Miércoles, 18 enero, 2017

El cierre de los comedores escolares entra en los juzgados

El sindicato CCOO denuncia a la Junta de Andalucía por "vulnerar el derecho a la alimentación de menores" en los centros concertados de la zona Norte

Representantes de CCOO momentos antes de presentar la denuncia


image_print

Representantes sindicales de CCOO, con su secretario general Ricardo Flores al frente, han presentado poco después de las 10 de la mañana una denuncia contra la Junta ante la Fiscalía Superior de Andalucía por el cierre de los comedores escolares de zona Norte.

El sindicato entiende que la Junta está incumpliendo su obligación de prestar el servicio de comedor en una zona donde no existen centros públicos, al margen del “compromiso político de la presidenta de la Junta de Andalucía de asegurar a los escolares al menos una comida al día a todos los escolares en Andalucía”.

Según ha apuntado Diego Molina, los escollos han girado en las últimas semanas desde lo legal a lo técnico-administrativo. En primera instancia la Junta adujo que la obligación de prestar servicio de comedor era sólo para centros públicos, según marca la ley. Sin embargo y ante la inexistencia de centros públicos en la zona, “el servicio de comedor tienen que ponerlo en los centros” al existir una necesidad social que atender.

LA JUNTA, URGIDA A RESOLVERLO

La consejera de Educación aseguraba ayer mismo en sede parlamentaria que el cierre de los comedores, algo que ocurre en más centros de toda Andalucía, es una “prioridad absoluta”. El sindicato se pregunta “¿cuánto tiempo es necesario para 300 niños en riesgo de exclusión social reciban un plato de comida?”

La denuncia pretende que la fiscalía “tome cartas en el asunto e inste a que este problema se solucione”. Sin embargo y al margen del obstáculo normativo, queda por resolver la deuda de 247.000 euros que la Junta mantiene con Catering Ibagar, empresa adjudicataria del servicio de comedor. Una cantidad que según Molina, no representaría un problema “para una administración como la Junta de Andalucía”.

Entre tanto no se reanuda el servicio, el sindicato se ha sumado a la petición del grupo municipal de IU al Ayuntamiento de Granada para que ponga los comedores sociales de zona Norte a disposición de los escolares, al tratarse de “un caso de emergencia social”. Una demanda que CCOO ya ha comunicado al ayuntamiento.

AGRESIÓN A MAESTRA EN PULIANAS

El secretario de educación de CCOO, Diego Molina, ha valorado la agresión de “una madre no, una energúmena” a una maestra de infantil en un centro de Pulianas ocurrida ayer. El sindicato muestra “nuestro más absoluto desprecio ante estas acciones y nuestra solidaridad con la agredida”, al margen de poner “a disposición de esta persona nuestro gabinete jurídico”.

En este sentido, Molina ha recordado que Granada fue la primera provincia donde una resolución judicial consideró las agresiones a profesores como atentados contra la autoridad, sentando un precedente para el resto del país, y la primera provincia donde hubo una condena a cárcel por agresión a un profesor, por lo que ha pedido que el reciente caso de Pulianas “se trate como un tema penal”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *