Miércoles, 20 Septiembre, 2017

            

El Colegio de Farmacéuticos se adhiere al sistema arbitral de consumo

El edil de Salud y Consumo, Miguel Ángel Fernández Madrid, destaca “la rapidez y eficacia de este servicio gratuito, que beneficia tanto a empresas como a la ciudadanía”

Acto de presentación
Gabinete


image_print

El Colegio de Farmacéuticos de Granada y el Ayuntamiento de la ciudad han firmado esta mañana un acuerdo por el que este colectivo se adhiere al sistema arbitral de consumo y acepta la mediación del consistorio granadino en los casos de conflicto entre clientes y farmacias.

De este modo, el Colegio de Farmacéuticos de Granada va a pasar a engrosar la lista de más de 600 colectivos profesionales ya adheridos a la Junta Arbitral de Consumo, “conscientes de la necesidad de generar confianza en los consumidores y para adaptarse a un mercado cada vez más cambiante y dinámico a causa de las nuevas tecnologías y la revolución que están generando en los intercambios comerciales de bienes y servicios”, según ha explicado el concejal de Urbanismo, Medio Ambiente, Salud y Consumo, Miguel Ángel Fernández Madrid.

Durante la firma del convenio, en la que también han intervenido el presidente del Colegio de Farmacéuticos de Granada, Manuel Fuentes, el delegado de Salud Pública de la Junta de Andalucía, Higinio Almagro, y la vicepresidenta de la Diputación y diputada de Medio Ambiente, María Ángeles Blanco, Fernández Madrid se ha referido a “la rapidez y eficacia con que actúa la Junta Arbitral de Consumo, así como al hecho que es un servicio gratuito para todas las partes, un servicio que supone un beneficio tanto la ciudadanía como para los colectivos profesionales”.

Así, la principal característica de la Junta Arbitral del Ayto de Granada y cuya gestión la diferencia del resto de juntas arbítrales, es, según ha explicado Fernández Madrid, la actuación desarrollada por la Unidad de Mediación, “ya que supone la resolución en un menor tiempo, con un empleo de recursos ínfimo, y con una intervención que concede voz y mayor protagonismo a las partes y a su voluntad, en detrimento de la imposición del criterio del árbitro, que únicamente se aplica en los casos en que la asistencia de los mediadores no ha logrado que las partes puedan alcanzar un acuerdo”.

Para los consumidores y usuarios, es el cauce más adecuado para que puedan hacer valer sus derechos sin las dificultades que, normalmente, supone para ellos acudir a la vía judicial. Para las empresas y profesionales, refuerza la confianza de los consumidores en aquellas empresas que ostentan el distintivo de adhesión al sistema, ya que saben que en caso de conflicto, entra en juego un procedimiento que es rápido, eficaz  y gratuito. En definitiva, el sistema Arbitral de Consumo permite a las dos partes resolver controversias sin necesidad de acudir a los Tribunales de Justicia.

La Junta Arbitral cuenta, creada en 1996, cuenta en la actualidad con un total de 616 empresas adheridas. Con anterioridad al Colegio Oficial de Farmacéuticos, suscribió  acuerdos con distintos colectivos como el Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria, la Asociación Autónoma de Instaladores Eléctricos y de Telecomunicaciones, Asociación de Jóvenes Empresarios de Granada, Federación Provincial de Comercio, Confederación Granadina de Empresarios, Asociación de Centros de Formación de Granada y Asociación Provincial de Autoescuelas, entre otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *