los cinco primeros clasificados -ahora mismo está en cuarta posición-, por lo que no se puede despistar y asegurarse cuanto antes ese premio a la grandísima primera vuelta realizada, de la que salieron campeones de invierno. Ganando los próximos dos partidos estaría matemáticamente asegurado.

Si bien, es muy complicado que el Covirán no quede entre los cinco primeros, ya que quienes acechan ese Top-5 -Zornotza, Morón, Valladolid y Navarra- están a tres victorias de los nazaríes. Quien sí intentará superar al Covirán es el Carrefour ‘El Bulevar’ de Ávila -con 16 victorias-, que es el inmediato perseguidor de los de Pablo Pin.

Asegurarse el privilegio les dará el factor cancha en todas las eliminatorias de playoffs y enfrentarse al peor posicionado, es decir, el Covirán quedará automáticamente clasificado en segunda posición siempre que acabe entre los cinco primeros puestos de la tabla.

El primer paso para recuperar sensaciones y que el equipo se reconcilie consigo mismo es ganar a Zornotza este sábado (18:30). El sabor de la victoria debe volver al Palacio, y lo tiene que hacer de seguido. El tiempo es oro -nunca mejor dicho- y poder comenzar a trabajar cuanto antes en la preparación física y mental extra que supondrá jugar los playoffs de ascenso a LEB Oro puede ser clave para el futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *