Martes, 28 Marzo, 2017

El Consejo Andaluz de Enfermería acusa al PP nacional de su “intento de obstaculizar” la prescripción enfermera



image_print

El Consejo Andaluz de Colegios de Enfermería acusó hoy al PP nacional de su “intento de obstaculizar” en el Senado el actual proceso de legalización de todas las actuaciones clínicas que realizan las enfermeras y conllevan algún tipo de prescripción farmacológica.

En una nota, la entidad colegial, con sede en Córdoba, explicó precisamente que la Asamblea de Presidentes de la Organización Colegial del Enfermería de España se reunió ayer en Madrid para tratar lo que entienden como “un intento, por parte del Partido Popular, de obstaculizar” la prescripción enfermera.

Según detalló, dicha “obstaculización” la harían efectiva a través de una enmienda en el Senado destinada “a posponer de forma indefinida” la actual modificación de la Ley de Garantías y Uso Racional de los Medicamentos y Productos Sanitarios –conocida popularmente como “ley del medicamento”–.

Además, los enfermeros andaluces mostraron su apoyo al resto de la profesión en España, que ayer amenazó con “paralizar” la vacunación contra la gripe A si no se legaliza su actividad en el conjunto del país. Con todo, puntualizaron que esta amenaza no se cumpliría en el caso andaluz, al disponer de una legislación propia sobre prescripción enfermera.

En concreto, el propio Consejo General de Enfermería de España avisó ayer de que podría paralizar la participación de las enfermera en la campaña de vacunación contra la gripe A, prevista para este lunes 16 de noviembre, por la postura del PP.

“La Asamblea General de Presidentes de la Organización Colegial de Enfermería de España ha quedado constituida con carácter permanente para tener la capacidad de adoptar, de forma inmediata, las medidas necesarias, incluyendo, si fuera necesario, la posibilidad de dar orden a las enfermeras de España del cese de inmediato de cualquier asistencia clínica que conlleve una prescripción”, advirtieron.

La medida implicaría que unas 170.000 enfermeras de las 205.000  que trabajan en España –ya que las 35.000 que trabajan en Andalucía cuentan con una legislación propia para la denominada prescripción enfermera– dejarían de realizar actividades como el “triage” de la gripe y la vacunación contra la gripe A y la estacional, entre otras.

Asimismo, anucniaron que se denunciaría ante los tribunales “a todos los gestores sanitarios que traten de obligar a las enfermeras a prescribir, ya que la prescripción, a día de hoy, es ilegal y puede ser calificada como un delito de intrusismo profesional”, apuntaron.

Los enfermeros acusan al Partido Popular de “obstaculizar de forma irresponsable” el proceso de legalización de la prescripción enfermera en el Senado, a pesar de que la modificación de la Ley del Medicamento aprobada por el Congreso de los Diputados el pasado 28 de octubre fue pactada con el Ministerio de Sanidad y Política Social, con los partidos políticos y con los agentes sanitarios.

“En el último momento, el PP, que en las reuniones anteriores había aceptado y firmado el proyecto, ha decidido abandonar el consenso y tratar de dinamitar el proceso en la próxima votación que tendrá lugar en el Senado. Una decisión que, teniendo en cuenta que afectaría a la vacunación de la gripe A, podría justificarse en su intento de desestabilizar la magnífica política llevada a cabo por la ministra de Sanidad y los consejeros de sanidad”, concluyeron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *