Lunes, 29 Mayo, 2017

El CB Granada sufre un varapalo en Gran Canaria



image_print

El Gran Canaria 2014 volvió a exhibir su mejor versión en el Centro Insular de los Deportes ante un Club Baloncesto Granada (102-65) que tuvo que redimirse ante el despliegue anotador ofrecido por Carroll y Sanders, que entre los dos firmaron 40 puntos en un épico duelo.

Sólo Hunter y Hendrix opusieron resistencia entre las filas andaluzas, muy desasistidas ante la férrea defensa impuesta por los interiores isleños y desorientados ante el inmaculado acierto de su rival. Paradójicamente, el encuentro comenzó con dominio inicial de los nazarís, que tomaron ventaja a través del acierto exterior del australiano Ingles y del norteamericano Hunter, un viejo conocido de la afición amarilla, quien superó con claridad la defensa que le marcaba su compatriota Carroll.

Sin embargo, el conjunto isleño se reivindicó en la pintura con la solidez en los tableros de Will McDonald, quien conseguía contener el caudal ofensivo de Hendrix. A falta de cuatro minutos para que concluyera el primer cuarto, el pívot de Nueva Orleans conseguía igualar la balanza desde la zona (14-14). En esos momentos llegó la reacción de Carroll, que con un tiro de seis metros y una penetración conseguía adelantar a los amarillos (18-16).

Ante tales parámetros, el técnico visitante, Trifón Poch, aceleró las rotaciones y empezó a fraguarse la conexión entre Hendrix y Hunter, que ya desquiciaba a Agustine y al recién salido Kickert. Con 23-22 en el marcador, el Gran Canaria 2014 tomó la batuta del encuentro merced a la excelente dirección de Fisher, que con un parcial de 7-0 -y con cinco puntos del director de orquesta local- aupaba a los suyos hasta el 30-24.

Y en mitad del desconcierto andaluz, un triple de Norris y otro de Carroll acabaron por marcar la demolición anotadora sobre el perímetro con un 40-30 a falta de cuatro minutos para el descanso. Sólo Hunter parecía responder a la sangría amarilla. Hendrix se veía impotente sobre Savané, escenificado en un espectacular tapón en el ecuador del segundo periodo que desató la pasión entre el público del CID. Tampoco Ingles conseguía superar las ayudas de Carroll y Fernández se desquiciaba con la polivalencia de Augustine.

Fue en esos momentos cuando empezó a intensificarse la pizarra de Poch sobre el juego de Hendrix, que ya encontró acomodo ante la defensa local, provocando el tiempo muerto de Pedro Martínez cuando el electrónico marcaba un ajustado 46-43. Tras la reanudación, el Gran Canaria volvía a marcar las distancias con un inspirado Carroll, quien tras firmar 12 puntos en la primera parte sellaba la máxima diferencia (69-49) en las postrimerías del tercer cuarto.

No le salía nada al Granada. No encontraba la química entre sus exteriores y sus pívots y eso lo aprovecharon los pupilos de Pedro Martínez para recrearse con un contundente parcial de 31-10. En el desenlace final, Martínez dio rienda suelta a los teóricos suplentes para exhibirse ante su afición en los denominados “minutos de la basura”, instantes en los que reinó Sanders con 10 puntos y 2 triples.

Poco podía hacer el conjunto peninsular ante la anarquía reinante. Lo mejor para los hombres de Poch es que concluyera el choque lo antes posible para minimizar las heridas, que al final quedaron reflejadas con un arrollador 102-65, la mayor paliza de la temporada.

Gran Canaria 2014: Norris (14), Carroll (20), Savané (6), McDonald (15), Moran (3), equipo inicial, Augustine (14), Bellas (-), Fisher (8), Sanders (20), Kickert (2) y Alvarado (-).

CB Granada: Hunter (17), Ingles (12), Aguilar (6), Hendrix (19), Gianella (2), equipo inicial, Jesús Fernández (3), Rannikko (-), Gutiérrez (-), Jasen (6) y Jorge Fernández (-).

Árbitros: Martín Bertrán, Conde y Sánchez Monserrat.

Incidencias: 4.995 espectadores acudieron al Centro Insular de los Deportes para seguir este encuentro correspondiente a la quinta jornada de la Liga ACB.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *