Martes, 25 Julio, 2017

            

El comedor social de Norte, “escasez de variedad” frente a “calidad y cantidad”

El grupo socialista en el Ayuntamiento de Granada recoge las quejas de algunos usuarios, que cuestionan la calidad y oferta de los menús ofrecidos en el menú mientras que el concejal de Bienestar Social, Fernando Egea, asegura que los técnicos municipales supervisan la calidad y cantidad, así como las instalaciones del comedor

Parte del menú servido en el comedor social | Foto: C.G


image_print

Con el advenimiento de la crisis económica de 2008, el número de usuarios de los comedores sociales de Granada ha ido aumentando de manera constante. Sólo en en el distrito Norte y en la Chana se sirven alrededor de 77.000 comidas al año a través de cinco comedores que acogen a decenas de usuarios cada día. Precisamente sobre uno de estos espacios, el de Rodrigo de Triana, puso ayer el foco el PSOE de la capital, grupo que recogió las quejas de algunos usuarios del servicio, que cuestionan ciertos aspectos el mismo como la variedad o los horarios de atención al público. Por su parte, el Ayuntamiento de Granada asegura que los técnicos municipales velan por la calidad de un servicio que, diariamente, ofrece comidas a medio centenar de vecinos, mientras que trabajadores cercanos al comedor aseguran que es “una queja aislada”.

Comedor-social-Zona-Norte-(3-de-31) (1)

Espacios para almorzar dentro del comedor social

HORARIO Y VARIEDAD

“Las personas que acudimos al comedor somos personas normales y corrientes que no hemos tenido suerte en la vida o  que, como en mi caso, después de cotizar más de 30 años la crisis nos ha llevado por delante, y ahora me veo en la tesitura. Somos gente válida que estamos dispuestos a trabajar”. Así explica su situación Rafael Payá, uno de los usuarios de este comedor social, para quien uno de los principales problemas de este comedor es la falta de variedad de algunos días: “de primero tenemos garbanzos y de segundo garbanzos”.

Otra de las quejas de las que Payá se hace eco tiene que ver con el horario de atención a los usuarios: de 12:30 a 13:45 horas de lunes a sábado, una franja de tiempo que es aún menor en el otro comedor de la zona, el ‘San Vicente de Padul’, que abre en horario de 13:30 a 14:00 horas. Para Jemi Sánchez, la concejal socialista que recoge las quejas de los usuarios, estos horarios “deja poco margen de maniobra a estas personas que si tienen una entrevista de trabajo o que hacer gestiones por la mañana, difícilmente pueden ajustarse al horario”.

Ante esta situación, tanto Rafel Payá como otros usuarios afirman que han intentado ponerse en contacto con el Ayuntamiento de Granada para solicitar una reunión “en la que queremos que se nos escuche, porque estamos dispuestos a participar en la confección de los menús, e incluso nos gustaría que el espacio del comedor que tiene un uso diario de dos horas, se nos dejara para poder reunirnos”. Sin embargo, los usuarios se quejan que desde octubre, mes en el que se pusieron en contacto con el Consistorio granadino, no han recibido respuesta alguna.

“UNA QUEJA AISLADA” 

Tras la denuncia de algunos usuarios, este medio se ha puesto en contacto con trabajadores cercanos al comedor social, quienes aseguran que la “situación es totalmente normal” y que la variedad de platos es suficiente. “Incluso cuando hay falta de usuarios, los comensales pueden repetir las veces que quieran”. Así lo explican las fuentes consultadas por este medio, que atribuyen a una “queja aislada” que además “genera tensión” entre el resto de usuarios.

Por su parte y ante estas quejas, el concejal de Biensar Social del Ayuntamiento capitalino, Fernando Egea, asegura que los “técnicos municipales supervisan la calidad y cantidad de los menús e instalaciones de norte” y niega las acusaciones del grupo socialista sobre unos menús que “son supervisados periódicamente por técnicos municipales, para el correcto desarrollo de este servicio municipal”.

Según relata Egea, “la empresa concesionaria del servicio, Ibagar, es una entidad solvente que lleva años prestando servicios similares en otras administraciones públicas y entidades privadas”, y asimismo ha informado de que “las instalaciones donde se sirven las comidas son correctas y reúnen las condiciones de higiene y salubridad que son preceptivas”.

Del mismo modo, el edil ha pedido al grupo municipal socialista que “antes de alarmar a los usuarios del comedor con informaciones sobre la calidad de los menús, se ponga en contacto con el área, consulte a los técnicos municipales o, en su caso, pida información y compruebe la veracidad de los datos relativos a las propiedades nutritivas y alimentarias de las comidas que sirve la empresa concesionaria”.

MAPA DE LOS COMEDORES SOCIALES DEL DISTRITO NORTE

Según el listado que maneja OCREM, una ONG que atiende a personas en riesgo de exclusión social, el comedor social de Rodrigo de Triana acoge a personas que viven solas, discapacitados, personas sin hogar u otro tipo de vecinos en situación de necesidad, siendo el principal requisito para poder acceder a este servicio el tener escasos recursos económicos o ser una persona de avanzada edad. Este comedor se complementa con otro, también situado en el distrito Norte, concretamente en la calle Molino Nuevo.

El llamado comedor social de ‘San Vicente de Padul’ se centra en los mayores de 65 años con escasos recursos sociales, aunque también recibe otro tipo de perfiles como el de personas en riesgo de exclusión social. En este comedor hay 18 plazas reservadas en exclusiva para mayores y alrededor de 24 para el resto de usuarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *