Lunes, 29 Mayo, 2017

El Congreso respalda con una amplia mayoría el acuerdo de rescate a Grecia

PP acepta trabajar para que el FMI participe en el rescate pero rechaza el cambio profundo de la UE que proponía el PSOE

Congreso de los Diputados


image_print

El Pleno del Congreso ha respaldado este martes, con los votos de PP, PSOE, UPyD, Convergència (CDC), Unió (UDC) y parte del Grupo Mixto el acuerdo alcanzado entre el Gobierno de Grecia y las instituciones comunitarias para el rescate de la economía helena y la participación de España en el mismo.

Tras cinco horas de debate sobre el rescate de 86.000 millones de euros aceptado por el Gobierno griego –de los que España aportará casi 10.150 millones–, los grupos parlamentarios han registrado sus propuestas de resolución, habiendo salido adelante las del PP y el PNV en su integridad y varios puntos de las de PSOE, UPyD y CiU sobre el respaldo a la asistencia financiera.

Con ello, el Congreso toma conocimiento de las condiciones pactadas para conseguir una “recuperación sostenible de la economía griega” y, además, insta al Gobierno a “respaldar la aprobación definitiva” del programa de asistencia financiera en el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE).

Igualmente, la Cámara Baja manifiesta su solidaridad con el país heleno, pide al Ejecutivo que haga “lo preciso” para que Grecia “crezca y prospere en el seno de una Europa más solidaria y del euro”, valorando la “importancia y trascendencia” de su permanencia en la moneda común para la consolidación del proyecto comunitario; y emplaza al Gobierno español a impulsar la participación del Fondo Monetario Internacional (FMI) en el acuerdo.

Finalmente, con las propuestas de resolución aprobadas se mandata al Ejecutivo a informar semestralmente al Congreso de los Diputados sobre la implementación del programa de asistencia financiera a Grecia.

SIN REFERENCIAS A REFUNDAR LA UE

Por contra, la Cámara Baja ha rechazado las propuestas de resolución que rechazaban el acuerdo de rescate a Grecia y reclamaban una quita de la deuda helena y respeto a la soberanía griega y a la dignidad de sus ciudadanos, planteadas por la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), por una parte, y por cuatro formaciones del Grupo Mixto, por otra.

Igualmente ha salido derrotada la propuesta socialista de reformar en profundidad la UE, profundizar en la unión económica y avanzar hacia una unión política y social. Una iniciativa que incluía medidas como crear un Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) comunitario y un Tesoro europeo, mutualizar parcialmente la deuda, crear un presupuesto comunitario que financie inversiones y servicios anticíclicos, aprobar un seguro de desempleo que complemente los sistemas nacionales o armonizar parte del sistema tributario, entre otras.

Así las cosas, Juan Moscoso del Prado, portavoz económico del PSOE, ha insistido en que “hace falta reforzar la política económica de la Eurozona” para conseguir “crecimiento y creación de empleo”, y ha expresado sus “dudas” sobre la sostenibilidad de la deuda pública griega, pidiendo a la UE “abordar cuanto antes este problema con responsabilidad, solidaridad y visión a largo plazo”, llegando más allá de este rescate, que los socialistas refrendan.

También la portavoz parlamentaria de UPyD, Rosa Díez, ha señalado que su resolución apoya el rescate de Grecia, pero insta a que se tomen medidas estructurales que refuercen la unidad política en el seno de la UE para hacer posible que sea un éxito. Si no, ha dicho, el rescate es “un riesgo de fracaso”. Además, ha pedido que la UE que se introduzca un control político periódico del programa.

En defensa de la resolución de los nacionalistas catalanes, Pere Macías (CDC) ha reclamado un “perfeccionamiento de los mecanismos de gobernanza” a nivel europeo, mientras que Toni Picó (UDC) ha llamado a “defender más Europa” y ha indicado que el rescate es “un paso necesario para asegurar la sostenibilidad de la zona euro”, recordando que la “soberanía compartida exige solidaridad colectiva”.

El portavoz económico del PNV, Pedro Azpiazu, ha señalado que su propuesta de resolución recoge “de forma sencilla lo esencial” del debate: su “solidaridad” con el pueblo griego, su apoyo al acuerdo y su emplazamiento al Gobierno a “trabajar por facilitar su éxito para que Grecia crezca en el seno de una Europa más solidaria”, algo que depende tanto del Ejecutivo heleno como de la propia UE.

RESCATAR A LAS PERSONAS

Por parte de la Izquierda Plural, su portavoz económico, Alberto Garzón, ha señalado que la resolución de su grupo se sustenta en que el programa de rescate “no va a la raíz del problema” y merece “una vuelta absoluta”. “Va a fracasar y es la puerta para un cuarto rescate”, ha pronosticado.

Mientras, Joan Tardà (ERC) ha lamentado que el acuerdo refrende la “divisa de que el bienestar y el futuro de los europeos no puede entrar en contradicción con los intereses de los mercados” y propone que el Congreso “apoye a los griegos, reconozca el derechos de los pueblos a decidir su futuro” y manifieste que “las personas son mucho más importantes que la acumulación de capitales”.

Joan Baldoví (Compromís-Equo) ve el comportamiento del Gobierno con respecto al rescate griego “vergonzoso y seguidista del dictado alemán”, y lamenta que, como país del Sur de Europa, España no haya sido “capaz de tender puentes” y se haya sumado a los postulados de la austeridad. “Grecia es nuestro aliado y no un país apestado”, ha dicho, reclamando un cambio en las políticas económicas para beneficiar a todos los pueblos europeos.

Por su parte, la portavoz de BNG, Olaia Fernández Davila, ha reconocido que no sólo siente “solidaridad con el pueblo griego”, sino que también reclama “su derecho a ejercer su soberanía”. “Reclamamos una Europa distinta, social, de los pueblos”, ha dicho. Finalmente, Rafael Larreina (Amaiur) ha dicho “sí a la soberanía griega” frente a “las imposiciones y las ingerencias externas”.

CENTRAR EL DEBATE

Finalmente, el portavoz adjunto del PP en el Congreso Carlos Floriano ha recordado a la oposición que el objetivo del debate de este martes era “el presente de los ciudadanos europeos que lo están pasando mal” y no “el futuro de la UE”.

“Conviene no equivocar los debates”, ha recomendado el ex secretario de Organización del PP, preguntándose “con qué cara se miraría a Europa” si ante las urgencias económicas de los griegos el resto de socios les pidieran “esperar porque hay que reformar en profundidad la UE y luego ya se les dirá algo”.

En cualquier caso, el diputado extremeño ha puesto en valor que, “al margen de matices más con ánimo de remarcar perfiles propios en esta antesala de la precampaña electoral”, el rescate griego ha cosechado un amplio consenso, fruto del deseo de los españoles de “decir sí a ayudar a sus conciudadanos europeos que lo están pasando mal” desde la “solidaridad y la responsabilidad”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *