Jueves, 21 Septiembre, 2017

            

El comandante en jefe del Ejército Libre Sirio huye del país

La noticia ha sido confirmada por un portavoz del Frente Islámico, en el que se encuentran incluidas las seis principales facciones islamistas armadas del país

E.P


image_print

El comandante en jefe del Ejército Libre Sirio (ELS), Salim Idriss, huyó el domingo del país tras la toma del control de su cuartel general por parte de milicianos del Frente Islámico, que agrupa a varias brigadas islamistas que combaten contra las fuerzas de seguridad, según ha informado el diario ‘The Wall Street Journal’.

El diario, que cita a fuentes gubernamentales estadounidenses, ha agregado que Idriss viajó en avión a la capital de Qatar, Doha, tras escapar de Siria a través de la frontera con Turquía. “Huyó como resultado de la toma del control de su cuartel general por parte del Frente Islámico”, han recalcado estas fuentes.

La toma del control del cuartel general del Consejo Militar Sirio (CMS), nominalmente a cargo del ELS, se produjo la semana pasada cuando combatientes de la coalición armada islamista irrumpieron en las instalaciones, haciéndose además con el paso de Bab al Hawa, en la frontera noroeste entre Siria y Turquía.

Según el Observatorio Sirio por los Derechos Humanos, con sede en Londres y una amplia red de informantes en el país árabe, el Frente Islámico se apropió de decenas de armas antiaéreas ‘Shilka’ y cohetes antitanque de los arsenales del CMS en enfrentamientos registrados el viernes y el sábado.

Entre los principales grupos que se han unido al Frente, se encuentran las fuerzas de Ahrar al Sham, Suqour al Sham y el Ejército Islámico. Las Brigadas al Tawhid, que encabezaron la ofensiva de agosto de 2012 en la que los rebeldes tomaron grandes áreas de Alepo y otras partes del norte del país, es otro de los grupos de la nueva alianza. Ninguno de ellos es percibido con la intransigencia de los rebeldes vinculados a Al Qaeda.

SUSPENSIÓN DE LA AYUDA NO LETAL

La noticia de la huida del país de Idriss ha llegado apenas horas después de que los gobiernos de Estados Unidos y Reino Unido hayan anunciado su decisión de suspender la ayuda no letal al norte de Siria después de que combatientes islamistas tomaran almacenes de armas de fuerzas rebeldes respaldadas por Occidente, incrementando el temor de que los suministros puedan terminar en manos equivocadas.

En respuesta, el ELS ha considerado que el paso dado por Londres y Washington es apresurado y equivocado. “Esperamos que nuestros amigos se replanteen y esperen varios días a que las cosas se aclaren”, ha declarado el portavoz del ELS, Louay Meqdad.

La suspensión pone de manifiesto la crisis en el liderazgo del ELS, que necesita respaldo internacional para reforzar su credibilidad y para evitar que sus combatientes se unan a los poderosos grupos islamistas respaldados por Al Qaeda, que actualmente dominan la guerra contra las tropas de Bashar al Assad.

Estados Unidos y Reino Unido han ofrecido en el pasado radios, chalecos antibala, suministros médicos, dinero y alimentos a los rebeldes que luchan contra Al Assad, pero el portavoz de la Embajada estadounidense en Ankara no ha querido detallar qué suministros se verán suspendidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *