Domingo, 22 Octubre, 2017

            

El consumo moderado de alcohol puede reducir el riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular

Una ingesta excesiva lo aumenta, según un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Shandong (China)

Imagen ilustrativa | Foto: Archivo
E.P.


image_print

El consumo moderado de alcohol puede reducir el riesgo de muerte por todas causas y por enfermedad cardiovascular, mientras que una ingesta excesiva lo aumenta, según un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Shandong (China).

Para alcanzar esta conclusión, publicada en el ‘Journal of the American College of Cardiology’, se analizaron los datos de 333.247 personas que habían participado en las Encuestas de Entrevistas de Salud Nacional realizadas entre 1997 y 2009.

Los participantes del estudio fueron encuestados con respecto a su consumo de alcohol dividiéndolos en seis categorías: los que nunca habían bebido, bebedores que lo habían probado pero rara vez bebían alcohol, los que tomaban menos de tres bebidas alcohólicas por semana, los que consumían más de tres bebidas por semana y lo hombres que cada semana se tomaban 14 bebidas alcohólicas y 7 las mujeres.,

A lo largo de la duración del estudio, 34.754 participantes murieron de todas las causas. De éstos, 8.947 fueron por enfermedades cardiovasculares (6.944 enfermedades relacionadas con enfermedades del corazón y 2.003 muertes relacionadas con el cerebro) y 8.427 fueron por cáncer.

De esta forma, los expertos comprobaron que los hombres que bebían más de 14 bebidas alcohólicas a la semana tenían un 25 por ciento más de riesgo de muerte por todas las causas y hasta un 67 por ciento por cáncer, si bien en las mujeres este aumento no se detectó tan claramente. Además, los investigadores no observaron un incremento del riesgo de mortalidad por causa cardiovascular.

Por otra parte, el consumo moderado de alcohol se asoció con un 25 por ciento menos de riesgo de mortalidad por todas las causas, y entre un 21 por ciento y un 34 por ciento por enfermedades cardiovasculares, tanto en hombres como en mujeres. Hallazgos similares fueron observados entre los que apenas bebían.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *