Sábado, 19 Agosto, 2017

            

El consejero de Fomento está dispuesto a reunirse con el sector empresarial de Granada para explicar el retraso del metro

La Junta reitera que "una intervención que correspondía a ADIF ha incidido en los plazos del Metro"

Una mujer sentada en la Estación de metro Alcázar de Genil | Autor: Archivo GD
E.P


image_print

El consejero de Fomento y Vivienda, Felipe López, se muestra dispuesto a reunirse con los empresarios de Granada para explicarles “con detalles” el motivo del retraso en la entrada en servicio del metro de la ciudad granadina, al tiempo que ha anunciado que se desplazará “próximamente” a la ciudad para tal fin.

De esta manera se compromete el consejero a dialogar con los empresarios, después de que la Comisión de Infraestructuras de la Confederación Granadina de Empresarios y la Cámara de Comercio de Granada hayan calificado este martes de “inadmisible” el nuevo retraso anunciado por la Junta de Andalucía para el funcionamiento del metro de Granada que no entraría en funcionamiento hasta marzo de 2017.

Fuentes de la Consejería han señalado a Europa Press que López se compromete a reunirse con los empresarios y se desplazará a Granada para el citado encuentro “próximamente”, trasladando al sector empresarial “el motivo de dicha demora”.

En este sentido, la Junta mantiene que “la no asunción, por parte de ADIF, de la modificación del enclavamiento (señalización) en la Estación de Ferrocarriles de la Avenida de Andaluces de Granada, ha ocasionado una demora en los plazos de la ejecución de la obra civil en este tramo y, en consecuencia, en la instalación posterior de los sistemas de energía, señalización ferroviaria y comunicaciones” del metro.

Este retraso ha motivado la petición a la Consejería por parte de las empresas encargadas de la ejecución de estos sistemas de una prórroga de tres meses para la finalización de los citados trabajos necesarios para la puesta en servicio del metro.

De esta manera también responden desde el departamento de Felipe López al Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF), que cree que el consejero de Fomento y Vivienda “no está bien informado” puesto que, según han precisado, las obras que faltan, incluidas las de la instalación de fibra óptica, “no tienen nada que ver con la finalización de las obras del metro”.

Desde la Consejería han explicado que en el ámbito de los sistemas de comunicación, una vez ejecutada la obra civil con las correspondientes canalizaciones, hay que introducir una línea de fibra óptica para el funcionamiento de los sistemas de información al viajero del metro ligero, entre otras funciones, así como de las comunicaciones con el Puesto de Control Central del metropolitano.

Independientemente de esta actuación, que se ejecuta sobre la plataforma del metro ligero a su paso por la Estación de Ferrocarriles de la Avenida de Andaluces en Granada, la Consejería de Fomento y Vivienda también tendrá que restituir una serie de servicios afectados, entre ellos una línea de fibra óptica, en el emplazamiento donde se localizará el parking en superficie de la futura Estación AVE.

Pero se trata de dos actuaciones independientes. De hecho, la ejecución de dicho parking en superficie, asumido por la Junta de Andalucía para obtener la autorización de ocupación en el tajo de obra de Avenida de Andaluces, “aún no ha podido iniciarse, al no haberse procedido, por parte de ADIF, a la retirada de acopios en dicha parcela”.

Este parking en superficie fue adjudicado la Consejería de Fomento y Vivienda el pasado diciembre de 2015, por 1,84 millones de euros, pero las obras aún no han dado comienzo, “al no haberse procedido por parte de ADIF a la retirada de sus acopios”.

De acuerdo al cronograma de trabajo de las obras del Metro de Granada, y una vez se inició la ejecución del paso del metro ligero por Avenida de Andaluces, en noviembre 2014, un año más tarde, es decir, en noviembre de 2015, debería haberse despejado “totalmente” la zona con el desmantelamiento de las vías del ferrocarril que se cruzan con la plataforma del metro ligero.

“Sin embargo, el desmantelamiento de las vías del ferrocarril se fue demorando, pues, con carácter previo, era necesario modificar la señalización existente (enclavamiento), tarea que iba a asumir ADIF y su contratista. La Junta de Andalucía, al objeto de agilizar los plazos, asumió esta tarea de modificación de la señalización, asumiendo un coste adicional de 390.000 euros”, han recordado.

“Estas circunstancias sobrevenidas provocan que hasta mayo de 2016 no se desmontaran las vías del ferrocarril y, una vez ejecutada la plataforma de vía en dicho cruce, la Junta de Andalucía concluyó la obra del paso por la estación de Ferrocarriles en Avenida de Andaluces el pasado mes de julio, con una demora final de seis meses, sobre el calendario previsto, circunstancia que ha implicado una demora en los trabajos posteriores de sistemas de energía, señalización y comunicaciones, que finalmente han obligado a aplazar la puesta en servicio del metropolitano hasta marzo de 2017”, han concluido las citadas fuentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *