Jueves, 19 enero, 2017

El coche de Google sufre el primer accidente con heridos

La compañía asegura que el fallo fue humano



image_print

Uno de los vehículos sin conductor de la multinacional estadounidense Google se ha visto implicado por primera vez en un accidente de tráfico en el que ha habido personas que han sufrido heridas leves, ha informado en un comunicado la compañía.

El director del programa de vehículos sin conductor de la multinacional, Chris Urmson, ha asegurado que, al igual que ha ocurrido en todos los 11 accidentes relacionados este tipo de automóviles de Google, la culpa ha sido del otro coche.

Según Urmson, el coche equipado con sensores de Google que circulaba por Mountain View (California) se paró en una intersección pese a tener el semáforo en verde porque al otro lado de la calle los coches se encontraban parados, evitando así quedar detenido en medio de la intersección. En ese momento, otro vehículo golpeó al de Google por detrás.

Por fortuna el impacto se produjo a solo 27 kilómetros por hora, aunque fue suficiente para que el conductor del otro coche y las tres personas que viajaban a bordo del coche autónomo sufrieran heridas leves, marcando el primer precedente con heridos en el que se ve envuelto un coche de Google.

En concreto, el coche autónomo de Google accidentado con heridos es un Lexus RX 450H. En este caso, Chris Urmson quiso adelantarse al informe oficial y detallar aún más cómo se produjo el accidente con una recreación en vídeo.

En este vídeo, facilitado por Google, se aprecia claramente como el Lexus RX450h, se detuvo al llegar a una intersección, con tráfico lento. El coche de Google, que circulaba en modo autónomo, redujo su velocidad progresivamente, adaptándose al ritmo que llevaban los vehículos que le precedían. Y en ese preciso momento, el coche que circulaba tras él no frenó, y colisionó con el parachoques trasero del Lexus. El Lexus apenas sufrió unos arañazos en el parachoques, mientras que el vehículo que colisionó contra él sufrió más daños y vio como su parachoques delantero se descolgaba.

14 ACCIDENTES EN TOTAL

Se trata del decimocuarto accidente que los más de veinte vehículos sin conductor de Google han sufrido durante los seis años que la compañía lleva probándolos en California, pero el primero de ellos en el que alguien resulta herido. El coche que se conduce solo de Google es un proyecto iniciado en 2009 con la vista puesta en el largo plazo, aunque desde entonces sus dos docenas de Lexus RX450h equipados con sensores ya han circulado -y, por tanto, registrado en mapas 3D- hasta 2,7 millones de kilómetros, fundamentalmente en autopistas y carreteras.

Además, desde hace aproximadamente dos años, los coches de Google también han estado circulando por las calles de Mountain View, donde el gigante tecnológico tiene su sede. En caso de salir adelante, el proyecto de Google deberá encontrar un encaje en el actual código de circulación, que en ningún caso contempla la posibilidad de vehículos que circulen sin conductor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *