" />
Sábado, 25 Marzo, 2017

El CB Granada da la cara pero se topa con las estrellas del Joventut



image_print

Al menos fue disputado. Es lo mínimo que se le podía pedir tras la debacle sufrida en Las Palmas. El CB Granada no sólo dio la cara ante uno de los ‘grandes’, el DKV Joventut, sino que tuvo opciones hasta el final, cuando Ingles lanzó uno de esos triples que suele anotar como si nada. Pudo haber sido una prórroga interesante, a la que el Cebé llegaba desde abajo, en su mejor momento, y el DKV caía en picado. Pero Ingles falló (78-83). ¡Cuánto sufrimiento! Fotos: Fermín Rodríguez

Desde luego hubo mejoras, pero siguen fallando algunos detalles básicos: las aportaciones del banquillo son muy pobres -Ranniko de momento no da para mucho más, Jasen pone la garra pero continúa con esas cosas que le hacen pasar de héroe a villano en la misma jugada, Jesús Fernández ni fu ni fa, a Juanpi no se le reconoce, y se acabó lo que se daba. Si Hendrix no está acertado -sólo 4 puntos- y se tiran al hierro -en el mejor de los casos- 11 penaltis desde la línea de tiros libres, pues… pasa lo que pasa.

En ‘casa’ el público es lo que parece hacerle tirar cuando las cosas se ponen complicadas -remar y remar para morir en la orilla, pensarán algunos-. El DKV pudo finiquitar el partido en el tercer cuarto, con ventajas de hasta 11 puntos (52-63) que derrochó tras el buen hacer defensivo del Cebé y varias acciones individuales en la canasta contraria, pero todo ello con la presión de la grada como banda sonora. La afición impidió que sus jugadores dejaran marchitar el encuentro antes de tiempo. La experiencia es un grado.

Los fallos defensivos del Cebé no son simples detalles, merecen mención aparte. Bogdanovic (18) hizo como, donde y cuando quiso, hasta la cocina sin compañía en muchos casos -Poch encontró la solución con Ingles, tarde-. Tucker fusiló la canasta a base de triples (26 puntos), muchos sin oposición. La presión a toda la cancha funcionó sólo a veces. Y todo ante un Joventut en el que todos sus jugadores (12) habían aportado al luminoso ya en el tercer cuarto -por los sólo siete del Cebé-.

Aún así aguantó el chaparrón, se mantuvo en el partido pese al chaparrón. Hunter sostuvo con sus manos un equipo que se tambaleaba. Sus 25 puntos se echaban de menos, lástima de su irregularidad.

Los árbitros, en cambio, sí fueron regulares en sus decisiones, severos con los unos y dando una segunda oportunidad a los de fuera. El público tiró de pañuelos para mostrar su descontento con el sector. Una técnica complicó las cosas, dos robos de balón, dos contraataques y un triple de Hunter dejaron las cosas en 75-77. El CB Granada logró ponerse por delante después de muchos minutos (78-77). El DKV anotó. Hunter falló un triple, a Jasen se le escapó de las manos un rebote que valía un partido. El DKV anotó. Ingles falló un triple. La ilusión dio paso en un momento a la frustración y al ¡siempre nos pasa lo mismo! Este año toca sufrir. Nadie dijo que fuera fácil. Es la mejor liga de Europa, y el CB Granada da la cara.

78 – CB Granada: Gianella (8), Hunter (25), Joe Ingles (10), Aguilar (13), Hendrix (4) -cinco inicial-, Juan Pedro Gutiérrez (4), Jesús Fernández (-), Rannikko (5) y Jasen (9).

83 – DKV Joventut: Valters (7), Tucker (26), Pere Tomás (4), Bogdanovic (18), Antonio Bueno (2) -cinco inicial-, Tripkovic (9), Franch (-), Hernández-Sonseca (2), Norel (9), Koffi (2), Eyenga (2) y Mario Fernández (2).

Parciales: 19-14 / 20-33 / 17-16 / 22-20

Árbitros: Redondo, Jiménez y Martínez Díez. Sin eliminados.

Incidencias: Partido disputado en el Palacio de los Deportes de Granada. Unos 6.500 espectadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *